Publicado el 2020-02-28 In Dilexit ecclesiam, Iglesia - Francisco - Movimientos

Historias del Congreso nacional de Laicos “Pueblo de Dios en salida” y una sorpresa

ESPAÑA, Paz Leiva •

Al Congreso nacional de Laicos pudimos asistir 15 schoenstattianos, gracias al buen hacer y a la perseverancia de Susana Arregui, de la Rama de Madres, y a Manuel Carrasco, de la Liga de Familias. Ambos llevan muchos años trabajando en instancias eclesiales sin ningún respaldo y poco apoyo. No obstante, consiguieron más plazas para participar, de las que en principio correspondían. Tres personas de la Federación de Familias coincidimos con Manuel en la Jornada de Apostolado seglar y él nos animó a participar en el Congreso. Nos contagió su entusiasmo. —

Desde aquí mi agradecimiento a Susana y a Manuel por su fidelidad.

Cuento todo lo anterior para que se entienda que el Movimiento Apostólico de Schoenstatt es poco conocido en España.

Los quince asistentes representantes de Schoenstatt elegimos itinerarios diferentes y distintas líneas temáticas, para poder participar en todos los campos posibles y luego contar nuestras experiencias.

Yo elegí por la mañana del sábado, el itinerario 4, PRESENCIA EN LA VIDA PÚBLICA, línea temática “Cómo crear pensamiento transformador”.

Primero una ponencia marco, su título: “Profetas 3.0”, común para todo el itinerario elegido. Proponía el conferenciante “sanar personas, cuidar vínculos y tender puentes…nuestra postura debe ser crítica y necesitamos una comunidad…”, proponía ilusión frente a la fatiga de las democracias. Habló de “cultura del encuentro” y animó a tomarse en serio la formación y a ser conscientes de la novedad del mensaje que llevamos.

Tras la ponencia, pasábamos en grupos de unas veinticinco personas a las salas de testimonios e intercambio.

El Movimiento Comunión y Liberación presentó su “Encuentro Madrid”, un evento que organizan anualmente, con un tema diferente y abierto a todos. El próximo Encuentro Madrid 2020 tratará el tema de la Confianza. Los schoenstattianos podríamos haber presentado el “Día del Santuario”, muy similar al proyecto “Encuentro”, pero no habíamos participado en los dos años de preparación del Congreso.

… pero no habíamos participado en los dos años de preparación del Congreso.

Las Comunidades de Vida Cristiana presentaron un proyecto de diálogo cívico “Discernimiento para la reconciliación” entre sociedades complejas, diálogo desde la diversidad para transformar conflictos (incluso bélicos) – no por consenso, donde todos ceden y el conflicto aflora con más fuerza en las siguientes generaciones – descubriendo lo que une y no lo que separa. No solucionan conflictos, los transforman siguiendo el paradigma pedagógico de san Ignacio. Los schoenstattianos podríamos haber presentado una ponencia breve sobre la pedagogía de las vinculaciones, pero no habíamos participado en los dos años de preparación del Congreso.

La puesta en común giraba en torno a tres aspectos: actitudes que se deben superar, procesos que se deben favorecer y proyectos que se pueden impulsar. Fue curioso constatar la cantidad de proyectos que hay en marcha y lo poco que sabemos unos de otros. Constatar también que hay muchos carismas y muchas maneras de hacer bien las cosas.

Acompañamiento de los acompañantes

Por la tarde itinerario 2, ACOMPAÑAMIENTO, línea temática “Acompañamiento de los acompañantes”

La ponencia marco dejó claro qué es y qué no es acompañar. Qué es el acompañamiento para discernir, cómo se sale al encuentro del otro y cómo hay que formarse para canalizar nuestras energías y salir a anunciar la Vida, como Juan Bautista.

Las dos presentaciones que siguieron fueron una pastoral de acompañamiento espiritual de los Seminarios Ruaj: crecer en el arte, ciencia y pedagogía de acompañar, “acoger la VIDA, acompañando la vida cotidiana”. Es una formación muy exigente que dura dos años.  Los schoenstattianos podríamos haber presentado una ponencia breve sobre la Academia de Familias, pero no habíamos participado en los dos años de preparación del Congreso.

“¿Apostólico de qué?”

La segunda presentación fue la “Escuela de acompañamiento de jóvenes” de la Diócesis de Ciudad Real. Digno de admirar, con pocos medios, tres libros y mucho entusiasmo y respeto por la vida ajena, entre muy pocas personas han llegado a todos los pueblos de la provincia.  Los schoenstattianos podríamos haber presentado una ponencia breve sobre “la vida se enciende en la vida” o “el educador educado”, pero no habíamos participado en los dos años de preparación del Congreso.

En la puesta en común, como en el itinerario de la mañana, nos presentamos brevemente diciendo nombre y comunidad de procedencia. “Me llamo Paz y vengo del Movimiento apostólico de Schoenstatt”. “¿Apostólico de qué?”, preguntaron a coro casi todos los miembros del grupo, incluido el moderador. “¡Virgen santísima!”, pensé para mi…y es que los schoenstattianos no habíamos participado en los dos años de preparación del Congreso.

Pues es que queremos construir un santuario en el sur …

Durante la Jornada de Apostolado Seglar habíamos hablado con Manuel Carrasco de proponer un proyecto para acompañar a párrocos que se encuentran solos, bien porque están en la “España vaciada”, en el medio rural o porque están en las iglesias vacías de algunos barrios de grandes ciudades. La idea fue muy bien acogida, especialmente por el obispo de Murcia, presente en el grupo. Hubo bromas, risas y buen ambiente.

Al terminar la reunión, oí detrás de mí una voz: “yo quiero hablar contigo”, “ahora me va a pedir que le cuente lo de ¿apostólico de qué?, vamos a ver qué quiere este cura”. Aquí vino una gran sorpresa. “Soy Jaime, párroco de Parla (una población al sur de Madrid). Estoy en contacto con Ambrosio Arizu, del primer curso de Federación de Familias. ¿Tú de dónde eres?” – “Yo del segundo curso” – “Pues es que queremos construir un santuario en el sur y el obispo está de acuerdo. Realmente lo que queremos es vivir la Alianza de Amor.” ¡Había una persona que si nos conocía!

Contenta de haber conocido tantas iniciativas y tantos proyectos diferentes, avergonzada por no haber participado en los dos años de preparación del Congreso, dolida porque ni siquiera se sabían el nombre raro y difícil de pronunciar de mi Movimiento, resulta que entre los 2000 participantes me encuentro a uno que está enamorado de lo mismo que yo.

Unos días después, el 18, e invitados por el primer curso de Federación de Familias asistimos a una misa en una de las parroquias de Parla, la del padre Jaime. Fue él quien predicó, explicándoles a sus feligreses qué es Schoenstatt, qué hace la Virgen desde el santuario y por qué los schoenstattianos se reúnen los 18 para renovar su Alianza de Amor.

En la preparación del Congreso no había schoenstattianos, pero en Parla hay unos cuantos “schoenstattianos en salida”, junto a Ambrosio Arizu.

 

Fotos: Juan Zaforas y Cuenta de Twitter del Congreso de Laicos

Mi crónica y conclusiones del Congreso de laicos

Primeras impresiones del Congreso nacional de Laicos “Pueblo de Dios en salida”

 

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Responses

  1. Excelente crónica y oportuna mala baba, reiterada y certera.
    Me quito el cráneo (Valle-Inclan dixit) ante semejante alocución, que constituye un adecuado e higiénico revulsivo para todas nuestras blandas, apocadas y exquisitas conciencias.
    En estos tiempos de traición y cobardía viene bien darse cuenta que tenemos encima ese escenario distópico que tan diligentemente nos preparan los anticristos de hogaño.😱

  2. Yo tuve la suerte de participar en el Congreso de Laicos y de asistir a la Eucaristía del día 18 en Parla y conocer al P. Jaime y sobre todo escuchar como en su homiliía explicaba la Alianza de Amor, los origenes de Schoenstatt o el proyecto de construir un Santuario de Schoenstatt en el sur de Madrid. Fue impresionante, efectivamente está enamorado de la Mater, del Santuario, de la Alianza… y con su fuerza, la de sus feligreses y por supuesto con l impulso de Ambrosio y Maureen, Barbara y Eduardo, Sole y Cesar, todos ellos del primer curso de la Federación de Familias y con todos aquellos que nos queramos sumar, podemos estar seguros de que la Mater se querrá instalar en esta zona de Madrid y desde allí regalarnos sus gracias. Ahora necesitamos mucha oración y capital de gracias para que la corriente de vida que se genere sea tal que la Mater no pueda decir que no y ayude a vencer todas las barreras y dificultades que esperan por delante. Os invitamos a todos a rezar dese ya por este Santuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *