Publicado el 3. noviembre 2018 In Iglesia - Francisco - Movimientos

“Ella es mi mamá: Encuentros del Papa Francisco con María”. El libro del P. Alexandre Awi Mello ahora también en italiano

ITALIA, Pamela Fabiano  •

El 18 de octubre, una fecha no casual, como cualquier schoenstattiano sabe, fue elegida para la publicación del libro del P. Alexandre Awi Mello: “È mia Madre: Incontri con Maria” (Editorial Città Nuova, pp. 320, 22 euros). —

Es un libro especial, ya publicado en español (Editorial Patris, Argentina, 2014), portugués (2014) y alemán (2016), fruto del diálogo entre el autor y el Papa Francisco, en los días posteriores a la Navidad del 2013. El Santo Padre cuenta la historia de su vida y de cómo la Virgen siempre ha estado presente en cada uno de sus días, gestos y acción pastoral. Un diálogo sencillo, amistoso y profundo, en el cual Bergoglio se revela inédito, tierno y a veces conmovido. El autor nos invita a hacer un viaje a través del corazón y los pensamientos marianos del Santo Padre.

El autor y el Papa

El P. Alexandre Awi Mello es sacerdote de Schoenstatt, mariólogo y exdirector del Movimiento de Schoenstatt en Brasil. Pudo reunirse con el cardenal Bergoglio en varias ocasiones, como cuando fue secretario durante la asamblea general de los obispos del CELAM en Aparecida, en 2007, y durante la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro en 2013. Esta cercanía y confianza se han consolidado en el tiempo, y en la actualidad el P. Alexandre trabaja en Roma como secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y en estos día participa en el sínodo de los obispos sobre los jóvenes, como miembro de la comisión para la redacción del documento final.

El libro, escribió el Papa en una carta de agradecimiento al P. Alexandre, está escrito con el corazón. “Estoy feliz de que mi testimonio sirviera para alabar a nuestra Madre”. El testimonio del Papa revela una relación indisoluble, filial con la Santísima Virgen, hecha de encuentros y miradas profundas de ternura y amor.

Durante el diálogo con el Papa, Awi Mello – escribe el teólogo argentino Carlos María Galli, autor del prólogo – descubre que “para Francisco lo más importante es la fe mariana del santo pueblo fiel a Dios”, que nos enseña a amar a María más allá de la reflexión teológica. Como hijo y miembro, como cualquier otro, del pueblo de Dios, Bergoglio – Francisco – participa del sensus fidei fidelium (sentido de la fe de los fieles) y se identifica con la profunda piedad mariana del pueblo cristiano. Durante la conversación, el P. Awi descubre las raíces vitales del afecto papal del Santo Padre por la Virgen, madurado en el seno de su familia y de su formación salesiana”.

En el corazón mariano de Francisco

A partir de una entrevista personal concedida al autor, Francisco describe sus reuniones con la Virgen, desde su infancia hasta su misión actual como obispo de Roma. Habla sobre sus oraciones y devociones marianas preferidas, la importancia de los santuarios marianos, el valor de la piedad popular, el papel de las mujeres y de María en la Iglesia, así como otros temas actuales.

Francisco habla de su devoción a la Virgen, nacida desde que era muy pequeño, con su familia y gracias a su abuela, de cómo siempre se dirigió a María en los momentos difíciles, de su compromiso con las peregrinaciones marianas, con jóvenes, al santuario de Nuestra Señora de Lujan. “Cuando era obispo, le dijo a Awi Mello, siempre que había un problema, yo iba allí…”. Cuando lo veían venir, agregó, sonriendo, los sacerdotes del santuario decían: “Aquí está el obispo ¡algo grande debe haber sucedido!”. Pero Bergoglio no solo acudía a la Virgen a pedir ayuda, sino también a llevar flores el día en que la Iglesia celebra la solemnidad de María Auxiliadora. “Cada 24 de mayo – recuerda el Papa – le llevaba algunas flores. Así fue como la Virgen entró cada vez más en mi corazón”. E incluso hoy, cada vez que emprende un viaje, el Santo Padre lleva flores a la Virgen Salus Populi Romani en Santa María la Mayor.

María, la madre de los pobres, los desamparados, los necesitados, los marginados, es el ancla en la que confía Francisco. Invita a todos a confiar, porque, como dijo en el Santuario de Aparecida, “donde hay una cruz para llevar, siempre está ella, la Madre, junto a nosotros”. Confiar en María, en su acción de intercesión con el Hijo, para vivir una cultura de proximidad al otro en la vida cotidiana. Una enseñanza que evoca palabras y obras de nuestro fundador, el P. Kentenich, y nos viene a la mente la imagen de la Cruz de la Unidad.

Un impulso para el Movimiento

El libro “Ella es mi mamá: Encuentros del Papa Francisco con María”, también nos dice mucho sobre la relación espontánea y familiar del Santo Padre con la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt. El Papa Francisco conoce y recita usualmente “Nos cum prole pia…” y mantiene en su mesita de noche la imagen de la Mater que le dio, precisamente, el P. Awi Mello. El retrato del Santo Padre que aparece en este libro, tan hermoso de leer, es el de un hombre cuya vida está íntimamente relacionada con la de María, y cada schoenstattiano, con la Alianza de Amor, puede comprender lo que esto significa.

Para Schoenstatt es un certificado de amistad, por supuesto, pero también un motivo que nos impulsa a vivir el carisma del Movimiento, el amor a María y a la Iglesia con un compromiso renovado y a ser más misioneros para la difusión concreta entre la gente de una cultura de alianza a través de la cual vivir plenamente el cristianismo.

Para comprar el libro en italiano

Original: 18/10/2018, italiano. Traducción: Ana María Ghiggi, Santa Fe, Argentina/es

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *