Publicado el 30. octubre 2015 In Campaña

La ermita de Vallemí

PARAGUAY, Mima Cardona y María Fischer •

«Cuando quiera saber algo más me avisa, tenemos 57.680 km recorridos y entregados por amor a la MTA», escribe Mima Cardona, al preguntarle sobre unas fotos compartidas de la novena del 18 de octubre en las ermitas del interior de Paraguay. Ella y su marido llevan adelante la Campaña de la Virgen Peregrina en el interior de Paraguay, o sea, en aquellos lugares fuera de las grandes concentraciones de Schoenstatt como Asunción, Ciudad del Este, San Lorenzo, Encarnación.

La fiesta de este 18 de octubre fue maravillosa, miles de peregrinos y misioneros llegaron a Tuparenda, el primer grupo en llegar fue el de los misioneros de Encarnación a las 4:30 de la mañana. Los abanderados que acompañaron la procesión en la primera misa eran todos misioneros de distintos puntos del país. Misioneros que peregrinaron al Santuario de Tuparenda para agradecerle a la Virgen que visita sus hogares.

La ermita de Vallemí

Recuerdo un relato de Mima Cardona sobre un aventurero viaje sobre senderos de tierra, publicado en 2011, hacia Vallemí, una ciudad a 620 km de Asunción, a orillas del río Apa, limítrofe con Brasil.

El 5 de julio de este año se bendijo una ermita en Vallemí. Quiero saber más, y Mima comienza a relatar:

«El párroco de ese lugar es el P. Emiliano R. Fernández, él ya conoce el Movimiento y en especial la Campaña. Lo conocimos en Loreto, allí la Campaña ya estaba formada, pero no tenían una Ermita.

Cuando al P. Emiliano lo nombran párroco de la iglesia Virgen del Carmen en Concepción, nos llamó y pidió que formásemos un grupo de misioneras. Se formó el grupo que fue dirigido por las mismas misioneras de Concepción. Allí en la parroquia Virgen del Carmen es entronizada la imagen de la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt.

12193962_957155241017030_1146119602_o

El pedido del párroco

12179670_957155154350372_1167616753_nPoco tiempo después vuelven a trasladar al P. Emiliano, pero esta vez a un lugar bastante distante y con un camino en pésimas condiciones: Vallemí. En Vallemí está instalada la planta industrial que produce el cemento para todo el país.

Lo primero que hace es pedir nuevamente la presencia de la Campaña, es así como nuestra Madre nos utiliza como instrumentos en sus manos. Hablamos y preparamos un programa de lanzamiento con las primeras imágenes, seis en total distribuidas en seis barrios.

El mismo sacerdote se encargo de elegir a las personas que serían las misioneras.

Después de un mes, en la primera misa del 18, que fue un 18 de marzo, estando el templo lleno, se entregaron las peregrinas.

El mismo padre nos llamó para contarnos que le sorprendió la cantidad de gente que había asistido. «Ella me sigue, a donde voy Ella va conmigo» son las palabras del P. Emiliano. Es así como nuestra Madre nos lleva a visitar y establecer su trono de Gracias…

Ella con su dulce presencia atrae los corazones de sus hijos, los cobija en su corazón maternal y lo va transformando de poco a poco.

La Ermita fue bendecida el 5 de julio de 2015, asistieron miembros de la Rama Familiar de Concepción, Misioneras de Concepción y Loreto, una vez más se lleno el templo. Damos a gracias a Dios y a nuestra Madrecita por elegirnos como instrumentos en sus manos. «En tus manos Padre, apóstoles de la Mater».

Etiquetas: , , , ,