Publicado el 21. mayo 2018 In Campaña

Las gracias del santuario en los rostros de los misioneritos

PARAGUAY, Amada Girett y Martín Pereira •

Un verdadero día de alianza en el mes de la madre. Este 18 de mayo, en la ciudad de Santa Rita, Paraguay, vivimos un gran momento de Alianza de Amor junto a nuestra Madre y Reina. Ya es prácticamente una tradición que Mons. Francisco Pistilli celebre en compañía del P. Ángel Collar la misa del día 18 durante la novena de Santa Rita. El monseñor es Padre de Schoenstatt y, por ser día 18, la organización de la celebración está a cargo de la familia local de Schoenstatt. —

Un encuentro de toda la familia de Schoenstatt al servicio de la parroquia

Con gran alegría nos encontramos miembros de todas las ramas de Schoenstatt de la ciudad, la Rama Familiar, Rama de Madres, Campaña del Rosario y la Campañita de los Chicos, así como el Rosario de Hombres Valientes, de manera que se creó un ambiente familiar en torno a nuestra Mater.

También los más pequeños pueden ser misioneros

Por tercer año consecutivo nos acompaña Mons. Pistilli. En todos estos años, al culminar la ceremonia religiosa, el mismo monseñor hace entrega de las imágenes peregrinas a los chicos de la Campañita del Rosario. Es extraordinario este momento: Niños de 7 a 14 años, que se han venido preparando para el gran día, reflejan hoy en sus rostros una alegría pura, sincera, de encuentro con la Madre. Las tres gracias de Schoenstatt se hacen presentes en una inocente mirada: cobijamiento, transformación y envío. Cómo no sentir cobijamiento si la Mater a partir de ese momento los acompaña a casa. Es fácil palpar esa transformación, luego de una ceremonia tan emotiva y de ser reconocido por un obispo tan importante, y el envío, después de tantas charlas preparatorias los chicos están listos, y ahora la Madre y Reina los acompaña, ellos deben llevar la imagen peregrina por un año en sus comunidades para incentivar el rezo del rosario entre sus hermanos y primos, compañeros de colegio y vecinos.

Cierre en la ermita

Cerramos el maravilloso día de Alianza y de Gracias junto a la ermita de la Virgen de Schoenstatt, compartiendo en torno a una mesa preparada con mucho cariño. Nos acompañaron algunos schoenstattianos de otras ciudades. Hubo cantos y recitados a la Mater, terminando con una torta de cumpleaños para la MTA y el canto de alegría.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *