Publicado el 17. febrero 2019 In Misiones

“No solo SER sino PARECER Schoenstattiano”

ARGENTINA, P. Esteban Casquero •

Entre los días 29 de enero y 8 de febrero se realizó en Huanguelén, una ciudad pequeña en el centro de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, la misión Kairós Patris, integrada por jóvenes schoenstattianos universitarios de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, en su mayoría chicos de Coronel Suárez y Coronel Dorrego, con algunos de la ciudad de Bahía Blanca.

Las misiones Kairós se vienen desarrollando desde hace unos tres años, comenzado por el pueblo de Aparicio (Buenos Aires); luego Saldungaray (Comarca Serrana, Buenos Aires) y últimamente en Huanguelén.

Estas misiones surgieron con un grupo muy pequeño de jóvenes schoenstattianos universitarios de Bahía Blanca que fueron convocados por el P. Esteban Casquero dando una respuesta al pedido del Papa Francisco de una Iglesia en salida y por eso, de un Schoenstatt en salida también. Comenzaron sus rodajes en la Catedral de Bahía Blanca, donde generalmente son las reuniones de la JF y JM de Schoenstatt y comenzó el sueño de llevar el amor de la Mater a la gente de la propia Diócesis, ya que la “caridad empieza por casa”. Lentamente fue tomando forma y se fueron sumando jóvenes a la propuesta. Hoy día la Misión Kairós es conformada por unos 45 jóvenes que tienen mucho ardor misionero. Se vienen formando en nuestra espiritualidad y no sólo son schoenstattianos, sino que tratan de parecer schoenstattianos, esto es… marianos en su forma de hablar, de vestirse, de tratarse entre ellos y de misionar.

El nombre Kairós Patris (Tiempo fuerte de Dios Padre) surge por el anhelo de compartir el amor de Dios Padre para que los hermanos se sientan profundamente “hijos amados por Dios” y convocados a la Eucaristía, Pan que da Vida y transforma.

Ser misionero

La Mater es la Gran Misionera, siempre salen con ella… es la que encabeza la Misión. Las oraciones de la mañana y de la noche están precedidas por la Reina de sus corazones a quienes los misioneros se han consagrado – ella los ha llamado y ella los envía.

Es un orgullo, hoy día, ver a tantos jóvenes que dejan sus vacaciones para pasar unos días con otros hermanos y compartir allí la “experiencia de Fe”, intercambiar corazones y dejarse misionar por otros. Uno cuando misiona es misionado también. Es la dinámica del “ser misionero”.

En esta oportunidad en Huanguelén, primera vez que se misiona aquí, y por tres años estarán los misioneros yendo a esta ciudad no sólo en verano, sino otras 4 veces en el año para sostener la tarea comenzada.

Mucha gente del pueblo se acercó a colaborar con la preparación de los almuerzos y cenas, también trayendo donaciones de alimentos y golosinas para los niños que todas las tardes fueron convocados para distintas actividades que desarrollaban los misioneros. También hubo actividades para jóvenes y adultos, claro.

Dios les regaló la Gracia de poder cosechar los primeros frutos en la localidad… se formaron cinco mujeres y un varón para recibir la Imagen Peregrina de la Mater y misionarla ellos mismos allí en el pueblo; en el mes de marzo arrancarán los Madrugadores y un grupo de Matrimonios de Schoenstatt. Todo esto es fruto del trabajo de estos jóvenes que se pusieron a disposición de la Mater.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *