Publicado el 2020-04-10 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus

Trabajar durante el confinamiento o: La página que nunca duerme

ESPAÑA, Paz Leiva •

Esto del confinamiento se está haciendo largo. Aunque con tanto tiempo libre, estamos todo el día ocupados. —

Ayer fue Jueves Santo. A media tarde, un WhatsApp me hizo fijar la vista en el móvil: es Tita, desde Viena, voy a responder. “En un rato te atiendo”. Tardé media hora en poder atender a mi amiga. Tita “luchaba” con un texto del padre Busse. Un texto profundo, cargado de humanidad, como es el padre Busse, alegre, lleno de esperanza: con un alemán culto, aderezado con expresiones cotidianas, cargadas de imágenes de la vida real y comparaciones casi imposibles de traducir sin que pierdan su más profundo sentido. En la media hora que tardé en atender el WhatsApp, Juan Eduardo, desde el otro extremo del mundo y María, desde la redacción habían ayudado a resolver la duda de Tita. Y no era una duda  menor.

Quien no conozca los artículos del padre Busse, se pierde mucho. Pueden empezar leyendo el que se publica hoy bajo el título “Viernes Santo – el precio de la reconciliación”.

Así es este equipo de schoenstatt.org. Cualquier día a cualquier hora hay alguien dispuesto a ayudar, en el momento.

Hoy es Viernes Santo

El punto importante de esta mañana era el “retiro” del padre José María. Allí estábamos preparados frente al televisor. El aviso de que empezaba la charla corrió por las redes. Móviles alejados, que no desconectados. Acabada la charla, nos dimos un tiempo de introspección y luego diálogo matrimonial.

Era casi la hora de comer en España. Miguel Ángel corregía dos artículos para hoy.  Se asoma por WhatsApp Eduardo, desde México, dispuesto a echar una mano con su buen humor de siempre: «corregir en Viernes Santo computa doble». – “Triple”, le contestan desde redacción. Lo bueno es que nada computa, todo es voluntario. Computa la amistad, el amor a Schoenstatt, la afición a contar historias, las ganas de dar un servicio…

Y es que colaborar en schoenstatt.org es un “servicio esencial”, aunque no figura entre los descritos en las listas de servicios esenciales durante el confinamiento. Deberían incluirlo.

Todos nosotros llevamos años separados, sin visitarnos ni vernos – como en el confinamiento – pero estamos siempre unidos.

También en Viernes Santo.

 

Todos los artículos «Alianza de Amor Solidario en tiempos de coronavirus»

Foto arriba: iStock Getty Images ID:903128428, © cofotoisme. Licensed for schoenstatt.org

Etiquetas: , , , , , , , ,

2 Responses

  1. desde Armenia Quindio. fesde mi cama con mi discapacidad siempre prendo mi celular par conectarme con el santuario en la camara web de ustedes. estoy en mis oracion pidiendo a la MTA pra q nos bendiga a todos en especial a los schoensttatianos. cuando no por yutube desde Roma con los italianos del santuario de zRoma. Mil gracias ya q es mi manera de estar en contacto asi sea espiritualmente ya q fisicamente estoy muy limitado. Un abraxo.

  2. ¡Hermosa ilustración del servicio que se hace desde esta página! Somos una familia, físicamente sólo pocos se han visto alguna vez pero se comparte tanto que los siento cercanos.
    Te añado una anécdota: en el equipo de corrección tenemos una «competencia» (también gracias a Eduardo) entre los del hemisferio norte y «las damas del sur.» La diferencia de horarios hace que esté siempre alguien a disposición. Solamente no sé todavía cuándo duerme María porque ella está disponible siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *