Publicado el 7. octubre 2016 In Proyectos

Se lanzó el Fortalecimiento Matrimonial en España

ESPAÑA, Manuel de la Barreda Mingot •

whatsapp-image-2016-10-05-at-12-21-59El fin de semana del 30 de septiembre al 2 de octubre de 2016, se ha celebrado el primer Fortalecimiento Matrimonial (Forta) en España y yo he tenido la inmensa suerte de haber podido asistir con Lourdes, mi mujer.

Por el funcionamiento interno del Forta, no se puede contar nada de lo acaecido durante el mismo para no develar su contenido a futuros asistentes, y que así disfruten de todo, incluyendo lo que es dejarse llevar y confiar. Hay que desnudarse uno mismo, hacerse pequeño y humilde y abrirse a lo que venga para poder disfrutar al máximo.

Gracias a México, gracias a Costa Rica, gracias al equipo organizador…

No puedo hablar del interior del Forta pero sí del exterior y de lo que para mí significa.

Vaya por delante todo mi agradecimiento al equipo organizador (Natalia y Jörg, María e Iván, Inés y Alonso, Belén y Cayetano, María José y Huberto, Rosa y Eduardo, Rosa y Narcís, Ana y Rafael,  Ana y Miguel, Macarena y Luis, la Hermana Mónica-María y el P. José María), a la familia de Schoenstatt de Costa Rica (especialmente a Coca y Felipe que vinieron desde Costa Rica a España para ayudar y apoyar) y a la de México.

A la de México por ser los padres de esta maravilla.

A la de Costa Rica porque allá fueron los españoles del equipo organizador y fueron recibidos, según nos contaron, con todo el cariño y el amor que solo se puede dar en una familia.

Al equipo organizador por cómo se entregaron a esta tarea. Porque aprendieron muy bien en Costa Rica lo que es acoger y dar amor

Gracias a todos.

¿Y qué significa el Forta para mí?

Voy a tratar de explicarlo a nivel personal, a nivel matrimonial, a nivel equipo organizador y a nivel Schoenstatt.

A nivel personal

El Forta es un ejercicio de confianza tremendo. No sabes a lo que vas. No te lo cuentan y luego te das cuenta que eso es parte del encanto, pero en la vida que llevamos, el no planificar antes algo, hasta el máximo detalle, no se estila. Te ves obligado a salir de tu zona de confort y, gracias a eso, se pueden producir cambios en ti. Quién se atrinchera en su zona de confort, siempre rechazará cualquier cambio. Todo esto implica, como he dicho, desnudarse uno mismo, hacerse pequeño y humilde y abrirse a la sorpresa. En resumen, hacerse como un niño. Ya nos los decía el P. José Kentenich (Infancia Espiritual) y más aún, el mismo Cristo en Mt 18, 4.

A nivel matrimonial

El Forta es algo grandioso ya que provoca una reflexión interna en el matrimonio, un recuperar las ilusiones iniciales, un despertar sentimientos que creías olvidados, un desempolvar actos y actitudes que, con el paso del tiempo, van quedando relegadas. Me acuerdo en una charla sobre la oración del P. Lorenzo Luetjens, en la que decía que la oración es perder el tiempo con Dios. Qué gran verdad y qué importante es que lo sepamos en este mundo de prisas y efectividad que nos rodea. El matrimonio también es perder el tiempo con tu cónyuge. Al final, oración y matrimonio se basan en el amor y éste no tiene ni medida ni eficacia ni tiempo. Quien es capaz de perder el tiempo con alguien es porque le ama mucho. Y si al lado tenemos a una persona con la que hemos contraído el sacramento del matrimonio, es decir, somos cada cónyuge Cristo para el otro, debemos estar dispuestos, en función del amor, a perder todo el tiempo del mundo con él/ella. En el Forta se recupera esta ilusión que teníamos de novios/pololos o de recién casados por, simplemente, estar con el otro. Pero no sólo eso. El P. José María García Sepúlveda nos dijo en el Forta, que sólo el amor que se comunica es el amor que fecunda, que enriquece y que sana. Y esto, en el matrimonio, sólo sucede a través del diálogo. No hablar, dialogar. Comunicar tu alma desnuda al otro.

Equipo organizador

A nivel equipo organizador

Todo el trabajo que han desarrollado, tanto en la preparación durante muchos meses como en el desarrollo del Forta, es un continuo acto de amor. Amor a Cristo y a la Mater como fuente, y amor a los participantes del Forta como destinatarios a través de innumerables detalles y un continuo salir de sí mismos hacia nosotros los asistentes. Es puro Capital de Gracias. Tuve la inmensa suerte de que entre los componentes del equipo organizador estuvieran mi hermana y mi cuñado, y varios matrimonios amigos de nuestro grupo de vida y de militancia. Después de toda una vida con mi hermana, de 17 años en el grupo de vida, uno va conociendo debilidades y Fortalezas de cada uno. Ver como olvidan esas debilidades y se superan en las Fortalezas, simplemente por amor, por entrega y por dar gratis lo que gratis recibieron en Costa Rica, emociona. Emociona porque lo hacen por mí. Por mi mujer y por mí, por nuestro matrimonio y por el de cada uno de los asistentes de manera individual y plena. Y no solo los amigos. Entre los componentes del equipo organizador había matrimonios que no conocíamos o incluso que, como he dicho antes, habían venido de Costa Rica para apoyar y que tampoco conocíamos. Daba igual, la entrega generosa era de todos y a todos. Era una entrega de amor. Gracias de nuevo.

A nivel Schoenstatt

El Forta significa una respuesta firme y clara al Papa Francisco de que estamos con él y le hacemos caso. Nos lo pidió en Roma con motivo del jubileo, que saliéramos de nosotros mismos. De ahí salió el lema Schoenstatt en Salida. Y nos lo pidió a todos los cristianos en la exhortación Amoris Laetitia, en el número 52, preguntando directamente «¿Quiénes se ocupan hoy de fortalecer a los matrimonios?». Pues bien, después de vivir este Forta, tengo claro que Schoenstatt se ocupa de Fortalecer a los matrimonios cristianos. Se ocupa desde 1985, cuando nació en la familia mexicana. Y de allí, fue pasando al resto de familias (sin que el orden en que las nombro signifique nada) Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Argentina, Chile, Paraguay, Italia, Alemania y ahora también en España. Y que el Fortalecimiento Matrimonial es un verdadero Schoenstatt en Salida, como regalo a la Iglesia y a la sociedad de hoy en día, en defensa del matrimonio y la familia, tan atacados por la ideología de género imperante.

Mensaje claro, sin confusiones ni interferencias

Una última cuestión. Ha ocurrido algunas veces en la Iglesia que dependiendo de qué tema y a quién preguntases, cada cual te daba una respuesta distinta, lo que provocaba no poca confusión entre los fieles. Yo tengo la suerte de poder estar cursando el Master en ciencias del matrimonio y la familia del Pontificio Instituto Juan Pablo II, institución creada por este gran santo defensor de la familia y el matrimonio y para defender la familia y el matrimonio. Pues bien, todo lo vivido en el Forta es absolutamente coherente y va de la mano de lo que este Master enseña. Y no es que uno sea más importante que otro ni viceversa. Es que es un descanso para los fieles cuando el mensaje se recibe claro y conciso, sin confusiones ni interferencias. Es una garantía y una suerte poder decir esto. Poder pertenecer a la Iglesia y a Schoenstatt y poder haber vivido este Forta.

El Fortalecimiento Matrimonial es un regalo de Dios a Schoenstatt y, por tanto, debe ser un regalo de Schoenstatt a la Iglesia.

FORTALECIMIENTO MATRIMONIAL. SCHOENSTATT EN SALIDA.

Foto arriba: Equipo organizador. Faltan dos hombres por estar «al servicio».

Etiquetas: , , , , , , , , , ,