Sinodo

Publicado el 2021-09-17 In Iglesia - Francisco - Movimientos, Sinodalidad

Ministerio y apostolado de la escucha

Por una Iglesia sinodal – reflexiones en alianza, Lena Castro Valente •

El 7 de septiembre se publicó el documento preparatorio de la XVI asamblea extraordinaria del próximo sínodo de los obispos, que tiene como tema “Por una Iglesia Sinodal: Comunión, Participación y Misión” y cuyo decálogo se puede y debe aplicar a la vida parroquial, a la vida de los movimientos – en nuestro caso de Schoenstatt –, y a nuestra vida personal en los diferentes ámbitos – familiar, laboral, escolar… – en los que nos desempeñemos, para poder “caminar juntos”, ayudando a construir una Iglesia sinodal profundamente enraizada e inculturada en la realidad humana del mundo en que vivimos. —

Del decálogo lo que más me tocó fue escuchar u oír tanto a Dios, “…lo oído en el corazón de Dios”, como escuchar al “otro”. Tal vez por la inmensa dificultad que encierra, por lo menos para mí, y por lo necesario que es para el camino en sinodalidad.

III. En la escucha de las Escrituras
El Espíritu de Dios, que ilumina y vivifica este “caminar juntos” de las Iglesias, es el mismo que actúa en la misión de Jesús, prometido a los Apóstoles y a las generaciones de los discípulos que escuchan la Palabra de Dios y la ponen en práctica. El Espíritu, según la promesa del Señor, no se limita a confirmar la continuidad del Evangelio de Jesús, sino que ilumina las profundidades siempre nuevas de su Revelación e inspira las decisiones necesarias para sostener el camino de la Iglesia (cf. Jn 14,25-26; 15,26-27; 16,12-15). (….)

La experiencia sinodal del caminar juntos, siguiendo las huellas del Señor y en la obediencia al Espíritu, podrá recibir una inspiración decisiva de la meditación de estos dos momentos de la Revelación.

Hambre de escuchar la Palabra de Dios – la alianza de amor en sentido vertical

“He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová”. (Amós 8,11)

Escuchamos a Dios a través de sus insinuaciones en los acontecimientos de nuestra vida, en la vida del mundo que nos rodea y en la Palabra de las Escrituras en las que Él se nos revela. Tener hambre y sed de oír la Palabra de Dios es fundamental para la construcción de una personalidad firme, recta, atenta y compasiva que quiera colocarse a disposición del “otro” para escucharlo. Esta escucha de Dios permite la “entrada” a una realidad sobrenatural que nos sobrepasa, pero que no es inalcanzable. Nos permite elevarnos “por encima” del mundo para comprenderlo mejor y amar más, aproximándonos así a la perspectiva de Dios. Es sintonizar las “antenas” del alma con la “frecuencia de onda” en la que Dios se hace “oír”. Exige fe, perseverancia y humildad. Si yo fuera capaz de “captar” a Dios y poner en práctica sus designios, también sería capaz de amar y comprender al “otro” y de llevarlo a vivir al corazón de Dios. Esto es un apostolado. Decía Víctor Hugo, el célebre escritor, en una carta a su hija Léopoldine: “Haz, hija mía, al rezar, un viaje por las miserias del mundo”, que podría interpretarse como “Lleva a todos al corazón de Dios”. Nosotros, los schoenstattianos, tenemos una “herramienta” fundamental que nos permite autoeducarnos en esta dimensión – la alianza de amor – que se percibe aquí en su vertiente vertical, o sea, expresa y asegura nuestra alianza con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

II. ESCUCHAR
La escucha es el primer paso, pero exige tener una mente y un corazón abiertos, sin prejuicios.

  • ¿Hacia quiénes se encuentra “en deuda de escucha” nuestra Iglesia particular?
  • ¿Cómo son escuchados los laicos, en particular los jóvenes y las mujeres?
  • ¿Cómo integramos las aportaciones de consagradas y consagrados?
  • ¿Qué espacio tiene la voz de las minorías, de los descartados y de los excluidos?
  • ¿Logramos identificar prejuicios y estereotipos que obstaculizan nuestra escucha?
  • ¿Cómo escuchamos el contexto social y cultural en que vivimos?

A la escucha del otro – la alianza de amor en el sentido horizontal

“Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse, porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios”. (Santiago 1, 19-20)

La escucha del “otro” solo es posible si se está realmente ligado a Dios, porque eso nos lleva a despojarnos de nuestro “yo”, con sus preconcepciones, su cosmovisión, su voluntad de imponerse, de “brillar”, procurando más sobresalir que valorar al que escuchamos. Escuchar es más que oír, exige la completa dedicación del que escucha hacia el escuchado, una dedicación completa al “otro”, como si nada más existiese en el mundo que el “otro” y sus vivencias. Escuchar sin juzgar, intentando entender al otro en sus diferentes dimensiones y circunstancias. Es intentar ser “transparentes de Dios”, usando para con el “otro” el amor de Dios, que abraza y está lleno de misericordia, que realza y ennoblece. Esto es un Ministerio. Alguien dice que existen cursos para aprender a hablar, pero ninguno para aprender a escuchar. En Schoenstatt, la alianza de amor, aquí entendida en el sentido horizontal, que nos lleva a hermanarnos con el “otro” en una dimensión de amor, no solo rechaza la exclusión por las diferencias, sino que lleva al ennoblecimiento de esas mismas diferencias. Es una excelente manera de hacer este “caminar juntos” en la construcción de una Iglesia sinodal y de un mundo más justo y equilibrado.

“Buscamos juntos los campos donde, desde la Alianza de Amor, queremos y deberemos actuar para que la alianza de amor no solo sea un mensaje que anunciamos, sino que se torne un modo de vida, renovándose así, no en su esencia, sino en sus proyecciones y aplicaciones”. (Conferencia 2014)

Si somos fieles a nuestra alianza de amor, entendida en sus dos dimensiones, y nos esforzamos por ponerla en práctica en todas las circunstancias de nuestra vida, ¡estaremos dando testimonio, cumpliendo la misión y caminando en sinodalidad!

 

Original: portugués, 15.9.2021. Traducción: Eduardo Shelley, Monterrey, México


Sínodo

Documento preparatorio para el sínodo sobre la sinodalidad

Documento en formato de libro

Página del sínodo sobre la sinodalidad (ES, IT, EN) 

 


Tomar la palabra

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.