Publicado el 2015-09-21 In Proyectos

Confianza en Dios – Una Contribución de Schoenstatt al Año Santo de la Misericordia

ALEMANIA, Maria Fischer •

“¿Acaso no se vende un par de pájaros por unas monedas? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae en tierra, sin el consentimiento del Padre que está en el cielo. Ustedes tienen contados todos sus cabellos. No teman entonces, porque valen más que muchos pájaros”

Mt 10, 29-31

Cuando es proclamado un Año Santo de la Misericordia en medio del desarrollo de un proyecto que está relacionado con la mediación de la gracia de Dios a las personas, una nueva dimensión entra en los preparativos… “La Iglesia siente la urgencia de anunciar la misericordia de Dios”, nos dice el Papa Francisco en su Misericordiae Vultu, bula convocatoria del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

“Dios me ama personalmente… Si creyéramos realmente, si estuviéramos convencidos de que Dios Padre nos ama personalmente, veríamos con qué rapidez nuestras vidas se ven sacudidas por completo”. Estas fueron las palabras del Padre José Kentenich en el Santuario de Schoenstatt de Colonia el 30 de octubre de 1966 cuando, sorprendiendo a los presentes –que sólo pretendían colocar el símbolo del Padre en el Santuario- selló una alianza de amor con Dios Padre en representación de toda la Familia de Schoenstatt.

El proyecto “Confianza en Dios”, que apunta a entregar este mensaje a muchos en ocasión del Jubileo de Oro de este acontecimiento, se convertirá ahora en una contribución de Schoenstatt al Año Santo de la Misericordia.

Dios quiere algo con mi vida

logo1En el verano de 2016, una peregrinación a pie de varios días con el lema “Confianza en Dios” tendrá lugar entre el Santuario de Colonia que pasa a través de Brühl, Bonn, Remagen, Bad Breisig, Andernach y Coblenza hasta Schoenstatt.

Con la pregunta “¿Podemos celebrar el Año Santo de la Misericordia con ustedes?, queremos crear una cultura de encuentro con muchas personas a lo largo del camino. Les diremos: “Estamos dispuestos a descubrir nuevas experiencias con este Dios que nos harán más ricos. La tuya”.

Es el texto de la invitación a una reunión que se realizó el 20 de septiembre en el Centro de Schoenstatt Maria Rast cerca de Eurskirchen. Invitaba a todos quienes se motivan por la “Confianza en Dios” y quieren ser encendidos por ella: ¡únete a nosotros!

La idea de llevar a las calles la alianza de amor con Dios Padre, surgió hace bastante tiempo en unas familias de la Federación de Familias. Entretanto muchos se les han unido. Desde el comienzo la peregrinación estaba pensada no para buscar nuestra propia renovación espiritual, sino como una manera de conocer gente y dar testimonio. O, tomando las palabras del Papa Francisco a los Padres de Schoenstatt, es la forma en que el carisma de la confianza en Dios se expresa en las realidades concretas de la vida, en la que la interacción con la vida ayuda a desarrollarla aún más.

“Ustedes saben que un carisma no es una pieza de museo, que nada más se queda intacta en una vitrina para ser contemplada. La fidelidad para mantener puro el carisma no significa encerrarlo en una botella sellada como si se tratara de agua destilada, para que no sea contaminado por el ambiente. No, el carisma no se preserva manteniéndolo a distancia. Debe ser abierto para dejarlo salir de manera que entre en contacto con la realidad, con la gente, con sus angustias y problemas. En este encuentro fecundo con la realidad, el carisma crece, renueva y la realidad también se ve transformada; transfigurada por la fuerza espiritual que el mismo carisma tiene”. (Osservatore Romano)

Encontrar a Dios – es posible

“Somos personas con un gran anhelo de experimentar el amor personal de Dios. No queremos guardarnos esta experiencia para nosotros”, aclara el folleto de los que están involucrados en el proyecto. Se está distribuyendo en los lugares en los que el grupo de peregrinos quiere celebrar el Año Santo de la Misericordia con la gente. Las primeras reacciones han sido muy positivas.

El mensaje para todos es simple:

Encontrar a Dios – es posible.

Confiar en Dios – es posible.

Llegar a conocer a Dios – es posible.

Porque Dios tiene que ver con mi vida real, puedo estar en contacto con Él, puedo descansar en Él, puedo contar con Él, puedo ir hacia Él.

 

logo

Más sobre el tema – textos de la Biblia, textos del Padre Kentenich, experiencias- se puede encontrar en www.gott-vertrauen.net (en alemán)

Puede unirse a nosotros con sus oraciones y su interés en [email protected]

Foto: ©GlobalStock por Getty Images/Licencia para schoenstatt.org 15.09.2015

Original: alemán. Traducción: Carmen M. Rogers, Santiago, Chile

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *