Publicado el 6. enero 2016 In schoenstattianos en red

Why not desde Seattle?

ESTADOS UNIDOS, por Pablo Luis D’Amico, un argentino que vive en Seattle, Estados Unidos •

Conocí Schoenstatt hace varios años (estando todavía de novio), cuando la mamá de Laura, mi mujer, contando de sus diálogos con el P. Esteban Uriburu nos invitó a rezar un Rosario en Nuevo Schoenstatt, Florencio Varela…

Pasaron los años, nos casamos y llegó Celina (nuestra hija de ahora 15 años) y nuevamente por medio de la parroquia Santa Catalina (en pleno centro porteño: el P. Rafael Braun, año 2007)…, aparece otra vez Schoenstatt y la invitación para colaborar en la Campaña de la Virgen Peregrina en los lugares de trabajo del macro y microcentro … y de ahí en adelante, no se detuvo la conexión con esta espiritualidad, … luego siguió el P. Guillermo Carmona en Confidentia (calle Riobamba), las visitas a ermitas y santuarios del interior, etc. etc. …

El día comienza con un mate y con schoenstatt.org

Desde entonces, cada mañana desde el “home office”, la oficina en Buenos Aires o visitando el campo para mis reuniones con apicultores, abro schoenstatt.org (siempre con un infaltable mate de compañero) para comenzar mi día y recibir toda su amplia oferta (historias en común, santuarios en todo el mundo para conocer y algo especial que seguramente nos está diciendo nuestro querido Francisco)… en mi caso, todo junto es como conversar con el Señor

En Seattle: con mate y Schoenstatt.org

Y ahora (como buen peregrino que soy) nos hemos venido con mi familia a explorar un nuevo camino: vivir tres años en Seattle (EEUU)… por supuesto, sin perder la sana costumbre de cada primera hora de la mañana, y por que no (Why not…?) buscar nuevas alianzas y encuentros en esta cultura diferente para que pueda haber nuevos “schoen” (bello) y “statt” (lugar) en esta tierra.

La misión ya esta imaginada… ahora ¡que el Señor haga el resto!

20160105_153436

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,