Y la Reina cuenta con nosotros

ESPAÑA, Pilar de Beas • Para mí comenzó el confinamiento el 10 de marzo debido a una neumonía que hasta hoy no sé si fue COVID-19.  Ya medicada y con el antibiótico puesto, empecé a tener una necesidad imperiosa de “hacer algo”. Incluso me puse en contacto con un hospital para ayudar (inocente de mí) a hacer llamadas a los familiares de enfermos, ya que lo que más me preocupaba desde el principio era la soledad de las personas que morían sin ninguna mano puesta en la suya. — Aquí aprendí que, por la ley de protección de datos, no … Sigue leyendo Y la Reina cuenta con nosotros