Publicado el 7. abril 2018 In Misiones

Aún en la cárcel, pudieron vivir una verdadera Semana Santa

PARAGUAY, Javier Vera Brizuela •

“Estuve en la cárcel y me visitaste” Mt 25, 36. Hace cuatro años, un grupo de personas visita todos los sábados el Centro Educativo Itaugua (CEI – Ex Panchito López), lugar donde hay menores varones privados de su libertad, o sea, una Cárcel de Menores. Aunque sea una sola persona, se visita a los chicos y realizan una pastoral de acompañamiento, para que puedan ser reinsertados en la sociedad una vez que obtengan su libertad. Este año, las Misiones Universitarias Católicas (MUC), fundadas en el año 2000, se sumaron a este gran proyecto y uno de sus 14 pueblos y lugares de misión fue la mencionada penitenciaría. —

Misiones Universitarias en la cárcel de menores

Personalmente, participo en las MUC desde el 2006. Esta fue mi décima misión y ¡fue tan diferente a las demás!

Si bien ya había ido a la penitenciaría anteriormente a compartir con los chicos, nunca tuve la oportunidad de vivir cuatro días seguidos con ellos y compartir con las mismas personas. Me tocó participar del grupo que fue al Centro Educacional La Esperanza, que se encuentra en un lugar separado atrás del CEI, y que alberga a los jóvenes que tienen el privilegio de estar en prisión semiabierta. Es un poco más tranquilo, tienen un patio grande y un pabellón con sólo 19 chicos desde 14 a 18 años, a diferencia de los aproximadamente 130 jóvenes que se encuentran en el CEI.

Fue realmente profundo vivir con ellos tantas cosas, desde compartir personalmente, que te cuenten sus cosas más íntimas, que te hablen de su familia …

Algunos extrañaban demasiado a sus mamás y otros acaban de ser padres y aun no conocían a sus bebés. Jugamos voleibol, pero sobre todo nosotros teníamos una misión: que ellos pudieran vivir una verdadera Semana Santa.

Misiones Universitarias en la cárcel de menoresNunca recibieron un abrazo, nadie les dijo que los amaba

Hablamos todos los días de lo que fue la Pasión de Cristo, comentamos la traición de Judas, pudimos hacer con ellos el Lavado de pies, vimos la película La Pasión, realizamos un Via Crucis, rezamos un rosario cantado y compartimos la misa de la vigilia pascual. Pero lo más importante fue que creamos un lazo con ellos. Es un vínculo con el que nos damos cuenta que Dios Padre es demasiado misericordioso y nos permite encontrarnos con Él una y mil veces, por más que hayamos caído en lo más profundo de un abismo.

Muchos de ellos nunca recibieron un abrazo, nadie les dijo que Jesús les amaba y que podían volver a Él. La mayoría vienen con muchos problemas familiares, de drogas, de soledad, con tantas cosas encima y la sociedad puede juzgarles mucho.

Nosotros mismos llegamos a la cárcel  con un poco de miedo al no saber a qué nos enfrentaríamos. Nos dimos cuenta que son personales normales, iguales a nosotros. Con defectos y virtudes; y que los problemas que tuvieron en la vida, los llevaron a estar ahora privados de libertad. Pero debemos aprender que sólo Dios puede juzgar.

Misiones Universitarias en la cárcel de menoresMi fe también resucitó con ellos

Personalmente, yo estaba un poco apagado espiritualmente, hacía mucho tiempo que no participaba activamente en las misas dominicales, no rezaba lo suficiente y mi vida espiritual había decaído bastante. En esta Semana Santa, Jesús verdaderamente resucitó en mí, como hace tiempo estaba necesitando que lo haga. Conocer a estos chicos me dio la fuerza que necesitaba para volver a acercarme a Dios y a la Mater.

Esta misión apenas comienza, pues hay mucho por realizar aún. Tenemos que hacer presente la misericordia del Señor en sus vidas.

Misiones Universitarias en la cárcel de menores

Etiquetas: , , , , , ,

1 Responses

  1. Me hace muy FELIZ y me emociona mucho al saber que, mi único hijo varón, a quien AMO muchísimo.. Javier Vera, esté aportando y contribuyendo en la evangelización, a quienes perdieron momentáneamente, lo más apreciable en la vida humana que, es la LIBERTAD de una persona..!!! DIOS nos hizo LIBRES..!!! CONGRATULACIONES para Javier y al equipo maravilloso, por tan valioso e importante trabajo..!!! Miguel Vera Bustamante..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *