Publicado el 24. febrero 2016 In Campaña

En vacaciones, de la mano de la Mater

URUGUAY/ARGENTINA, Tucumán, por Silvia Sibay •

Qué bueno es partir de vacaciones sabiendo que encontrarás un lugar donde la Mater te espera para cobijarte, como si estuvieras en casa! ¡Ella nunca está de vacaciones!

Cuando llegué a Punta del Este, Uruguay, la primera visita fue a la Iglesia de la Candelaria. Allí, frente el imponente faro, la parroquia se divisa con todo su esplendor. Como broche de oro a tanta belleza, Ella, la Mater, me saludaba desde su Ermita, a un costado de la Iglesia.

Con Marta, mi amiga schoenstattiana de tantas peregrinaciones, nos perdimos en su mirada maternal…

Esperaba ansiosa el día 18 de febrero, para participar del rosario de luz, que se rezaría por segunda vez. El 18 de enero fue dentro de la Parroquia, pero esta vez, ante la Ermita.

El Padre Jorge, párroco de La Candelaria, invitó al rosario, al finalizar la misa. Fue él mismo el que ayudó a los niños a encender las velas que el viento apagaba, a medida que se desgranaban las Avemarías.

20160224065620

Un poco de historia

Las primeras schoenstattianas que conocí allí, fueron Rayito y Raquel. Luego, antes del rosario, Sarita y Eleonora.

¡Para mi sorpresa, me cuentan que la lámina para el cuadro de la ermita, fue bendecida hace tiempo por el Padre Guillermo Cassone, de los Padres de Schoenstatt, nuestro asesor en Tucumán!

Comenzaron la conquista con capitales de gracias y …algo me impactó: también se dejaban los aportes en un negocio de un shopping de Punta del Este: La Mercerie.

Terminado el rezo del rosario, los que participaron colocaron sus pedidos y agradecimientos en una vasija, que luego fueron quemados; me despedí de Sarita Ruibal – nuestra corresponsal de schoenstatt.org –  y conversé con Eleonora Gravier, ya que observé su disposición y organización de todo el armado del rosario.

 

Me contó que es argentina; se inició en la Juventud Femenina en Pilar, provincia de Buenos Aires, y con su esposo se radicaron en Nueva Zelanda, donde ella comenzó a misionar con la imagen peregrina. Y como la Mater abre caminos, a su regreso dejó una imagen allí.

Actualmente vive en Punta del Este y comenzó a buscar aliados para la Mater. De sus tres hijos, los dos menores son misioneritos y fueron los encargados de encender las velas en el rosario.

Cuenta Eleonora que las imágenes peregrinas son varias, en Punta del Este y que se la pidieron de varios negocios, iniciando la trayectoria en La Mercerie. Allí se encontraba con un cuaderno. Nos dijo que pidiéramos la «bitácora» de la Mater.

Al despedirnos de ella y sus hermosos niños, partimos apresuradas a La Mercerie. Queríamos comprobar lo que nos dijo Eleonora. Al entrar al negocio, nuestra Mater nos sonrió e inmediatamente vimos el cuaderno donde las personas que llegan, dejan su testimonio. ¡No pudimos retirarnos sin escribir en él nuestro agradecimiento por tantos momentos de emoción!

Una clienta del negocio, escuchó nuestros comentarios y al enterarse que éramos misioneras, nos dijo: » No soy religiosa…¡pero qué hermosa misión!»

Y el sueño se concretó

Conseguido el lugar para construir la Ermita, no sin algunos inconvenientes por saber porqué tendría que ser la Virgen de Schoenstatt la entronizada, con capital de gracias y donaciones, pudo edificarse.

Hoy la Mater reposa cerca del mar, y el viento arrulla al Niño y su morada. Éste fue un encuentro de vacaciones, Ella atraerá cada vez más corazones para el Reino del Señor.

Y que en este lugar se cumplan las palabras de nuestro padre fundador, José Kentenich: «Que por Schoenstatt se llenen las amplias naves de la Iglesia.»

¡Gracias, Mater, por esta hermosa experiencia vivida!

Ubicación de la ermita, acá.

index1

Etiquetas: , , , , , , ,