padres de Schoenstatt

Publicado el 2022-04-20 In Alianza solidaria con Francisco

Charla de cinco Padres de Schoenstatt con el Papa Francisco

VATICANO, Cassio Leal •

Querido Padre Ailton, hace unas semanas, durante su visita a Roma y al Vaticano, usted y otros cuatro Padres de Schoenstatt de la Dilectio Patris Vivens ex Sion (Amor vivo del Padre de Sion) tuvieron la oportunidad de conocer personalmente al Papa Francisco. Seguro que fue un momento inolvidable y muy especial en su vida sacerdotal y que siempre llevará en su memoria y en su corazón. Por ello, nos gustaría saber cómo fue esta conversación con el Santo Padre.

Carta¿Cómo fue posible este encuentro? ¿Cómo llegaron al Papa?

P. Ailton: La reunión tuvo lugar el 8 de abril en la Casa Santa Marta. Antes, habíamos enviado dos correos electrónicos al Papa, a través de un sacerdote uruguayo que es el secretario personal del Santo Padre. Para mi sorpresa, recibí una nota de respuesta, escrita de puño y letra de Francisco, confirmando nuestro encuentro. Estuvieron presentes los padres de Schoenstatt Felipe Pérez y Gonzalo Illanes, de Chile, Matías Clavijo, de Argentina, Gonçalo Cravo, de Portugal y yo, de Brasil.

Fue un regalo de Dios a través de la generosidad y la humildad del Santo Padre. Esa misma semana, el miércoles, el padre Alexandre Awi consiguió colocarnos en primera fila para saludar al Papa en la audiencia general.

Cuando nos saludó, le dijimos: «Papa Francisco, somos los Padres de Schoenstatt…». Y él contestó: «Pero ustedes también vienen el viernes, ¿verdad?» Respondimos: «¡Por supuesto!».

Y el Santo Padre se disculpó diciendo: «Disculpen, es que su primer correo electrónico se perdió en un correo con otros documentos – y cuando vi el segundo correo, tuve tiempo de responder. Así pues, les saludo ahora y nos vemos de nuevo el viernes».

¿Cuánto duró esta reunión? ¿Superó sus expectativas?

P. Ailton: Estuvimos con el Santo Padre algo más de 50 minutos. Superó nuestras expectativas en muchos aspectos. En primer lugar, porque nos sentimos muy cómodos, nos reímos mucho con la naturalidad y el humor de Francisco, pero también tuvimos momentos de sabios consejos y peticiones del Papa para nosotros, los jóvenes sacerdotes.

Uno de los momentos más hermosos fue cuando el Papa colocó en nuestra Imagen Peregrina del curso una cruz similar a la que lleva como obispo de Roma.

¿Qué frases del Papa Francisco le han emocionado más?

P. Ailton: Personalmente, las frases que me emocionaron del Santo Padre fueron:

«Sé misericordioso, no tortures a la gente».

«Sean capaces de perdonarse a ustedes mismos, como perdonan a los demás».

«Por favor, hermanos, luchen especialmente contra los pecados de carácter angelical: la soberbia, el orgullo, la prepotencia y, sobre todo, muchachos, contra la cultura del chisme… El chisme ataca el quinto mandamiento -no matarás- porque mata a la otra persona en vida».

«Cuiden a los ancianos, estar con ellos es tocar la carne de Cristo… Cuiden a los ancianos del pueblo de Dios y especialmente a los sacerdotes ancianos».

Estas fueron algunas de las frases dichas por el Papa que nos impactaron. Hay otras dirigidas más al contexto de nuestro curso y al servicio ministerial.

encuentro

De la JUMAS São Bernardo al mundo. En algún momento de su vida, ¿imaginó alguna vez que viviría una experiencia tan extraordinaria?

Padre Ailton: En realidad, nunca pensé que viviría algo así. Estoy seguro de que fue una gracia de Dios para nuestro curso. Personalmente, creo que fue por la intercesión del Padre Pío, porque la respuesta al segundo correo electrónico la recibimos la misma semana que se envió.

Pensando en la misión de Schoenstatt para la Iglesia, ¿qué impulso o motivación toma de este encuentro con el Papa?

Padre Ailton: El impulso que me llevo de ver al Papa es ser testigo de un Santo Padre muy humano, alegre, humilde y con gestos de solidaridad con nosotros. Nos regaló libros y rosarios en nuestros idiomas. En otras palabras, Francisco me ha tocado al enseñarme que la profundidad del Evangelio se da en la sencillez…

Personalmente, en cuanto a Schoenstatt, tomo una palabra del Santo Padre de este encuentro: «SERVIR», trabajar en lo que venga, estar atentos y dar respuestas a las nuevas realidades que nos llegan. Lo traduzco siendo un movimiento que sale al encuentro de la gente.

Tras este tiempo de aprendizaje y formación en Europa, ¿cuáles son sus planes y proyectos a su regreso a Brasil? Cuéntenos un sueño que le gustaría cumplir.

P. Ailton: Mi sueño es seguir trabajando como padre de Schoenstatt y servir, dejándome guiar por Dios a través de lo que piensen mis hermanos y superiores en la comunidad, donde puedo hacer mi pequeña contribución -con esta pregunta, recordé que éste fue también uno de los temas que hablamos con el Santo Padre.

Pastoralmente, en estos casi 6 años de sacerdocio, siempre he sido feliz en las obras que Dios me ha confiado para realizar como sacerdote.

Padre Ailton Brito Alves, Padres de Schoenstatt – Brasil

collageperegina del curso

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.