Publicado el 25. octubre 2019 In Misiones, Vida en alianza

18 y 19 de octubre en La Plata: conquista, coronación y misión

ARGENTINA, Lilita y Carlos Ricciardi •

El pasado 18 de octubre, día de Alianza, fue una jornada de muchas celebraciones para Schoenstatt en todo el mundo. En nuestro Santuario de la Liberación del Padre, en La Plata, Argentina, a la sombra de la catedral de nuestra ciudad, la celebración tuvo una repercusión muy especial, ya que después de muchos años de conquista de la Casa de la Familia, que está enfrente al Santuario, se recibió la donación de la misma.  Muchos años de oración y trabajo espiritual y material permitieron que el movimiento de Schoenstatt “recibiera la propiedad para ponerla a disposición de la familia para ahora y para siempre” tal como manifestara el P. José María Iturrería, asesor de la familia platense y gran promotor de la conquista definitiva de la casa.—

La casa es nuestra

Un hogar de la Mater en el corazón de la ciudad

Muchos han sido los aportes espirituales y materiales al capital de gracias para la conquista definitiva de la Casa, hasta ahora prestada, y también muchos han sido los que han trabajado para lograr esta conquista. Previo a la misa, se rezaron las mil avemarías y se preparó el santuario para vivir una fiesta llena de alegría y agradecimiento.

Después de la Misa de Alianza, concelebrada por el P. José María Iturrería y el P. Jorge González, párroco de la Catedral, donde se anunció que la Casa de la Familia era de Schoenstatt y donde un grupo de chicas de la juventud femenina hicieran su Alianza de Amor con la Mater, nos cruzamos a la casa para coronar a la Mater. Allí, cada rama de la familia platense se comprometió a administrar la casa y a cuidarla, fundamentalmente para que sea un hogar de la Mater en el corazón de la ciudad.

Catedral en Misión

Al día siguiente, el sábado 19, la Catedral, con su párroco el P. Jorge González, sacerdotes, seminaristas, miembros de la Familia de Schoenstatt y de la Catedral misionamos por el barrio aledaño, visitando casas, locales, geriátricos y plazas vecinas a la catedral junto a la Mater.

En el Santuario se acompañó con la Adoración al Santísimo, la atención a los peregrinos y recibiendo las intenciones de los misionados.

Para finalizar la jornada, todos se reunieron para celebrar la misa en la catedral. Allí, previamente, se rezó frente a las reliquias de la Beata Sor María Ludovica, la religiosa que trabajó más de 50 años en el Hospital de Niños de La Plata, cuyos restos se encuentran en una capilla de este templo.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *