Publicado el 2015-06-06 In Campaña

Encuentro Regional de la Familia de Schoenstatt en Toscana

ITALIA, Laura Liberati •

Domingo 3 de mayo de 2015, en la Iglesia María Auxiliadora de Filanda di Aulla, se desarrolló la 7° Jornada Regional de la Familia de Schoenstatt de Toscana coronando un recorrido de varios encuentros, realizados por la Diócesis de San Miniato, en el Monasterio de Santa Cristiana y San Cruz a orillas del Arno y en el salón parroquial de San Pedro Belvedere, para permitirle a los participantes experimentar la alegría del abrazo de María.

Toda la jornada fue una sucesión de momentos preciosos, en cada uno de los cuales se ha sentido la presencia materna y poderosa de María que todo distiende y serena, cuando a Ella le podemos regalar con fe y arrojo nuestro corazón.

Así, el viaje de partida y de retorno en micro, acompañado de un placentero clima primaveral, fue tranquilo, sin ningún obstáculo por atascos en la autopista, como en vez sucedió en el carril opuesto al nuestro.

Con entusiasmo llegamos súper puntuales a Aulla donde en el salón de la Iglesia María Auxiliadora nos esperaban para recibirnos la Hna. Ivone Zenovello, responsable de la Campaña de la Virgen Peregrina en Italia, el Padre Juan José Riba, responsable del Movimiento de Schoenstatt en Italia, y muchos fieles de Toscana. Fue una emoción encontrarnos todos juntos, entonando el himno a la Virgen Peregrina, seguido del canto de invocación al Espíritu Santo para que abriera nuestros corazones y descendiera el fuerte deseo de encontrar a María y rezar con Ella en el Santuario, nuestro Cenáculo.

11025659_456362864527983_1419812081013458555_n

María necesita corazones valientes

La charla del Padre Juan Riba, que siguió a este momento tan importante de oración, bajo el título de “El desafío que el Papa Francisco ha lanzado para los misioneros en el Jubileo 2014”, rica en imágenes, anécdotas y hechos referidos a su tierra natal, Argentina, puso en evidencia la cualidad esencial de la figura del misionero. María “triunfa siempre en nuestras debilidades y límites, se ocupa de nosotros, de las familias y de las personas que se nos han confiado”, pero necesita corazones disponibles, corazones valientes, abiertos al amor de Dios para hacer milagros.

Un corazón valiente como aquel del niño en Argentina que, como nos ha contado el Padre Juan José Riba, ha recuperado una Imagen de la Virgen para restaurar y la hizo peregrinar en su escuela, tanto le llamó la atención a la Directora que se hizo misionera.

Un corazón contagioso como el de aquel padre de nombre Crucifijo y de su esposa que, como nos han contado en su sincero testimonio, siempre se confiaron con fe a María en la batalla contra la enfermedad incurable de su joven hija, hasta ganarla. Significativo es la valentía del párroco de Massa Carrara que abrió la Campaña de la Virgen Peregrina para los detenidos en la penitenciaría del lugar, despertando en ellos el deseo de repetir nuevamente la experiencia del encuentro con María.

La figura del misionero, como lo ha subrayado bien el Padre Juan Riba, al final de su charla, se vuelve a destacar en el cuentito que nos leyeron, en la imagen del colibrí, el pajarito más pequeño del mundo, que no se asusta en atravesar cimas y superar glaciares, porque quiere lograr la meta de concluir su viaje.

Estas palabras fuertes y, después, un almuerzo agradable y distendido en la Localidad de Cagina di Aulla, donde hemos podido experimentar el regalo de la atención y acogida de parte de tantas voluntarios de la Asociación de San Juan Bosco, estamos dispuestos a vivir el momento más importante del día: el rito de la Alianza de Amor con María que sellaremos a continuación durante la celebración de la Santa Misa.

Revivir la emoción del encuentro con el Papa Francisco

La Hermana Ivone aprovechó cada oportunidad para prepararnos, en pequeños grupos o todos juntos, para darnos consejos y estímulos para que pudiéramos vivir mejor el precioso encuentro con María.

La proyección del video sobre el “Jubileo 2014” en el que se pudo admirar toda la belleza de los festejos desarrollados en el Santuario de Schoenstatt por los cien años de su fundación y revivir la emoción del encuentro con el Papa Francisco en Roma el pasado 25 de octubre de 2014, ha contribuido a llenarnos de regocijo y festiva espera.

Como tantas veces nos ha recordado la Hermana Ivone, el encuentro con María hace “corazones juveniles”, borra los datos de la edad de cada uno y nos hace a todos miembros alegres de una misma y gran familia.

“…Virgen Madre…Tú eres la que elevaste la naturaleza humana…”

Es la misma sensación que hemos tenido (éramos 33 los que sellaríamos la Alianza de Amor) todos juntos en semicírculo alrededor del Altar, después de la homilía del Padre Juan José Riba, con una vela encendida en la mano, diciendo las santas palabras que el Padre Kentenich les dirigió a los jóvenes el 18 de octubre de 1914, en ocasión de la primera Alianza de Amor. La medalla nos fue entregada directamente de manos del Padre Juan, y la transcripción de sus nombres en el registro, que pertenece al Santuario de Belmonte en Roma, son signos tangibles que confirman la fuerza de este abrazo con María, nuestra Madre, Reina y Victoriosa Tres veces Admirable de Schoenstatt.

El abrazo de María no conoce límites, y no tiene fronteras, mira comprometiendo a todos los corazones del mundo, pero exige de parte nuestra un amor verdadero, sincero, fiel. “Nada sin Ti, nada sin nosotros”, no son palabras que resumen la Alianza de una ocasión o de un día particular, de ahora en más, es la guía de toda la vida.

1510477_456362951194641_4789755018819086734_n

Fuente: Facebook

Original. italiano. Traducción: Rosita Ciola, Villa Ballester, Argentina

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.