Publicado el 25. mayo 2018 In Campaña

Nueva ermita en la ciudad de Allen, en Río Negro

ARGENTINA, Diana Cristina Masini, vía www.schoenstatt.org.ar •

Una nueva ermita de nuestra Madre y Reina de Schoenstatt fue inaugurada en la ciudad de Allen, Río Negro. ¿Cómo se hizo realidad? •

Eugenia San Martín se instaló en la localidad de Allen con su familia y participa en la comunidad de Santa Catalina, la parroquia del lugar. Allí la recibió una imagen de Nuestra Señora de Schoenstatt en una de las tantas actividades que la comunidad organiza. Con su esposo, Fernando Cammarota, participa en la catequesis familiar, y tuvo el deseo de dejar en la ciudad una imagen de María bajo esta advocación. En la comunidad, Soledad Ibarra, conocía al Movimiento de Schoenstatt, porque proviene de la cercana localidad de General Roca, donde había estado junto a los misioneros de la Campaña del Rosario de la Virgen Peregrina.

ermita en Allen

Eugenia dejará la ciudad, la Mater se queda

Eugenia decidió dar forma a ese deseo y se hizo cargo de la colocación de la ermita, sabiendo que la comunidad de Santa Catalina acompañaría y cuidaría de la misma, cuando ella tenga que dejar la ciudad, probablemente en un año o dos. Contó con el apoyo y el entusiasmo del sacerdote, Héctor García Gambino, que resguardó la ermita en su parroquia hasta que la Intendente del lugar, Dra. Sabina Costa, le asignó el espacio definitivo. El Municipio de Allen acondicionó el terreno, mejoró el espacio, colocó unos bancos para que fuera un sitio de oración. Los días previos a la inauguración, los chicos de Infancia Misionera prepararon el mural que está en la pared del fondo.

El 13 de mayo, fiesta de Nuestra Señora de Fátima, a las 15 horas, en el momento en que toda América se unió en oración por la paz del mundo, se rezó el Rosario en la ermita, a poco de ser inaugurada.

Participó toda la comunidad, y Dios nos regaló un hermoso día de fiesta y de alegría por poder contar con la presencia de la Mater en esta región. Esta inauguración nos llena de esperanza y seguramente dará muchos frutos.

Fuente: www.schoenstatt.org.ar

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *