Publicado el 4. junio 2017 In Alianza solidaria con Francisco, Iglesia - Francisco - Movimientos

Que el Espíritu done paz al mundo entero…

RECEMOS CON EL PAPA FRANCISCO – EN JUNIO •

“Que el Espíritu done paz al mundo entero, cure las llagas de la guerra y del terrorismo, que también esta noche, en Londres, ha afectado a civiles inocentes: oremos por las víctimas y sus familiares”.

Con estas palabras, el Papa Francisco este Pentecostés pidió a toda la iglesia universal unirse a sus oraciones por la paz y por las víctimas de los atentados en vísperas de Pentecostés en Londres.

¿De nuevo un hashtag #prayforLondon?

Cuando aun estamos con Manchester, Paris y Berlín, y cuando a veces corremos peligro de olvidar a Bagdad, Manila y Kabul que sufrieron ataques mortales o los cientos y cientos de muertos de cólera en Yemen y los niños que mueren de hambre en Somalia, Sudan y tantos países mas…

«Cada nuevo drama que sucede en la historia del mundo se convierte en el escenario para una posible buena noticia, desde el momento en que el amor logra encontrar siempre el camino de la proximidad y suscita corazones capaces de conmoverse, rostros capaces de no desmoronarse, manos listas para construir”, escribe el Papa en el Mensaje para las comunicaciones sociales de 2017, nos recuerda el P. Guillermo Ortiz SJ, de Radio Vaticano.

Y ¿cómo es que un drama puede ser escenario de una buena noticia?, podemos preguntarle.

Y Francisco, después de haber dicho que es necesario quitar el protagonismo al mal que desespera y mete miedo, invitándonos a dar buenas noticias que generen confianza y esperanza, explicó que Jesús mismo es Buena Noticia, aunque su vida no esté carente de sufrimiento, porque “Dios asume, en su Hijo amado, toda nuestra debilidad hasta morir como nosotros. En Él también las tinieblas y la muerte se hacen lugar de comunión con la Luz y la Vida”. Antes el Papa ha hablado ya de la resurrección, lo repite con otras palabras y afirma: “Bajo esta luz, cada nuevo drama que sucede en la historia del mundo se convierte también en el escenario para una posible buena noticia, desde el momento en que el amor logra encontrar siempre el camino de la proximidad y suscita corazones capaces de conmoverse, rostros capaces de no desmoronarse, manos listas para construir”

Los médicos que en Kabul, Bagdad, Aleppo, Manila, Londres… corren para  ayudar a las víctimas, olvidando su cansancio e incluso el peligro, son buena noticia. Los héroes silenciosos de Manchester como aquel hombre sin techo que corrió a ayudar a niños y adolescentes heridos; aquella señora que confortaba los niños y les llevaba a un hotel cercano, los taxistas que ofrecieron viajes gratis a las victimas jóvenes y los que anoche abrieron sus casas a gente varada en Londres: son buena noticia.

Una iglesia que este Pentecostés y durante todo el mes se une en oración por las víctimas de violencia, terror y guerra, es buena noticia.

Un Schoenstatt que abre sus Santuarios al grito desesperado de las víctimas de guerra y violencia, de hambre e injusticia,  y que  llena las tinajas con aportes al capital de gracias por ellos, también lo es.

 

BENDECIDO PENTECOSTES EN ALIANZA SOLIDARIA CON EL PAPA FRANCISCO Y CON LOS HOMBRES QUE SUFREN.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,