Publicado el 28. junio 2017 In Campaña

Hoy en este mismo día y a la misma hora, hace exactos 32 años atrás….

BRASIL, Joao Luiz Pozzobon (nieto), 27/06/2017

Hoy por la mañana muchos peregrinos salieron en procesión, desde la casa del Diácono Joao Luiz Pozzobon hasta el Santuario Tabor, en conmemoración al 32º año de su fallecimiento.

Hoy en ese mismo día y a esa misma hora, hace exactamente 32 años atrás, el Siervo de Dios Joao Luiz Pozzobon dio su paso a la vida eterna. Los 3 días anteriores, fueron de preparación y celebraciones en su honor. En estos días fue posible revivir y reflexionar mucho sobre sus momentos de alegría, de fe, pero también sus momentos de dificultad y tristeza.

La certeza de que la Madre estaría con él en todo momento

Incluso en esos momentos nebulosos, él siempre tenía una certeza: que la Mater estaría con él en todo momento, que siempre sería la luz de su vida y de su camino.

Ella es la luz que transforma oscuridad en claridad, la luz que transforma un camino confuso y muchas veces aterrorizante, en un camino de certeza y confianza. La luz que iluminaba su vida era María. A través de ella, su vida se transformó; y a través de él, se transformaron las vidas de muchas personas. Esta luz, que durante sus 35 años de peregrinación guió a muchos por el camino correcto, demostró que incluso en los momentos más difíciles nunca se apagaría y que estaría siempre dentro de su corazón.

Incluso después de su muerte, esta luz permaneció viva en la vida de quienes lo conocieron o conocieron su campaña. Él consiguió, a través de la Campaña de la Virgen Peregrina, que esa llama pudiera estar presente en la casa de muchas personas a través de la imagen de la Mater, compartiéndola al resto del mundo, sacando de la oscuridad a muchos hogares y corazones.

Todo lo que todos los abuelos hacen por un nieto, él hace por mí

Para mí, el día 27 de junio es un día muy significativo, que me llena de muchas emociones. Pues al mismo tiempo que revivimos el momento de partida de esa persona tan especial e iluminada, como fue don Joao Pozzobon, para mí también se revive la partida de mi abuelo.

A pesar de no haberlo conocido como él me conoce y me ilumina, sé que él me escucha y yo lo oigo a él. Todo lo que todos los abuelos hacen por un nieto, él lo hace por mí. Me apoya en los momentos difíciles, me ayuda a tomar decisiones y decidir el mejor camino a seguir. Con certeza puedo decir que en mi vida él también es mi luz. Sé que esa luz nunca se apagará, y que cada vez será más brillante y reluciente en mis días.  Que cada vez más las personas y las familias puedan conocer mejor a esa luz, que fue y que es Joao Luiz Pozzobon, pues además de ser una inmensa fuente luminosa que es capaz de guiar y transformar, también trae consigo la luz que siempre tuvo en su propia vida: nuestra tan amada Madre Reina Tres Veces Admirable.

Original: portugués, 27.06.2017. Traducción: Kikito Vázquez, Asunción, Paraguay/vg

Etiquetas: , , , ,