Publicado el 2016-06-22 In Campaña

Un fructífero encuentro asume los desafíos de nuestro tiempo

EE.UU,  Hna.M. Isabel •

Los jefes de la Campaña del Rosario de Schoenstatt de EE.UU. (y Canadá) y se reunieron el salón Padre Kentenich, del Centro de Schoenstatt de Waukesha, Wisconsin, el pasado 10 y 12 del corriente.

Como culminación de un largo día de debates sobre la manera de seguir haciendo de la Campaña del Rosario un gran apostolado en estos nuevos tiempos, los jefes coronaron a las MTA auxiliares. Estas imágenes procedían de Louisiana, Ohio, Arizona, Florida, Texas, Illinois, Georgia, Nueva York, Wisconsin y Canadá.

Un fin de semana de grandes bendiciones y discusiones muy intensas tuvo su punto culminante en una sencilla pero muy profunda ceremonia de coronación, que tuvo lugar el sábado por la noche durante la solemne celebración de la Santa Misa.

Reina de las tres gracias

Las imágenes fueron coronadas con el título de: “Reina de las tres gracias en salida”. Este título es el más apropiado para el Año de la Misericordia dado el hecho de que las tres gracias que uno recibe cuando peregrina a los Santuarios de Schoenstatt a través de las manos de la Mater, corresponden a la misericordia de Dios para con nosotros. Las gracias son: la gracia de cobijamiento, lo que permite a uno a crecer en filialidad a Dios como padre; la gracia de la transformación interior, porque Dios no quiere dejar a la gente en su miseria, y a través del amor y del ejemplo de María, los transforma; y la gracia del envío apostólico, que permite que se puedan compartir con los demás, las misericordias recibidas.

Portando la imagen de Cristo en tiempos de cambio

En vista de los muchos cristianos perseguidos en todo el mundo, y la sutil persecución que los cristianos están experimentando en los EE.UU., los jefes la Campaña del Rosario coronaron estas diez imágenes de la Mater, pidiéndole que interceda por todos.

Siendo esa la mayor petición, también confían en que María siga intercediendo para que puedan llegar a ser como Ella, portadores de la imagen de Cristo en el mundo y el tiempo. ¡Todos necesitan gracias especiales para esto! También se necesita saber cómo alcanzar esa meta en estos tiempos de cambio. Sin embargo, la Reina seguirá ocupándose de que ellos cosechen los ricos frutos de estas gracias, en sus vidas y en su apostolado a través de EE.UU. y Canadá.

Aunque este encuentro no fue una masiva reunión de personas, quizás por eso fue tan fructífero.

Original: Inglés. Traducción: Susana A. Llorente, Buenos Aires, Argentina

Etiquetas: , , , , , ,