Publicado el 2020-05-20 In Francisco - iniciativas y gestos, Iglesia - Francisco - Movimientos

Una semana y un año de celebraciones de la encíclica del Papa Francisco sobre el cuidado de nuestra casa común

DILEXIT ECCLESIAM, REDACCIÓN con material de www.laudatosiweek.org y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral•

Estamos en plena Semana Laudato si (16 al 24 de mayo), convocada por el Papa Francisco en marzo de este año para celebrar los cinco años de la publicación de Laudato si, una semana celebrada en todo el mundo con talleres, simposios, oraciones virtuales, apoyada por diócesis, medios de comunicación, movimientos e instituciones en todo el mundo, y que culminará el domingo 24 de mayo a mediodía con un momento de oración colectiva. Católicos de todo el mundo estaremos unidos espiritualmente porque “todo está conectado”. Una frase que para schoenstattianos suena al pensar, vivir y amar orgánico, tan importante para el P. Kentenich. —

Acceder a la encíclica Laudato si

Aunque Schoenstatt no aparece ni internacional ni nacionalmente entre los muchos colaboradores que se encuentran en la página creada para esta semana   – Movimiento Católico Global por el Clima (GCCM), CIDSE,  Renova+,  la red Cáritas como facilitadores y Regnum Christi, Focolares, Jesuitas, Radio María, Religión Digital, Pax Christi, Signis, Misereor y muchísimos más como colaboradores – da alegría encontrar a CLADEES, el Centro Latinoamericano de Evangelización Social, una iniciativa de los movimientos Palabra de Dios, Focolare y Schoenstatt en Argentina, con su jornada el 23 de mayo. Pero no solo eso. En Costa Rica, motivados por la Comisión Laudato Si del Movimiento, están en plena campaña para reemplazar las lámparas en su nueva Casa del Movimiento por bombillas led que son de menor consumo. Con “rosas virtuales” para la Mater en este mes de mayo se pagarán los gastos para la iluminación más ecológica. Muchos schoenstattianos se alegran por la Semana Laudato Si, comparten la oración y materiales o nos hablan de sus iniciativas personales.

En medio de una pandemia

El quinto aniversario de la encíclica llega en medio de otro momento decisivo – una pandemia – y el mensaje de Laudato si es tan profético hoy como lo fue en 2015. La encíclica puede, en efecto, proporcionar una brújula moral y espiritual para el camino hacia la creación de un mundo más solidario, fraterno, pacífico y sostenible. Tenemos, de hecho, una oportunidad única de transformar los actuales gemidos y dolores de parto en los dolores de parto de una nueva forma de vivir juntos, unidos en el amor, la compasión y la solidaridad, y una relación más armoniosa con el mundo natural, nuestro hogar común. Verdaderamente, el COVID-19 ha dejado claro lo profundamente interconectados e interdependientes que somos todos. Al comenzar a vislumbrar un mundo post-COVID, necesitamos sobre todo un enfoque integral ya que «todo está estrechamente interrelacionado y los problemas actuales exigen una visión capaz de tener en cuenta todos los aspectos de la crisis mundial» (LS, 137).

Un tiempo de «jubileo» para la Tierra, y para la humanidad, y para todas las criaturas de Dios

El Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral se complace en anunciar un Año Aniversario Especial Laudato Si del 24 de mayo de 2020 al 24 de mayo de 2021. Esperamos, se lee en la página del Dicasterio,  que el año de aniversario y la década siguiente sean, en efecto, un tiempo de gracia, una verdadera experiencia de Kairós y un tiempo de «jubileo» para la Tierra, y para la humanidad, y para todas las criaturas de Dios. El año del aniversario se abre con la Semana de Laudato Si’ 2020, y se procederá con varias iniciativas, realizadas en asociación y con un claro énfasis en la «conversión ecológica» en «acción». Invitamos a todos a unirse a nosotros. La urgencia de la situación exige respuestas inmediatas, holísticas y unificadas a todos los niveles: local, regional, nacional e internacional. Necesitamos, sobre todo, «un movimiento popular» desde abajo, una alianza de todas las personas de buena voluntad. Como nos recuerda el Papa Francisco, «Todos podemos cooperar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno de acuerdo con su propia cultura, experiencia, participación y talentos». (LS, 14).

El año especial terminará en 2021, pero tiene como objetivo proponer un compromiso público común hacia la «sostenibilidad total» a alcanzar en 7 años. Muchos actores están involucrados: familias, diócesis, órdenes religiosas, universidades, escuelas, movimientos, estructuras de salud y el mundo de los negocios, con especial atención a las empresas agrícolas.

Materiales y noticias en abundancia en la página

La página  laudatosiweek.org ofrece abundante material e invita concretamente a unirse, un calendario de actividades, talleres, simposios, horas de oración, recursos de los colaboradores de la Semana Laudato Si, como también logotipos, fotos, diseños para uso libre y por supuesto noticias de la Semana Laudato Si en muchas diócesis, movimientos y asociaciones.

Por ejemplo:

En África Oriental, el Hno. Benedict Ayodi ha visto «inundaciones no estacionales y el histórico brote de langostas que se han agravado por el cambio climático. Encontramos esperanza en nuestra espiritualidad durante estos tiempos de prueba». El obispo presidente de la Conferencia Episcopal de África Oriental plantó un árbol en un jardín público con motivo de la Semana Laudato Si, en un espíritu de solidaridad con los habitantes de toda la región.

En Filipinas, las comunidades fueron devastadas por el tifón del fin de semana pasado. La directora de campañas del MCMC, Cheryl Dugan, dice que «estamos en el punto crítico del cambio climático y de un sistema de salud deficiente». Nuestra espiritualidad es lo que nos da esperanza y nos levanta». La Federación de Conferencias Episcopales Asiáticas está animando a los fieles a encontrar juntos esperanza enviando mensajes de WhatsApp para participar en la Semana Laudato Si.

En esta Semana Laudato Si, del 16 al 24 de mayo, el Foro Jesuita para la Fe y Justicia Social de Canadá invita a los católicos a tomarse también un tiempo para escucharse unos a otros. La organización, con sede en Toronto, ha preparado dos recursos que ayudarán a los católicos a crecer en su fe y a estudiar Laudato Si, que hace un llamado a todas las personas a “escuchar el clamor de la tierra y el clamor de los pobres” y a cuidar mejor la creación.

Victoria Blanco, la directora administrativa y de programas del foro, animó a usar los recursos en pequeños grupos para analizar cómo pueden ayudar a crear un futuro mejor. “Este es el momento adecuado para mirar este documento y reflexionar sobre nuestra fe y lo que significa cuidar nuestra casa común y así avanzar hacia una recuperación justa”, dijo Blanco.

El cuidado de nuestra casa común” es una guía de nueve secciones que brinda la oportunidad de profundizar en grupos pequeños sobre los temas de la encíclica del Papa Francisco que está transformando el mundo. Alentamos a estos grupos a entablar una conversación personal utilizando la guía, dijo Blanco. Invitó también a los participantes a compartir las experiencias de vida que les movieron a cuidar de la creación a fin de que puedan conocerse mutuamente a un nivel más profundo. “Una de las cosas más importantes que se pueden hacer para luchar contra el cambio climático es hablar sobre ello”, dijo. Blanco animó especialmente a los grupos a destinar tiempo a la práctica de la escucha activa. “Es importante no pensar en tus respuestas antes de que sea tu turno”, dijo. “No es un debate o una discusión […] escuchar es el verbo fundamental que queremos enfatizar”.

 

Oración por nuestra tierra

Dios omnipotente,
que estás presente en todo el universo
y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza.
Inúndanos de paz,
para que vivamos como hermanos y hermanas
sin dañar a nadie.
Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar
a los abandonados y olvidados de esta tierra
que tanto valen a tus ojos
Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo
y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción
Toca los corazones
de los que buscan solo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra.
Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos
con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.
Gracias porque estás con nosotros todos los días.
Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

Prayer ES

Activities ES

Coronavirus ES

Updates about Laudato Si’ Week ES

Resources ES

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *