Publicado el 14. diciembre 2017 In Proyectos

Creciendo con bienestar y desarrollo integral

URUGUAY, Juan Andrés Nopitsch •

El Centro Educativo Providencia, en Montevideo, Uruguay, gran proyecto del Movimiento de Schoenstatt en este país, finalizó el primer año de implementación del programa de Educación Responsable de la Fundación Botín. Este programa brinda herramientas a los educadores para trabajar en el crecimiento saludable de los alumnos, potenciando su talento y creatividad, así como su comunicación y convivencia, para ayudarles a ser autónomos, competentes, solidarios y felices.

Preparando una educación responsable

El camino en conjunto comenzó en octubre de 2016. En esa oportunidad varios educadores de todos los programas del Centro Educativo Providencia participaron de una primera capacitación. “Fue una formación intensiva en 3 días. Fue muy valiosa, nos sirvió para descubrir el programa y en conjunto con el equipo ver las potencialidades del mismo”. Explica Fabián Roizen, director del Liceo Providencia.

Luego de esta capacitación, durante los últimos meses que quedaban del año, tanto el Club de Niños como el Liceo y el Centro Juvenil aplicaron algunos recursos del Banco de Herramientas. “La idea era comenzar en 2017 a implementar el programa con todas sus riquezas. Destinamos tiempo en las coordinaciones y horas de clase para implementarlo”. El primer semestre en el Liceo se trabajó con el Banco de Herramientas, mientras que en el segundo semestre se implementaron el Coro de las Emociones y con el Recurso Literario.

Las herramientas del crecimiento personal

Mediante el Banco de Herramientas, Fundación Botín propone ideas y recursos educativos para la promoción del bienestar y desarrollo integral del alumno. Muchas de las actividades cuentan con soportes audiovisuales que ayudan y fomentan la participación de los chiquilines. “En las coordinaciones decidimos trabajar 3 dimensiones: la afectiva, la cognitiva y la social”. Dentro de la dimensión afectiva se trabajó concretamente con el autoconcepto y la autoestima, la empatía y la expresión emocional. Con relación a la dimensión cognitiva, se trabajó sobre el autocontrol, la toma de decisiones y la actitud positiva hacia la salud. En cuanto a la dimensión social se trabajó en las habilidades de interacción, de autoafirmación y de oposición asertiva.

El Coro de las Emociones es un recurso educativo diseñado para desarrollar, por medio del canto en grupo, las competencias emocionales, sociales y creativas que constituyen el objetivo del programa Educación Responsable de la Fundación Botín.

Con el Recurso Literario se aprovecha el interés y la curiosidad de los alumnos por los cuentos, las historias y los personajes para trabajar, no solo la lectura, sino también las emociones.

Los tres recursos tienen la finalidad de trabajar la inteligencia emocional de los alumnos, es decir, su capacidad para entender, identificar y manejar las emociones propias y las de los demás.

Celebración y convivencia para cerrar el año

Para terminar un gran año de trabajo en conjunto, la Fundación Botín celebró en el Teatro Movie el cierre de actividades con una muestra artística. “Fue una muy linda experiencia de mucho color y alegría, donde compartimos con otros centros y pudimos celebrar todo lo que se fue logrando. A nivel de Providencia pudimos dar pasos firmes aplicando el programa con todos sus recursos. Fue un gran desafío para nosotros porque era la primera vez que aplicábamos un programa de inteligencia emocional de forma sistemática y coherente, distribuido en varios educadores con coordinación de por medio” comenta Fabián.

Gracias a Fundación Botín por esta oportunidad de enriquecer nuestra propuesta educativa. Estamos seguros de que 2018 nos encontrará dando más pasos firmes juntos con un único propósito, la educación integral de nuestros chiquilines.

 

Centro Educativo Providencia, Uruguay: educar para la vida

 

Etiquetas: , , ,