Publicado el 2015-10-16 In Proyectos

La peregrinación de los Pueblos sale…

ARGENTINA, Maria Fischer •

Afiche2015Ya está todo preparado. Este viernes 16 de octubre, por trigésima tercera vez, los pasos de los peregrinos unirán Hasenkamp con Paraná, la Ermita con el Santuario. La Peregrinación de los Pueblos, la manifestación de Fe más grade de la Arquidiócesis de Paraná, partirá a las 17 horas hacia una nueva puesta del sol, hacia un nuevo encuentro con María.

El Pbro. Alfonso Dittler, párroco de la parroquia San José de Hasenkamp, presidió la tradicional Misa del Peregrino, misa de envío que se celebra el jueves previo a la Peregrinación. En su homilía, resaltó la entrega y la humildad con las que se caracteriza a María en las Escrituras.

«Es ese espíritu el que cada uno de nosotros, desde nuestra Área de trabajo, nos tiene que inundar y guiar en este caminar», sostuvo Dittler, dirigiéndose a cada uno de los que se suma a trabajar para la Peregrinación.

En la parroquia, hasta tarde se pudo observar a varias áreas ya trabajando. El «Camión Central», un camión mezcla de escenario y centro de comandos, ya está frente al templo, con cables y equipamiento preparado para la tarea. Los Servidores, el área de los chalecos, estuvo ultimando detalles.

Temprano del viernes, la Ermita comenzará a vestirse de fiesta, porque miles de peregrinos se congregarán allí a la espera de la partida. El pronóstico marca un clima excepcional para caminar, alejando el temor de la lluvia que siempre está expectante, y que el año pasado complicó la llegada al Santuario.

«Madre, ayúdanos a cuidar el mundo creado» es el Lema que guiará las 26 horas de caminar. El mensaje de nuestro Papa Francisco en la Laudato Sii será central en la animación, y María será el puente hacia el Padre que impulsa a cada peregrino en su marcha hacia La Loma.

Un inicio humilde

PromocionalMuroFace02En principio, hubo dos personas que supieron escuchar la voluntad de Dios y lograron demostrar su amor a María iniciando este peregrinar. Fueron dos jóvenes de la juventud masculina de Schoenstatt de Hasenkamp: Amelio Rodríguez y Jorge Quiroz. En 1983, se estaban preparando para sellar su Alianza de Amor con la Mater, y decidieron visitarla en el Santuario de La Loma en Paraná, pero de una manera diferente. Renunciaron a las comodidades y transformaron su deseo en una odisea poco común. Se propusieron unir los 90 kilómetros que separan Hasenkamp de Paraná, a pie.

El agua fue el signo que marcó esta peregrinación desde el primer día. Una fuerte tormenta hizo abandonar la marcha, pero al fin de semana siguiente, Jorge y Amelio se pusieron en camino nuevamente para encontrarse, por primera vez como peregrinos, con “la patrona” (como ellos le llamaban a la Mater), en su casa de La Loma.

“Algún día, la gente va a salir de los campos para unirse a esta peregrinación”. Mitad en broma, mitad en serio, uno de los dos jóvenes se animó a expresar un pensamiento que tenía olor a utopía. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que aquello se haga realidad. Y no sólo se unió la gente de los campos, sino que poco a poco, la de los pueblos de la diócesis y los de un poco más allá.

Mil luces por María

12115619_510242925817271_140881284421904244_nEl tiempo pasó y ahora los organizadores trabajan arduamente en la preparación de la XXXIII Peregrinación de los Pueblos. Invitan a los interesados a sumarse, para ir preparando los corazones para la Peregrinación, al rezo de los Mil Avemarías. Durante toda una noche, fieles de Hasenkamp se congregaban en la parroquia San José para rezar los 20 rosarios.

En principio, con la idea de hacer más masiva la celebración, se optó por congregar a los fieles en la Plaza San Martín de Hasenkamp, para que desde allí cada uno pueda rezar un Avemaría, sosteniendo una vela como signo de la presencia de Cristo, completando así las mil oraciones. Así nació la iniciativa denominada “Las Mil Luces para María”.

Este año, la convocatoria se abrió a todas las comunidades y particulares que se quieran sumar. El domingo 11 de octubre a las 21.00, se invitaba a todos, estén donde estén, a que enciendan una vela y recen un Ave María. De esta manera, se generó una unión espiritual en la oración. En Paraná se lanzó una convocatoria general para encontrarse en la Plaza 1º de Mayo, frente a la Catedral Metropolitana. Se unieron muchas personas incluso en lugares lejos de la ruta de los peregrinos.

Actitud de servicio

Por otro lado, algo que distingue a esta peregrinación de otras es el ánimo de servicio que mueve los corazones de muchos que se suman a servir en el camino. En esta edición trece áreas de trabajo humano se han conformado, unidas por un lazo trascendental que la Mater y Dios tiende entre ellas.

1000410_396126460515715_1137580458_n-1920x600

Con material de www.materperegrina.org y gacetillas de prensa.

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.