Publicado el 2020-03-28 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus

“Yo lo acompañé, y ahora él me acompaña” – La historia de Mirtha

ARGENTINA,  Claudia Echenique •

Quiero contar hoy la experiencia de Mirtha, una señora de más de 70 años, en este tiempo de cuarentena por el coronavirus. Ella vive sola en su departamento en Buenos Aires, ya que su familia vive en otras ciudades de Argentina. —

Mirtha ama a Jesucristo y ama a “su” padre José Kentenich. Colabora como voluntaria en Confidentia, la casa del Movimiento de Schoenstatt en el centro de la ciudad. Allí participa del Círculo de miembros de la rama de Madres, hace adoración al Santísimo, y una de sus principales tareas es atender la sacristía en los horarios de algunas misas.

Ser sacristana le ha permitido tener contacto con muchos de los padres de Schoenstatt que han trabajado en Buenos Aires y también con los sacerdotes diocesanos de Schoenstatt que han celebrado misa alguna vez en el Santuario del Centro.

Uno de esos padres a los que Mirtha asistió desde la sacristía es el P. Pablo Pol, hoy rector del Santuario original.

La vida religiosa a través de la TV, la computadora y el celular

En estos días de cuarentena, hay muchas transmisiones de misas, rosarios, meditaciones, retiros y hasta reuniones de grupos via streaming, sobre todo a través de las redes sociales Facebook e Instagram. Para quienes no usan esas redes y quieren seguir la vida schoenstattiana, resulta difícil poder acceder y participar de algunos eventos, sobre todo de la misa diaria.

Gran alegría tuvo Mirtha cuando hace unos días le envié el link de la webcam del Santuario original, donde podría ver y participar de la misa diaria en español.

Desde entonces, en la soledad de su departamento, ella “visita” todos los días el Santuario original y participa de la misa que celebra el P. Pablo Pol. Además, ha organizado toda su actividad religiosa a lo largo del día a través de su televisor, su computadora y su celular. ¿Quién dijo que los adultos mayores no se adaptan a los cambios tecnológicos del siglo 21? Hay que motivarlos, explicarles con un poco de tiempo y paciencia y así se integran al ritmo de la vida actual.

La frase que motivó esta historia

Hace un rato hablé por teléfono con ella y me dijo una frase que me motivó a relatar su historia. Mirtha me dijo:

“Hoy pensaba que durante mucho tiempo yo lo acompañé al P. Pablo asistiéndolo en la sacristía. Hoy, él me acompaña a mí que estoy sola, en mi casa, con la misa que celebra cada día en el Santuario original”.

“Tenemos un ancla: en su Cruz hemos sido salvados.
Tenemos un timón: en su Cruz hemos sido rescatados.
Tenemos una esperanza: en su Cruz hemos sido sanados y abrazados para que nadie ni nada nos separe de su amor redentor”.
Papa Francisco, 27.03.2020

 

Etiquetas: , , , , ,

1 Responses

  1. Mi esposa es amiga de Mirtha y cada vez que visitamos CONFIDENTIA la busca para saludar ya que es muy agradable !!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *