Publicado el 2016-07-27 In Campaña

Ella recorre mucho, Ella no se queda quieta

PARAGUAY, por Mima y Juan Carlos Cardona •

Nos levantamos a las 04:25 hs. de la mañana para viajar a la ciudad General Elizardo Aquino, distante a 210 Km. de Asunción, para la bendición de la Ermita de la Madre y Reina Tres veces Admirable de Schoenstatt.

Era una mañana muy fría, el vehículo iba marcando la temperatura del exterior de 5°C a 7° C, con una neblina muy espesa que cubría gran parte del camino.

Nosotros ya lo sabíamos y no nos sorprendió el tiempo, porque no es la primera vez que viajamos a esa hora y por el mismo camino. El amor a la misión sobrepasa todas las pruebas, y Ella es la que abre los caminos.

Un sueño hecho realidad

El domingo 17 de julio de 2016, se cumplió un sueño largamente esperado por los misioneros de la Campaña de la Virgen Peregrina: la bendición de la Ermita. Pasaron 18 años desde la llegada de la primera imagen de la Virgen peregrina a esta ciudad, de la mano del Dr. Juan Domingo Mendoza.

Las misioneras nos contaban que ellas la construyeron con muchos aportes al capital de gracias y se sentían muy orgullosas y felices por este logro. Gral. Aquino es una ciudad de calles amplias, limpias, muy bien cuidada. La Ermita está ubicada en una plaza, tiene dos lados con la imagen de la Mater.

1

Bendición por el Obispo de la diócesis de San Pedro

La bendición ya había sido marcada en dos oportunidades y no fue posible concretarla. Los misioneros querían completar todos los detalles, pero todo queda siempre en las manos de Dios. Esa semana, viajó a Gral. Aquino el Obispo de la Diócesis de San Pedro Apóstol con un grupo de misioneros para la evangelización y se quedaron unos días. Así fue que Monseñor Pierre Jubinville tomó la decisión de no esperar más y bendecir la Ermita. Los misioneros quedaron felices por la buena noticia.

Terminada la Misa celebrada por el Obispo diocesano en la Parroquia María Auxiliadora, nos dirigimos hasta el lugar donde está ubicada la Ermita.

La ceremonia y las palabras del Mons. Jubinville nos impresionaron muchísimo, al dirigirse a nuestra Madre y Reina: “Ella es muy conocida, todos la conocen, no se queda quieta, recorre mucho, llega a las casas y entra en las familias. Desde hoy estará en este lugar y todos sus hijos podrán acercarse y Ella escuchará sus oraciones”.

Son 17 misioneros que recorren, cada uno, entre 10 a 15 familias del lugar. Se los ve con mucha fuerza y una gran entrega a la misión; y sobre todo, con una alegría que contagia.

index

Etiquetas: , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.