madrugadores

Publicado el 2022-09-08 In Madrugadores

La distancia… ¿Es un problema para el crecimiento espiritual?

ARGENTINA, Juan Barbosa • 

La impensada situación de encierro que vivió el mundo dio lugar a nuevas herramientas que han llegado… ¡para quedarse! Años atrás, nunca se nos hubiera ocurrido que personas de distintas provincias de un país, e incluso con otras de otro país, pudieran compartir un espacio de crecimiento. Gracias a esa dura experiencia el mundo entendió que no hay barreras para crecer en cualquier ámbito. ¡Y mucho menos en el espiritual! —

Medios ascéticos a disposición del mundo entero        

Bien sabemos que el Movimiento Apostólico de Schoenstatt cuenta con muchos elementos que ayudan a las personas a crecer en su autoconocimiento y en su formación, espacios en los que crecer se vuelve un imperativo para alcanzar la felicidad. Uno de ellos es el conocimiento del ideal personal, aquella idea dilecta que el buen Padre Dios pensó para cada uno al crearlo y destinarlo a este mundo. Una ideal de amor y de colaboración con su maravillosa obra.

Intentar descubrir ese lema que acompañará a la persona impregnándola de felicidad y de fuerzas para la lucha diaria, es lo que la plenificará en su vida terrenal.

Salir de la forma tradicional     

Para ello, Schoenstatt cuenta con formadores de primer nivel que, sin duda, aportan todo lo necesario para trabajar en el interior de la persona y encontrar, con la mayor aproximación posible, aquel Ideal Personal que busca para encontrar esa felicidad que el “Cordis in Cor” le brindará.

Habitualmente se integran en grupos presenciales y con una guía del asesor o formador se brindan elementos para trabajar en la propia personalidad, pero… ¿cómo hacer si las personas no viven en proximidad?

En el mundo ya no hay distancias

Se me ocurrió plantear al P. Esteban Casquero, del Instituto de los Sacerdotes diocesanos de Schoenstatt, una idea: la de recibir su ayuda formativa en un Taller de Ideal Personal por Internet, para los orantes del Rosario diario de Madrugadores (que ya está llegando a su edición N° 900). Una idea sumamente audaz que encontró eco en otro audaz “de aquellos”, como es el P. Esteban y juntos comenzamos este sueño y desafío.

Su primera edición (de dos o tal vez tres “e-encuentros”) contó con la asistencia de doce Madrugadores de distintas provincias de Argentina y tres de Costa Rica, quienes participamos con enorme entusiasmo y dedicación en un clima de seriedad y con momentos de enorme alegría. ¡Y ahora vamos por más! Fue un espacio sumamente reconfortante, que dejó “tela para cortar” y muchas ganas de volvernos a encontrar.

Con esta realización queda demostrado que la distancia, al igual que la falta de tiempo y otras excusas, son sólo pretextos en nuestra lucha diaria por ser mejores… ¡No nos dejemos doblegar!

 

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.