Publicado el 28. septiembre 2016 In Proyectos

«Milagro de amor»: Primer Fortalecimiento Matrimonial en Tucumán

ARGENTINA/PARAGUAY, Stella y Víctor Domínguez •

Los primeros días de septiembre se cumplió un anhelo que nació en la Carpa de la Cultura de Alianza «Familia», durante el Jubileo 2014 en Schoenstatt, Alemania, cuando un matrimonio de Tucumán (Argentina) Gaby y Benjamín Sosa López, visitaron el Stand de Paraguay y se interesaron por dos de los proyectos que presentábamos: la Pastoral de la Esperanza (nacida en Paraguay) y el Fortalecimiento Matrimonial (originado en México).

El mismo día, allí donde ha surgido la fuente de la Alianza de Amor, nos encontramos con el Padre Ludovico Tedeschi y nos pidió lo mismo: «Quiero el Forta para Tucumán». Ya no había dudas: el Padre Kentenich quería este «milagro de amor» para sus hijos, los matrimonios tucumanos.

Preparaciones «en vivo»

Luego de intercambios de llamadas, en junio 2015, Gaby y Benja enviaron a los dos primeros matrimonios tucumanos a vivir la experiencia del fin de semana del Fortalecimiento Matrimonial en Corrientes, Argentina (donde ya existe): Pierina y Sergio Albornoz y Edda y Rubén Avila. Los siguientes matrimonios vinieron a Paraguay para el fin de semana de noviembre del 2015: Belén y Renzo Svalutto, y Mónica y Fernando Novillo.

Estos cuatro valientes matrimonios, junto al Padre Ludovico, se pusieron en campaña para organizar todo y desde Asunción, nosotros los apoyamos para la organización. Fue así que, en febrero de este año, viajamos a reunirnos con ellos y conocer el lugar elegido: la Residencia de la Universidad Nacional de Tucumán, un lugar bellísimo a los pies del cerro con una vista preciosa de la ciudad.

Se sumaron desde aquí, como Equipo Interno, Margarita y Alcides González, y Paty y Lucho González; desde Resistencia (Argentina), Analía y René Zampar, y Pelu y Cesar López; como Equipo Externo de Paraguay, Rossana y Juanjo Viré, y Mirtha y Edilberto Rivarola; y desde Corrientes, Alicia y Raúl Monti, y Alfredo y Flori De Carlo. Todos partimos el 31 de agosto en caravana hacia San Miguel de Tucumán.

En estas idas y venidas, visitas y preparativos, es interesante mencionar las distancias que existen entre las localidades mencionadas. Desde Asunción a Corrientes (Resistencia está enfrente, río Paraná mediante), hay 340 km, y hasta Tucumán son 800 km más.

Llegó el momento

Estamos muy felices y agradecidos a nuestro Padre bueno y bondadoso y a nuestra querida Reina y Madre por hacernos sus instrumentos. El 2, 3 y 4 de septiembre, en el Primer Fortalecimiento Matrimonial de Tucumán, fuimos testigos de cómo 30 matrimonios experimentaron el «milagro de amor» que renovó sus promesas matrimoniales.

 

Estamos seguros de que este regalo ya formaba parte del proyecto maravilloso pensado por Dios para cada uno de ellos. Por eso, les unió en amor, y les consagró sacramentalmente en matrimonio para toda la vida.

 

De los 30 matrimonios participantes, uno pertenecía a la Familia de Salta, dos son de Mar del Plata y dos de La Plata, quienes están interesados en llevar el Forta a sus ciudades.

 

Agradecemos profundamente a la familia tucumana por el amor y la cálida acogida que nos brindaron durante nuestra estadía.

Etiquetas: , , , , , , , , ,