pastoral carcelaria

Publicado el 2022-11-06 In Casa Madre de Tuparenda, Obras de la misericordia, Pastoral carcelaria, Schoenstatt en salida

Anoche me abrazó Jesucristo mismo…

PARAGUAY, P. Pedro Kühlcke •

Estaba volviendo de Asunción, camino a Tupãrenda. En un semáforo aparece el típico “limpiavidrios”, para pedir unas monedas. De pronto se le ilumina la cara y me grita: “pa’i Pedro, ¡soy yo, Pepito! ¿Te acordás de mí?” Casi no lo reconocí: sucio, muy flaco por tanta droga, pero con una sonrisa feliz por el reencuentro. —

Paré al costado de la ruta, un poco más adelante; vino corriendo, pero a los pocos metros no pudo correr más – ya no tenía fuerzas. Nos sentamos en la vereda y casi se desplomó en mis brazos. Con todo el olor a alcohol barato y pelo sucio, sentí que Jesucristo mismo me estaba abrazando.

Me contó que vivía bajo un puente porque toda su familia ya le rechazó – les había robado tantas veces para su drogadicción… “Me baño casi todos los días, pero el agua del arroyo está muy sucia y no tengo jabón. Hace muchos días que no como nada, todo es fumar crack y tomar alcohol. ¡Pero nada quita mi dolor y vergüenza!”.

Le pregunté si se acordaba de mi invitación de venir a la Casa Madre de Tupãrenda. “¡Claro que me acuerdo, pero no me animo a ir así!”. “¿Qué te parece si dejás de consumir por unos días, y entonces venís a presentarte? ¡Tenemos duchas y ropa limpia para vos y un trabajo digno!”. “¿Vos decís, pa’i? ¿Me van a aceptar?”. “Si lográs dejar la droga, ¡claro que sí!” “¡Dale, voy a luchar, si me das la oportunidad y el apoyo!”.

Pepito, Jesucristo

No sé si este Pepito lo va a lograr, lo sigo esperando…

¡Pero hay otros Pepitos que sí lo lograron! Uno de nuestros egresados vino hace poco a visitarnos, y nos contó con mucha alegría que tiene su casita propia, donde vive con su mujer e hijo, y hasta se pudo comprar un auto, todo fruto de su esfuerzo como trabajador en una fábrica – lugar que le conseguimos después de graduarse exitosamente en nuestro programa.

Con más razón queremos seguir ofreciendo oportunidades de vida digna en la Casa Madre de Tupãrenda. El estado paraguayo ya no nos apoya más – sospecho que hay demasiada burocracia y corrupción. ¡Pero gracias a tantos benefactores podemos seguir ofreciendo esperanza para muchos Pepitos!

Con su auto propio

Con su auto propio


Donaciones
Cuenta bancaria en Paraguay
Banco Familiar
SWIFT FAMIPYPAXXX
Cuenta corriente: 50 00408672
Destinatario: FUNDAPROVA RUC 80079669-1

Cuenta bancaria en Alemania
Nombre: Schönstatt-Patres International e. V.
IBAN: DE91 4006 0265 0003 1616 26
BIC/SWIFT: GENODEM1DKM
Finalidad de uso: Pater Pedro Kühlcke, Casa Madre de Tupãrenda



Etiquetas: , , ,

1 Responses

  1. Paz Leiva dice:

    Gracias, P. Pedro y gracias a todos los que trabajan en la Casa Madre de Tuparendá. Hacen falta muchas iniciativas como esta. Rezamos desde España por el regreso de Pepito .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.