Publicado el 2015-12-24 In Francisco - Mensaje, Iglesia - Francisco - Movimientos

Francisco, premio Carlomagno 2016 por su contribución al proyecto de unidad europeo

FRANCISCO EN EUROPA •

El papa Francisco será distinguido con el premio Carlomagno 2016 por su contribución al proyecto de unidad europeo, según anunciaron hoy la ciudad de Aquisgrán y el directorio que otorga el premio desde 1950.

«En estos tiempos, en los que muchos ciudadanos y ciudadanas de Europa buscan orientación, Su Santidad el papa Francisco ofrece un mensaje de esperanza y de aliento», según la organización del premio.

El Papa es «una voz de la conciencia» que aboga por que el hombre sea el centro de la política, según al organización. Destacan cómo Francisco recuerda que Europa «tiene una obligación con la paz, la libertad, la justicia, la democracia y la solidaridad».

El portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que el pontífice argentino acepta el premio, «pero de manera del todo excepcional», de esta institución con sede en Aquisgrán (oeste de Alemania) que se lo concedió por su contribución a la unidad europea.

Lombardi explicó que su decisión de aceptarlo es sobre todo en nombre «de la paz y por quien se compromete por la paz en Europa y en el mundo, en este momento» en el que se habla «de una guerra mundial a trozos».

«Recibo este premio para dedicarlo a Europa como gesto para animar a trabajar por la paz», son las palabras que refirió el papa al portavoz.

La ceremonia de entrega de la medalla no tendrá lugar en la ciudad alemana de Aquisgrán, como es la costumbre, sino en Roma. Aún no hay fecha para el acto.

Francisco pronunció el año pasado un discurso ante el Parlamento europeo en el que defendió que la Europa unificada no gire en torno a la economía. Llamó a la solidaridad con los pobres y con los ancianos.

Acusó a los europeos de dar «una impresión de cansancio, de envejecimiento y de escasa fertilidad», según recordó hoy la dirección del Premio.

Francisco será en 58 premiado con la distinción alemana, que lleva el nombre del rey y emperador que unificó Europa occidental en la alta Edad Media (747/48-814).

En una declaración divulgada este miércoles en Radio Vaticana, el Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, recordó que el Papa Francisco “nunca ha aceptado premios ni condecoraciones”; sin embargo, en esta ocasión decidió recibirlo. «Un hecho del todo excepcional y nos podemos preguntar el por qué lo haya aceptado”, indicó.

“Se lo he preguntado y él me ha respondido que este es un premio para la paz y él en este tiempo en el que somos testigos de estos graves riesgos por la paz en el mundo – habla a menudo también de la Tercera guerra mundial- considera que hablar de la paz, alentar a actuar por la paz, sea fundamental”.

Es decir, “el Papa interpreta este premio no tanto como algo otorgado a él mismo para honrarlo, sino como la ocasión de un nuevo mensaje de compromiso por la paz, dedicado y dirigido a toda Europa que es un continente que debe construir y continuar a construir la paz en su interior y ser activo, tener un gran papel por la paz en el mundo. Por lo tanto un premio para la paz, una ocasión de oración para la paz, todos juntos, el Papa con todos los pueblos y las personas de buena voluntad que manifiesta el aliento, el deseo, el compromiso de construir la paz en el continente y también en todo el mundo”.

El vocero vaticano también destacó que “el primer Papa no europeo del tiempo moderno recibe un gran premio europeo. Esto porque con su gran discurso en Estrasburgo que todos recordamos, él ha sabido ya entonces dirigirse a Europa”.

“El Papa ha sabido relanzar los horizontes más sólidos, más profundos, más bellos, de valores: el respeto de la persona humana, el compromiso por la solidaridad con todos los pueblos, la construcción de la paz…  Los grandes valores sobre los que nace la idea de Europa y debe renacer y debe continuar a ser actual y viva y capaz de dar una contribución rica también de perspectiva ideal para la humanidad entera”.

“Un Papa que mira a Europa con conciencia también desde el exterior de Europa, en un horizonte de carácter global, es capaz, tiene la autoridad de recordar a Europa su vocación más profunda y más importante, y de alentarla a no tener miedo, a no desanimarse, para continuar a proponer estos ideales a la humanidad entera, con su riqueza de recursos de inteligencia, de historia, de cultura que deben seguir siendo utilizados por el bien de la entera humanidad”, indicó.

Fuentes: RD, ACI

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.