Publicado el 2020-04-05 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Madrugadores

Un rosario de miles de kilómetros

ARGENTINA, Juan Barbosa •

Hace unos días se compartió un artículo sobre la iniciativa del P. Leonardo Di Carlo de celebrar la misa para los Madrugadores de Schoenstatt, esta corriente de vida de oración masculina, durante los sábados del período de cuarentena en que se cuida la salud frente a la pandemia actual. El mundo “es un pañuelo” en cuanto a su tamaño y las redes un recurso extraordinario para aprovechar en distintos momentos, como el que nos toca vivir. —

Una respuesta a la falta de comunidad

Lo fuerte de los madrugadores es la oración, sin duda alguna, pero la segunda fuerza que tiene es la comunidad. ¿Cómo hacer para conservar ambas fortalezas en medio de una exclusión? La creatividad no se hizo esperar y muchos pastores católicos “saltaron” a las redes ofreciendo celebraciones, adoraciones, charlas formativas, retiros, etc. ¡Todo ello disponible simplemente con un clic!

Fue así que el P. Leo, al ofrecer estas misas, motivó también algo adicional. El achicamiento de las distancias, no solo en los madrugadores de Argentina, ¡sino de más allá!

Cayeron las fronteras

A la invitación que desde este espacio se realizó para participar de estas misas en las redes, se sumaron distintos madrugadores locales y también de Chile y de Monterrey, en México. ¡Los miles de kilómetros se redujeron a solo un mínimo retraso a esa hora (7,00 hs. de Argentina y 4,00 hs de México), prácticamente inexistente!

Más de cien pantallas encendidas hablan de una participación muy alta, pero se irá, y de hecho se está yendo, hacia algo más. El rezo del santo rosario también por las redes.

Una invitación que tuvo un “¡sí!” instantáneo

Los Madrugadores de San Miguel, parroquia del norte de la ciudad capital de Córdoba, decidieron compartir un rosario diario por las redes y ampliar su invitación fuera de su ciudad, como una forma de integrar una cadena masculina de oración a María en estos tiempos en que la humanidad tanto necesita de su compañía y su consuelo.

Ya en cuatro ediciones, el entusiasmo va creciendo y el último fue un rosario internacional. Un madrugador de Monterrey, México, se unió y el gozo y la alegría de los orantes fue enorme. ¡Compartir la misma pasión con alguien tan lejano hace que las distancias no existan cuando del amor a María se trata! Los madrugadores avanzan en comunidad, de la mano de María y junto a Jesús, hacia el buen Padre Dios.

 

Nota: aquellos varones que deseen sumarse pueden enviar un WhatsApp (+54 9 351 310-4756) para que se les agregue. ¡Cualquier diferencia horaria no debería ser una barrera!

 

 

Etiquetas: , , , ,

3 Responses

  1. Por favor oren por mi. Vivo en colombia y necesito la acción urgente de la virgen en vida. Necesito su ayuda y la de San José. Necesito hacer la voluntad de Dios. Se los suplico. A mi vida le falta sentido. Quiero tener una mente limpia de inmundicias. Y un corazón lleno de Dios. Me es urgente. Los quiero. Oren por mí

    • Oren por mí. Por ahora en el anónimato. Ruego a todos los madrugadores que oren por mí. Solo soy un pecador. Gracias

    • Oren por mí. Por ahora en el anónimato. Ruego a todos los madrugadores que oren por mí. Solo soy un pecador. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *