bolsas de caridad

Publicado el 2021-07-04 In Obras de la misericordia, Schoenstatt en salida

Bolsas de caridad: El paso de la opinión a tener a Jesús en el corazón

ECUADOR, P. Rafael Amaya/mf •

Hay mucha gente necesitada, que todavía está afectada por la pandemia. Por eso siguen las largas filas de personas frente del Santuario de Quito, por eso siguen las entregas de bolsas de caridad. Pues, como dice el Papa Francisco el 29 de junio de 2021: “Los testigos no se pierden en palabras, sino que dan frutos. Los testigos no se quejan de los demás ni del mundo, empiezan por sí mismos. Nos recuerdan que Dios no ha de ser demostrado, sino mostrado, con el propio testimonio; no anunciado con proclamas, sino testimoniado con el ejemplo. Esto se llama “poner la vida en juego”. —

Lo hacen desde el Adviento de 2020, mes por mes. Entregan bolsas de caridad a personas necesitadas, afectadas por la pandemia y sus consecuencias económicas. Hay varios voluntarios que llenan las bolsas y las entregan. “Dios me ha regalado muchas cosas en la vida”, dice una joven, “incluso el regalo de conocer a Schoenstatt y sellar la Alianza con la Mater. Hago esto apostolado para ser sus manos.”

“El paso de la opinión a tener a Jesús en el corazón: testigos. No eran admiradores, sino imitadores de Jesús. No eran espectadores, sino protagonistas del Evangelio. No creyeron de boquilla, sino con obras”, dice el Papa Francisco sobre San Pedro y San Pablo y todos que en sus huellas se llaman y se sienten apóstoles. Pues el apostolado del cual tanto hablamos en Schoenstatt y que llevamos en el nombre – Movimiento Apostólico de Schoenstatt – viene de apóstol. Y el apóstol es quien no habla de la misión, sino quien vive la misión, con sus manos y sus pies, con tiempo, creatividad, cansancio.


Somos iglesia

Las filas frente del Santuario hablan de un lugar donde se vive el Evangelio. Donde la gente puede experimentar la Iglesia-Madre. Donde Schoenstatt es iglesia.

“Gracias a la iglesia”, dicen las personas que reciben las bolsas y probablemente no saben que así dicen lo mas lindo sobre Schoenstatt: Iglesia. O sea: un Schoenstatt que cumple con el Dilexit Ecclesiam de su fundador. Pues es la iglesia que sale al encuentro de Jesús en cada hermano que sufre.

Gastar la vida por el Señor y los hermanos

bolsas de caridad“El paso de la opinión a tener a Jesús en el corazón: testigos. No eran admiradores, sino imitadores de Jesús. No eran espectadores, sino protagonistas del Evangelio. No creyeron de boquilla, sino con obras.
Pedro no habló de misión, vivió la misión, era pescador de hombres; Pablo no escribió libros cultos, sino cartas vividas, mientras viajaba y daba testimonio. Ambos gastaron su vida por el Señor y por sus hermanos.
Y nos provocan. Porque corremos el riesgo de quedarnos en la primera pregunta: dar pareceres y opiniones, tener grandes ideas y decir bonitas palabras, pero nunca jugándonosla. Y Jesús quiere que nos la juguemos.
¡Cuántas veces, por ejemplo, decimos que nos gustaría una Iglesia más fiel al Evangelio, más cercana a la gente, más profética y misionera, pero luego, en la práctica, no hacemos nada! Es triste ver que muchos hablan, comentan y debaten, pero pocos dan testimonio.
Los testigos no se pierden en palabras, sino que dan frutos. Los testigos no se quejan de los demás ni del mundo, empiezan por sí mismos. Nos recuerdan que Dios no ha de ser demostrado, sino mostrado, con el proprio testimonio; no anunciado con proclamas, sino testimoniado con el ejemplo. Esto se llama “poner la vida en juego”.

Papa Francisco, 29.06.2021

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.