Publicado el 8. marzo 2020 In Francisco - Mensaje, Iglesia - Francisco - Movimientos

Hay un China más allá del Coronavirus

RECEMOS CON EL PAPA FRANCISCO, mfi •

Sea una búsqueda de Google o un diálogo entre colegas, se dice China y se encuentra el tema del Coronavirus, se dice Covid 19 y se piensa en China, lugar donde se originó el brote de esta enfermedad que tanto miedo y hasta pánico provoca. Se dice China y se habla de la parálisis de producción de empresas chinas por el Coronavirus, con consecuencias graves para la industria electrónica y automotriz en Europa y América.  China – ahora también el Papa Francisco habla de China, pero no del Coronavirus, sino de los cristianos… —

En el “Video del Papa”, que mes por mes transmite la intención universal de oración del Papa, él centra su mensaje en la comunidad cristiana en China, donde “la Iglesia mira hacia adelante con esperanza”. En esta ocasión, el Santo Padre nos pide rezar por los católicos de este país para que “perseveren en la fidelidad al Evangelio y crezcan en unidad”.

 

Desde la década de 1970, China ha visto un crecimiento significativo del cristianismo. En 2010, el Centro de Investigación Pew estimó que había 67 millones de cristianos en China, aproximadamente el 5% de la población total. Otros estiman que esta cifra se acerca —según una actualización del 2018— a los cien millones. Dicho crecimiento muestra cómo esta nación sigue siendo una tierra fértil para cada vez más familias que creen en Jesucristo y su promesa, y que con gestos de servicio dan cuenta del Reino de Dios. La importante Carta de Benedicto XVI a los católicos chinos en mayo de 2007 y el mensaje del Papa Francisco a los “católicos chinos y a la Iglesia universal” de septiembre 2018, en el cual él mismo presentó el Acuerdo Interino firmado entre la Santa Sede y el representante de la República popular de China, son pasos que se han dado en un camino hacia la recuperación de la unidad de la Iglesia en China. “Es normal que un camino así sea largo, difícil y lleno de malentendidos – el Evangelio está lleno de malentendidos – por eso hay que rezar, pues el Señor, Creador del Cielo y de la Tierra, transforma el corazón en la oración y ayuda a la reconciliación”.

En alianza solidaria con Francisco, recemos con él por los cristianos en China y difundamos el video y la intención de oración que nos hace parte de una iglesia universal solidaria.

Y por supuesto, haremos nuestra también la oración con la que Francisco pide por todos los afectados del Coronavirus:

Deseo también expresar mi cercanía y rezar por las personas enfermas a causa del virus que se ha difundido en China. El Señor acoja a los difuntos en Su paz, conforte a las familias y sostenga el gran compromiso de la comunidad china, ya puesto en práctica, para combatir la epidemia.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *