Publicado el 30. octubre 2016 In Casa Madre de Tuparenda

Los jóvenes de la Casa Madre de Tupãrendá, también presentes el 18 de octubre

PARAGUAY, Ani Souberlich •

El 18 de octubre en Tupãrendá es una fiesta inédita y se realiza la peregrinación más grande a un Santuario de Schoenstatt en el mundo. Año tras año, más de 40.000 personas se dirigen en peregrinación al Santuario de Tupãrendá para saludar a la Virgen de Schoenstatt, que les visita en sus casas y, año tras año, traen a sus imágenes Peregrinas adornadas  con flores.

Año tras año, cientos de schoenstattianos se ponen al servicio de los peregrinos; año tras año, los obispos de la región y los dos obispos que son Padres de Schoenstatt toman turno en la celebración de una de las cuatro misas multitudinarias; año tras año, docenas de sacerdotes ofrecen el sacramento de la reconciliación; año tras año, hay un sinfín de carpas y stands donde se ofrece lo mejor de Schoenstatt.

Sin embargo, el 18 de octubre en este Año Santo de la Misericordia, hubo algo nuevo. Algo nunca antes visto. A la sombra del Santuario de Schoenstatt, unos jóvenes de 15, 16 y 17 años, con remeras verdes y sonrisas felices, estaban en un stand ofreciendo lechuga y cada tipo de pan y chipa. La Mater no quiso celebrar su gran fiesta sin sus hijos predilectos…

img_4095El stand de la Casa Madre de Tupãrendá en la fiesta del 18 de octubre

Los usuarios de la Casa Madre de Tupãrendá (CMT) – así llaman a los jóvenes quienes después de cumplir con sus sentencias salieron de la cárcel de menores y se decidieron voluntariamente a buscar, en esta Casa, aprender una profesión y aprender a vivir una vida digna y responsable – se prepararon con mucha alegría para la Fiesta de la Virgen de Schoenstatt.

Armaron un stand para poder dar información sobre la Casa y también ofrecer los panificados que los mismos usuarios ya han aprendido a hacer, tal como lo hacen con mucho éxito, domingo a domingo, después de la Misa en Tupãrendá. La variedad de panificados fue todo un éxito: producto que se ponía sobre la mesa… desaparecía al instante y fue muy aceptado por todos.

img_4059Cuánto apoyo

El poder estar en el stand le dio a cada usuario la posibilidad de conversar con los peregrinos, de contar con orgullo que eran de la CMT y que ellos estaban allí para cambiar,  porque ya no querían delinquir más. Cuánta sorpresa, para ellos, al ver la cantidad de gente que se alegraba con ellos y los animaba a seguir en este camino, y a no perder la esperanza en que pueden salir adelante.

img_4123Para muchos, la primera oportunidad en la vida

Con mucha alegría y orgullo, puedo decir que en estos tres meses que llevamos desde la bendición de CMT se pueden ver diariamente pequeños milagros de transformación en la vida de cada usuario, y la gratitud enorme por esta oportunidad, que es la primera que la mayoría de ellos recibe.

Sigamos apoyando y acompañando a estos jóvenes que ponen todas sus fuerzas en luchar, día a día, contra todo aquello que los aleja del buen camino.

img_4003El Santuario es su casa

Son peregrinos, tal como los 40.000 peregrinos que vinieron el 18 de octubre. Muchas veces se los ve a ellos en el Santuario, participando en la Misa con el Padre Pedro Kühlcke. «Los días más bendecidos son cuando el P. Pedro nos visita y saca el polvo de nuestro interior y hace que nos sintamos «más livianos». Las Misas en el Santuario de Tuparendá llenan de paz el alma y la Mater se encarga de soplar sobre nuestras heridas, para que vayan sanando y no duelan ya tanto», comentan en su página de Facebook. «Paí Pedro, sos un ángel para nosotros ¡y a vos te debemos estar aquí!».

Entrevista con jóvenes de la CMT en Radio María Paraguay:

img_4086

La mirada de Jesús va más allá de los pecados y los prejuicios; ve a la persona con los ojos de Dios, que no se detiene en el mal pasado, sino entre ve el bien futuro; no se resigna a las cerrazones, sino abre nuevos espacios de vida; no se detiene en las apariencias, sino mira el corazón”

Papa Francisco, 30.10.2016

Si quiere ser padrino de un jóven con oración: Ani Souberlich [email protected] o P. Pedro Kühlcke v[email protected]

Si quiere ayudar con su donación (cada aporte vale):

Cuenta en Paraguay:

Fundaprova

Cuenta: 102792992

Sudameris Bank SAECA, BIC  BSUDPYPXXXX

RUC80079669-1

Cuenta en Europa

Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT GENODEM1DKM
Uso previsto: P. Pedro Kuehlcke, Casa Madre de Tuparenda

Todas las noticias sobre la Casa Madre de Tuparenda en la categoria de noticias “Casa Madre de Tuparenda”

14424847_1034856209966513_5795854273277695111_o

Etiquetas: , , , , , , , , , ,