Publicado el 8. noviembre 2015 In Campaña

La Mater sorprendió a quienes llegaban al Cementerio

ARGENTINA, Lis Álvarez •

El lunes 2 de noviembre, conmemoración de los fieles difuntos, muchas personas que llegaron hasta el Cementerio de la Chacarita, en Buenos Aires, para recordar a sus seres queridos que ya han partido a la casa del Padre, se encontraron con la sorpresa de que, quien los recibía, era la Mater. Las misioneras de la Campaña del Rosario de la Vicaría Devoto realizaron una jornada de oración y misión en el Oratorio de ese Cementerio Municipal.

En el lugar, se encuentra entronizado un cuadro de la MTA y allí se realizó la jornada de oración para rezar el rosario de 9 a 17 hs. En una pequeña mesa, en la entrada, ubicaron una Imagen Peregrina junto con la Cruz de la Unidad y un banner detrás, en el que se veía al Padre Kentenich y a Don Joao Pozzobon.

Los nombres de los familiares difuntos

la foto 1Fueron muchos quienes llegaban a visitar el lugar donde descansan sus seres queridos, se sorprendían y se sentían atraídos por la imagen de María que los recibía. En un cuaderno, podían anotar los nombres de sus familiares difuntos, sus pedidos y acciones de gracias. Algunos se quedaban rezando un rato en el oratorio. Las misioneras rezaban por todos ellos y les obsequiaban un rosario y un folleto con textos meditados sobre los misterios marianos.

En alianza con Francisco

El Papa Francisco nos recuerda que «La memoria de los difuntos, el cuidado de las tumbas y los votos son testimonios de confiada esperanza, enraizada en la certeza de que la muerte no es la última palabra sobre el destino del ser humano, ya que el hombre está destinado a una vida sin límites, que tiene sus raíces y su realización en Dios. (…) Con esta fe en el destino supremo del hombre, nos dirigimos a la Virgen María, que sufrió bajo la Cruz del drama de la muerte de Cristo y ha participado después en la alegría de su resurrección. Nos ayude Ella, Puerta del Cielo, para comprender cada vez más el valor de las oraciones por los difuntos. Sostenga nuestra peregrinación diaria en la tierra y nos ayude a no perder de vista el objetivo final de la vida que es el Paraíso. Y nosotros, con esta esperanza que nunca defrauda, sigamos adelante». (Ángelus, 2 de noviembre de 2014)

la foto 3

Fotos: Lis Álvarez

Etiquetas: , , , ,