Publicado el 3. julio 2018 In Campaña

La Alianza de Amor es para todos

ARGENTINA, Rosanna Luna con Maria Fischer •

Schoenstatt Bragado recibió, una vez más, a Cristina White, asesora laical de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt en la diócesis de Nueve de Julio.  Se reunió con misioneros de la campaña en la parroquia Santa Rosa de Lima. Los temas giraron en torno al P. Kentenich, don Joao y nuestra entrega del corazón a la Mater, y especialmente se trató sobre la “Alianza de Amor para todos”.—

En el marco del jubileo de los 50 años de la partida del padre queremos regalarle lo que más anhelaba: acercar el misterio de Schoenstatt a la gente, y esto se hará a través de la Campaña del Rosario.

La Virgen sale a invitar a todos los que la recibimos a que le consagremos nuestro corazón como el mejor camino para encontrarnos con Cristo, su hijo, y a partir del ofrecimiento del corazón permitir a la Virgen que nos vaya educando para que podamos redescubrir nuestra dignidad de hijos de Dios, el fuego de Cristo que habita en cada corazón, y así encontrar el sentido de la vida y ser protagonistas de la historia.

Esa es la gran misión que la Virgen quiere realizar desde la Campaña del Rosario, haciendo hincapié en que ella es la gran misionera y nosotros sus pequeños instrumentos. A partir de esta premisa transformarnos en los “oídos” de la Virgen para escuchar sus necesidades, vivencias, inquietudes y, de acuerdo con eso, ir preparando nuestros corazones para acercarlos a la Alianza de amor.

Este año el propósito es que la mayor cantidad de misionados que reciben a la Peregrina en sus casas sellen su Alianza de Amor con la Virgen.

Todos son admitidos en el camino del Señor

La Alianza de Amor se ofrece a todos, en sintonía con lo que el Papa Francisco dijo en el Angelus: “Se comprende que todos son admitidos en el camino del Señor”, y por tanto, “nadie debe sentirse como un intruso, una persona abusiva o alguien que no tiene ningún derecho”.

Así lo confirma en entrevista con Schoenstatt.org la misma Cristina White: “Con el tiempo el P. Kentenich vio la importancia, la necesidad de vincular al pueblo con el santuario, de popularizar la espiritualidad de Schoenstatt – la Alianza de Amor- y así lo manifestaba en innumerables pláticas, charlas y cartas. El 12 de diciembre de 1933 escribió: “El año 1934 ha de ser un año mariano popular schoenstattiano”. Más adelante continúa: “Si trabajamos por un año mariano popular, entonces nos exigirá que arraiguemos a nuestro pueblo católico en el mundo de valores schoenstattiano”.

Miles de Alianzas…

Enfatiza: “La Alianza de Amor no es un punto de llegada, es un punto de partida. No es fruto de una preparación intelectual sino es fruto de la apertura del corazón.

El padre Esteban así lo veía, pero tenía que pasar el tiempo y decantar el espíritu. Por eso vemos en su visión de la campaña un espíritu profético ya que él hablaba de miles de alianzas en la campaña, de trabajar una pedagogía de la alianza orientada a los misionados, que abarcara los días 18, las ermitas, los santuarios del hogar condicionados a la Alianza de Amor, las peregrinaciones a los santuarios…. “

Así, dice Cristina White, se prepara el aporte de la campaña en el Año del P. Kentenich: “Como regalo al P. Kentenich en su año, y respondiendo a su anhelo de María como Madre y Educadora de los pueblos, queremos, como campaña, acentuar la corriente de alianzas de amor en los misionados para que lleguen a ser esos hombres y mujeres libres, fuertes y anclados en lo sobrenatural que el mundo necesita.”

Pozzobon schoenstatt.org

 

Etiquetas: , , , , ,

2 Responses

  1. Realmente que si deberíamos, como misioneros,conquistar corazones, para la Mater, y así lograr más aliados de Ella; que nuestra sociedad conozca los valores schoenstattianos, y de esta manera contagiar a todos de los mismos. LA ALIANZA ES Y DEBE REALIZARLA TODO BAUTIZADO, más allá que pernezca a la Campaña o a otro grupo del Movimiento. El mejor regalo que le hariamos al PADRE J.KENTENICH.

  2. “La Alianza de Amor no es un punto de llegada, es un punto de partida”… que gran mensaje y desafío para todos. Una invitación para movernos a todos los que somos misioneros de la Campaña del Rosario, y enfocar nuestros esfuerzos, el mais um pouquinho que nos pide Don Joao, para hacer este regalo de “miles de aliados” de la Mater, para el Padre José Kentenich en su año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *