Adalberto Martínez

Publicado el 2022-04-27 In Casa Madre de Tuparenda, Iglesia - Francisco - Movimientos, MTA

En torno a la mesa con Mons. Adalberto Martínez Flores

PARAGUAY, María Fischer / Roberto González •

El lunes 25 de abril de 2022 por la mañana, Mons. Adalberto Martínez Flores, arzobispo de Asunción, recibió en la sede del Arzobispado a María Fischer, licenciada en Comunicaciones Sociales de la Universidad de Münster, Alemania, miembro del Movimiento Apostólico de Schoenstatt y coordinadora voluntaria de la página multilingüe www.schoenstatt.org, que brinda, desde hace más de 20 años, una oferta comunicacional sinodal de intercambio libre y motivación mutua. La acompañaron dos colaboradores de schoenstatt.org: Mirta Contini de Etchegaray (Federación de Familias) y Roberto González (Instituto Hermanos de María de Schoenstatt). —

Todo comenzó con una merienda del equipo de schoenstatt.org en un café en Asunción donde Roberto se encontró a una amiga, Regina… y la invitó a participar. Se habló, en un ambiente informal y de amigos, sobre varios temas y, como no puede ser de otra manera, sobre la revista MTA y el estilo de comunicación de esta revista aplicado en la página schoenstatt.org. Un estilo de alegría en la diversidad, del compartir, del escuchar, del aminar juntos… Espontáneamente, Regina, vicecanciller del Arzobispado de Asunción, comentó posteriormente el tema con Mons. Adalberto y consiguió a María una entrevista con él.

encuentro equipo

Encuentro del equipo con invitada: Roberto, Regina, María, Cristy, José

¿Qué es eso de schoenstatt.org?

Es un sentarse «en torno a la mesa», donde laicos y sacerdotes comparten historias de la vida real, explicaba ella a Mons. Adalberto. Este concepto comunicacional es una aplicación del modelo de comunicación dialogal que el P. José Kentenich, fundador del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, desarrolló en 1916 en la revista MTA – “inspiraciones mutuas para plasmar nuestros ideales en tiempos difíciles», un medio que el Prof. Dr. Jochim Westerbarkey, Alemania, llama «una anticipación del estilo de comunicación anhelado por el Concilio Vaticano Segundo».

¿Como se le ocurrió a José Kentenich editar esta revista? «Cuando los jóvenes con quienes él fundó en 1914 el Movimiento tuvieron que salir a las trincheras de la Primera Guerra Mundial», dijo María, «él quiso darles sostén para vivir su fe y ser misioneros de la fe para sus compañeros en las trincheras de la guerra, sabiendo que en estas situaciones no sirven reflexiones teóricas sino testimonios y vivencias compartidas. Pero no fue solo un remedio para sobrevivir, sino para incentivar su acción apostólica en el mundo real. Lo que antes se había desarrollado en un tipo de laboratorio, ahora tuvo que ir afuera para probarse y enriquecerse en el dialogo con el mundo real».

Las 48 historias reales de Casa Madre de Tupãrenda

«Estamos convencidos de que este estilo de comunicación sirve para el Schoenstatt de las nuevas trincheras», o sea, donde hoy nos toca a schoenstattianos, cristianos, plasmar los valores del Evangelio en un entorno que nos desafía. Como ejemplo, María Fischer, junto con la ingeniera Mirta Contini de Etchegaray y el abogado Roberto González, presentaron a Mons. Adalberto el proyecto postpenitenciario Casa Madre de Tupãrenda (CMT), un programa socioeducativo de reinserción social y desarrollo personal de jóvenes y adolescentes que estuvieron en conflicto con la ley penal. Con 48 «historias reales» compartidas desde el inicio de CMT en 2016, en un total de 98 artículos, esta obra y la situación de los jóvenes – su dolor y su lucha de seguir adelante y no caer de nuevo en la criminalidad – hoy es inspiración para miles de personas en más de 30 países.

Mons. Adalberto motivó a los presentes a seguir compartiendo las experiencias, a buscar tejer redes y a colaborar con otros movimientos y proyectos en pro de los jóvenes que por pobreza y abandono cayeron en la criminalidad, siendo los menos visibles en la sociedad.

Con un regalo de productos de la panadería de Casa Madre de Tupãrenda y la invitación a Mons. Adalberto a visitar la Casa Madre, terminó este encuentro inspirador.

Gracias, Mons. Adalberto, por su tiempo y su interés.

Mons. Adalberto Martínez


Nota de prensa en el perfil del arzobispado

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.