Publicado el 16. abril 2019 In Obras de la misericordia, Pastoral carcelaria

Un sábado más de pastoral penitenciaria

PARAGUAY, Cristy Santa Cruz •

Un sábado más de pastoral penitenciaria. Nunca un sábado es igual a otro, pero para mí, hoy fue muy peculiar.En la semana se dieron 2 fugas en distintos días. Todos los que vamos cada sábado sabemos lo que puede implicar eso: muchas ausencias, muchos traslados… muchos cambios.

Es imposible para nosotros no quedarnos pendientes, preocupados de a quien NO vamos a encontrar, quién está, quien se fue. El cariño que les tenemos a todos los chicos es inmenso, no importa cuál sea la causa, nosotros no estamos ahí para juzgarlos, estamos ahí para darles esperanza. Y hoy al llegar nos encontramos con eso… Muchas ausencias, muchos cambios.

Somos la visita que muchos no tienen

Hoy, al finalizar la jornada dije que el nuestro motor es el amor, y nuestro combustible nuestra Alianza con María. Sin dudas muchas veces estamos también nosotros decaídos, porque no nos hacen caso, porque están inquietos… pero nada nos detiene. El poder decirles a ellos cada sábado que somos la visita que muchos no tienen, que somos el hombro que los sostiene, y poder ser la mano que los guíe es más importante.
Hoy no solo fue un sábado más de voluntariado, fue un sábado para reforzar nuestra oración y el compromiso de siempre, cada sábado estar con los chicos de Itauguá

Una tarde de abrazos

Una semana más tarde. El día después de llegar de sus vacaciones el padre Pedro ya estuvo presenteen la cárcel de menores. Todos lo extrañamos, todos necesitamos de su abrazo, de sus palabras, de su consejo. Pero nadie más que ellos ¡ellos son siempre la prioridad! Hoy fue tarde de abrazos, reencuentro, canto y alegría… Hoy como cada sábado, un sábado diferente… Un sábado genial!

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *