Campaña

Publicado el 2021-10-03 In Campaña

“Somos la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt de Costa Rica”

COSTA RICA, Elisa Velásquez •

Los misioneros y misionados de la Campaña de la Virgen Peregrina reiteraron su compromiso y manifestaron que todo depende de Ella con su colaboración a la misión. Cada palabra y acción de los misioneros es una ofrenda de amor y servicio a la Santísima Madre que les ha confiado este apostolado sostenido en el tiempo. —

La Virgen Peregrina de Schoenstatt inició su peregrinación en Costa Rica, con la llegada de imágenes desde diferentes partes del mundo: 1990 Panamá, 1994 Argentina y 1995 Ecuador. El objetivo principal de la campaña, destacaron en la jornada, es evangelizar a familias y personas en hogares, escuelas, trabajos… quienes busquen a Dios, allá donde sea.

Espíritu misionero

El padre Ronald Solera de la parroquia Santa Bárbara en Sabanilla de Alajuela, una de las provincias de Costa Rica ubicada al norte del país, reflexionó sobre el espíritu misionero y la importancia de vivirlo desinteresadamente. Durante la jornada de renovación, los misioneros recibieron charlas formativas y se ofreció a la Mater el Rosario. El padre José Lizardo, sacerdote diocesano de Schoenstatt, ofició la misa de envío de 14 nuevos misioneros, dándoles la bendición a todos y reenviando a los demás participantes de la jornada anual, para continuar peregrinando.

Los puntos mas importantes de las charlas fueron:

  • La conciencia del valor de la misión está presente en cada acto que realizamos para ser fieles y dóciles instrumentos de la Mater.
  • La gracia del cobijamiento nos permite encontrar nuestro hogar en el santuario. Entonces ¿cómo evitamos que se nos distraiga de nuestra meta, de nuestra misión en la campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt?: permaneciendo firmemente arraigados al Santuario.
  • El P. Kentenich nos insta a encontrar «mi hogar en el santuario». Si nuestros corazones permanecen en el santuario, no podemos perder nuestro camino.
  • Este vínculo con el santuario es fundamental. La Peregrina sale del santuario, para repartir las gracias de cobijamiento, transformación interior y envío apostólico.
  • El santuario es nuestro hogar. En el amor de la Mater, nos encontramos transformados en el amor, en el cual el más profundo deseo de nuestro corazón es servirla. En este deseo ya no hay espacio para servir otros intereses. Esta transformación nos permite reconocer, una vez más, nuestra verdadera misión y tomar el coraje para volver al mundo y renovarlo a través de nuestra misión apostólica.

«Gracias al sí de más de 500 misioneros de la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt de Costa Rica».

Campaña

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.