Publicado el 2020-11-09 In Madrugadores

Madrugada presencial después de 8 meses: Volveremos a brindar

CHILE, Octavio Galarce Barrera •

Días tristes/Nos cuesta mucho estar muy solos/Buscamos mil maneras de vencer la estupidez/Meses grises/Es tiempo de escondernos/Tal vez sea la forma de encontrarnos otra vez.

Pero son las 8 y has salido a aplaudir a tu ventana/Me dan ganas de llorar/Al vernos desde lejos tan unidos/Empujando al mismo sitio/Solo queda un poco más.

Volveremos a juntarnos/Volveremos a brindar/Un café queda pendiente en nuestro bar/Romperemos ese metro de distancia entre tú y yo/Ya no habrá una pantalla entre los dos.

Ahora es tiempo de pensar y ser pacientes/Confiar más en la gente/Ayudar a los demás/Mientras tanto otros cuidan a los pacientes/Un puñado de valientes/Que hoy tampoco dormirán. —

¿Cuántas veces habremos escuchado esta canción –Volveremos a brindar, de La Oreja de Van Gogh– durante estos 8 meses? En su momento se convirtió, para muchos, en un signo de esperanza y de aliento ante todas las adversidades que estábamos viviendo… En su letra, quedaban de manifiesto sentimientos y sensaciones que fueron universales y que nos afectaron a todos, sin distinciones y en grados distintos.

Madrugada

Madrugada presencial en Rancagua

Las madrugadas virtuales

Volver a madrugar presencialmente es de las “cosas” que se echaban de menos, y no era porque habíamos dejado de madrugar. Como nunca, nos “vimos” más seguido; es más, en muchas comunidades no se madrugó cada 15 días, sino que el encuentro fue semanal. En 8 meses correspondían 16 madrugadas quincenales; en cambio, durante 8 meses muchas comunidades han madrugado en 32 oportunidades, y más…

La pandemia instaló en nuestra habitualidad las madrugadas virtuales, encuentros de oración con otros, de otras comunidades locales, de otras ciudades, de otros países. Se han fundado nuevas comunidades, se han incorporado hombres que hasta ahora sólo han tenido una experiencia virtual de la madrugada.

Invitados por el mismo papa Francisco

De los hombres más felices son aquellos, especialmente en Colombia, que fueron invitados a incorporarse a Madrugadores, ¡ni más ni menos que por el Papa Francisco! Esto es porque escucharon, el sábado 2 de mayo, al Papa, saludarnos en la Misa que él celebraba todos los días a las 7 de la mañana en la capilla de la casa de Santa Marta, en el Vaticano y que se transmitía a todo el mundo. ¡Tremendo espaldarazo que nos regaló el Vicario de Cristo! Al mencionarnos ante una audiencia de más de 160.000 personas, provocó que muchos se interesaran en saber de nosotros.

Mundo – Misión

Hay iniciativas surgidas a partir de las madrugadas, que han llevado a muchos hombres a extender su apostolado en las cárceles, en hogares de ancianos, en el mantenimiento de ollas comunes, oportunidades de trabajo, servicio a la Iglesia, etc… La tercera M de nuestra espiritualidad, Mundo/Misión, ha encontrado tantas posibilidades de desarrollarse como iniciativas más arriba descritas… Como dicen nuestros hermanos ticos, es que “los Madrugadores están de moda”.

Madrugada

Madrugada en Rancagua

La primera madrugada presencial en Rancagua

A la madrugada de este sábado 7 llegamos 24 varones; un muy buen número. Recuperamos a algunos que andaban un poco alejados. Carlos Hernández, tuvo su primera madrugada con esta comunidad, que para él sólo era virtual hasta ahora, ya que se integró hace unos 5 meses. Como el santuario solo está habilitado para 8 personas en su interior, decidimos hacer la madrugada afuera. Rezamos el Rosario y luego abrimos un espacio de conversación en donde algunos abrieron su corazón y contaron la forma en que habían sorteado este tiempo; emotivo momento…

Luego, como es habitual, pasamos a saludar el P. Kentenich y a rezar por su proceso de canonización. Y finalmente, al desayuno, también al aire libre y con todo lo necesario desechable. Esta instancia ameritaba ser celebrada como corresponde, por lo que hubo “Desayuno solemne en su máxima expresión: huevos revueltos con longaniza”. Menfis Gajardo nos sorprendió a todos con una rica torta, decorada especialmente para esta ocasión.

Si mantenemos una conducta cívica acorde a los tiempos que estamos viviendo, nos volveremos a encontrar y volveremos a brindar (“Días tristes/Nos cuesta mucho estar muy solos…”) en 15 días más, al igual que ya lo están haciendo muchas comunidades, tratando de volver a la “nueva normalidad”.

Madrugada

Puente Alto

Primeras madrugadas presenciales en Puente Alto y Marchigüe

De la misma manera, se vivió la primera madrugada presencial, este 7 de noviembre, en Marchique y en Puente Alto.

“Es una bendición volver a madrugar de manera presencial… En Marchigüe, comenzamos también este sábado 7… Y seguiremos con el rosario del alba durante el Mes de María”, escribe Jorge Riveros.

“Ayer recibimos el regalo como comunidad, de vivir presencialmente la Madrugada y la Eucaristía. Algunos hermanos no la habían vivido en largos meses, un hermoso regalo y gratitud que llevaremos en el corazón, porque además se nos permitió adelantar y estar presentes en el mes de MARIA”, dice Jorge Flores, de Puente Alto. “Como sus hijos iremos en su presencia. Pudimos vernos, pudimos ALEGRARNOS, tomar el alegre y fraterno desayuno, además de pedir por todos nuestros hermanos presentes y no presentes.”

Marchigüe

Marchigüe

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *