Publicado el 2020-05-11 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus

Desde el helicóptero, la Mater salió a visitar a sus hijos en Guayaquil

ECUADOR, Claudia Echenique •

Esta vez, no fueron los hijos a visitar a la madre, sino que la madre salió a visitar a sus hijos enfermos o en situación de riesgo.  Y para poder hacerlo, la imagen peregrina de la Virgen de Schoenstatt salió del santuario de Guayaquil en manos del P. Eduardo Auza y sobrevoló la ciudad en un helicóptero recorriendo y bendiciendo los diversos barrios de la ciudad ecuatoriana.—

 

La tradicional Peregrinación de Mayo que se realiza desde diversas parroquias hasta el santuario de Schoenstatt desde hace 41 años, este año se desarrolló de manera virtual a causa de la pandemia mundial.

El sábado 9 de mayo, en vísperas del Día de la Madre, el movimiento de Schoenstatt tuvo que recurrir a la creatividad para organizar la peregrinación, mediante la TV y las redes sociales y que todos participaran sin salir de sus casas. El lema elegido fue: “María, Reina de la Salud y Madre de la paz”.

La transmisión que se vio por YouTube, en Ecuador y más allá, comenzó con el rezo de rosario, en el que cada misterio fue guiado desde un hogar y mientras se rezaba se veían diversas imágenes de la Virgen, de algunos santos y de los peregrinos en años anteriores caminando al santuario.

Luego, continuó un breve video sobre Schoenstatt, su historia y sus santuarios, que finalizó con un canto de las Hermanas de María.

Para nosotros, María es…

“Familias marianas fortalecidas por el amor de Dios” se tituló el segmento de testimonios de las familias que, ante la consigna “Para nosotros, María es…”, respondieron desde cada Santuario hogar: Madre y educadora, Milagro de amor, Madre de la transformación, Unión familiar, Madre de las familias, Madre de la esperanza, Reina y madre de misericordia.

“Quién es María para mí” fue la siguiente pregunta que respondieron jóvenes, religiosas, sacerdotes y matrimonios de diversas parroquias y sectores de la iglesia local, incluido un mensaje del P. Juan Francisco Escobar desde el santuario original en Schoenstatt, en Alemania.

Luego, cuatro Hermanas de María entraron al santuario de Guayaquil con diversos símbolos que entregaron en el altar al P. Eduardo Auza:  la imagen peregrina, la bandera de Ecuador, la vasija del Capital de gracias y las peticiones de los peregrinos que se fueron recolectando en los días previos.

Al terminar esta preparación espiritual, comenzó la misa celebrada por el obispo diocesano Mons. Luis Gerardo Cabrera.

Partió sin demora… en helicóptero

Luego de la eucaristía, transmisión volvió al santuario y allí las Hermanas de María rezaron por todas las necesidades de salud, de trabajo, de la realidad actual en Ecuador. Una de ellas salió del santuario con la imagen peregrina en sus manos y se la entregó al P. Eduardo, quien con estola y barbijo se subió al helicóptero para iniciar la peregrinación.

La imagen de la Mater mirando la ciudad desde el helicóptero impactaba. “Partió sin demora… es la reedición de la Visitación” comentaba Juan Villaraza, desde Argentina.

Durante el recorrido por la zona de los hospitales, las iglesias y barrios populares en la denominada Ruta de la Salud, el padre Eduardo Auza y la Hna. M. Paula fueron haciendo meditaciones, relatos y oraciones referidas al significado de la peregrinación.

“En este día de la peregrinación, queremos acercarnos desde el cielo para llevar la imagen de gracias de María, la Madre Tres veces Admirable de Schoenstatt. Queremos que Ella pueda llegar a todos los hogares, pero especialmente a los más débiles, a los enfermos”, comentó el P. Eduardo durante el sobrevuelo a la ciudad.

Etiquetas: , , , ,

1 Responses

  1. Que nos protega y ayuda a salir pronto de esta pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *