Publicado el 4. abril 2018 In Misiones

Una nueva ermita en Algarrobal

ARGENTINA, Francisco Verdaguer •

Con mucha alegría puedo contar que tenemos una nueva ermita dedicada a nuestra Madre en el barrio El Algarrobal, en Mendoza. Allí hemos desarrollado en los últimos tres años, las misiones universitarias Vía Iesum de la Juventud de Schoenstatt de Mendoza.—

ermita en El AlgarrobalLas misiones Vía Iesum, que significa el camino de Jesús, se iniciaron en el año 2012 y se realizan en Semana Santa, bajo la consigna de compartir una semana santa distinta, acompañando a Jesús y María en los días más tristes, y llevando su amor a las personas que más lo necesitan.

Siempre dentro de la provincia de Mendoza, la primer misión fue en 2012 en el departamento Rivadavia; luego, la misión se mudó desde el 2013 al 2015 a la ciudad La Consulta. En el año 2016 se trasladó a El Algarrobal, en el departamento de Las Heras, a 5 minutos de la ciudad de Mendoza. Es un distrito con una gran carencia, tanto material como espiritual, donde llegamos a misionar incluso en las llamadas “zonas rojas”, una experiencia única, donde verdaderamente se puede vivir y sentir el fuego de la misión.

En el año 2016, año de la misericordia, el lema de la misión fue “Instrumentos de Misericordia”; se impulsó a ser misericordiosos como el Padre lo es con nosotros, y a llevar misericordia a un mundo rodeado de violencia y de desesperanza.

En el año 2017 el lema de la misión fue “Tiempo de Encuentro”, y se hizo hincapié en vivir la misión como un encuentro con Jesús cuando nos encontramos con el prójimo al que misionamos, ver a Jesús y a María en la persona misionada.

En este año, 2018, el lema fue “En tus manos, Padre, semillas de esperanza”. Al ser nuestro último año de misión en El Algarrobal, no queríamos irnos sin dejar una semilla, una fuente constante de vida. Queremos que María viva en el barrio y por eso dejamos una ermita de la Virgen de Schoenstatt, la Mater, para que sea un lugar clave de encuentro con María y con Jesús. Todo esto, acompañados de las manos de nuestro Padre celestial y de nuestro padre fundador José Kentenich, en este año dedicado a su persona, ya que nosotros caminamos a su lado, realizando la voluntad de Dios Padre.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *