Publicado el 28. marzo 2020 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Iglesia - Francisco - Movimientos

Iglesia y Schoenstatt en salida en tiempos del streaming

ALIANZA DE AMOR SOLIDARIA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, María Fischer •

El mundo entero está en alerta sanitaria. Una gran parte de las personas en el mundo no se pueden juntar, ni celebrar, llorar, reír, discutir, bailar, comer o rezar físicamente juntos. El mundo entero llora a sus muertos, a sus enfermos, a sus ancianos o discapacitados que nadie puede visitar. El mundo entero se viste con luces de esperanza, de solidaridad, de fe. —

El Cristo Redentor en Rio de Janeira, iluminado con las banderas de las naciones afectadas por Covid-19

Un mundo entero que cancela fiestas, misas, bodas, viajes, eventos deportivos y culturales. Santa Cruz de la Sierra pospone la tan anhelada bendición del santuario para una fecha que definirá la MTA. Un mundo entero con miedo por las consecuencias laborales y económicas personales y globales. Un mundo entero que se siente impotente …

Mientras unos compran toneladas de papel de baño, otros compran flores para los cajeros y aplauden al personal sanitario. Mientras unos caen en desesperanza, otros rezan y difunden esperanza en tiempos del coronavirus. El Cristo Redentor en Río luce las banderas de las naciones afectadas por el coronavirus. Andrà tutto bene, todo estará bien, nos dicen los jóvenes schoenstattianos de Roma.

“Reina de la salud, ruega por nosotros. Reina de la salud, cuenta con nosotros”, se reza ya no solo en Schoenstatt España, sino mucho más allá. Y los fieles nos encontramos en nuevas comunidades celebrando la misa vía streaming en catedrales, parroquias, santuarios… sentimos a la Iglesia cercana y a Jesús presente.

 

Las fotos de los fieles en una parroquia en Italia

Que no dejen solo al santo pueblo fiel de Dios

Ante el cierre de iglesias y la cancelación de todas las misas con fieles, el Papa pidió a los sacerdotes que se estrujaran el cerebro para encontrar modos de estar cerca de la gente, de no dejar solo al santo pueblo fiel de Dios.

El Papa fue el primero en predicar con el ejemplo. Abrió las puertas de su residencia de Santa Marta a las cámaras de televisión para que su misa cotidiana se pudiera seguir en streaming, día a día. Reza en cada misa por un grupo afectado por el coronavirus y las medidas para contener la pandemia y evitar así el colapso de los sistemas de salud; por los doctores y sacerdotes muertos al ayudar a enfermos de Covid-19; por quienes están en dificultades económicas debido al coronavirus; por las víctimas del coronavirus y sus familias; por las familias encerradas en casa; por los médicos y trabajadores de la salud que están dando sus vidas…

Mientras que en algunas diócesis aún se discutía sobre los aspectos teológicos de oficiar una misa en streaming, el Papa simplemente ya la hizo. Y muchos sacerdotes, entre ellos también sacerdotes diocesanos de Schoenstatt y padres de Schoenstatt, la hicieron también.

La emergencia sanitaria ha disparado la creatividad de sacerdotes y laicos, y hemos podido ver escenas como la del que confiesa a distancia en la calle o la del que pidió a sus feligreses una foto para colocarla en los bancos de su iglesia. Así rezará por ellos y reducirán distancias simbólicamente.

 

Santuario de  Belmonte, Roma

En el santuario de Schoenstatt de Belmonte, Roma, colocaron fotos de miembros de la familia italiana, para sentirse “juntos en el santuario”. Lo mismo se hizo en el santuario de Múnich, Alemania. En el santuario de Waldstetten, Alemania, pidieron fotos de los santuarios hogares para ponerlas en el santuario.

El 25 de marzo, en Encarnación, Mons. Francisco Pistilli salió a la calle con la estatua de la Virgen de Encarnación – sin la gran procesión, la multitud de fieles, la música y las banderas de siempre, pero transmitido en vivo y con la bendición especial de los hospitales.

María Paz Leiva ya nos contó del párroco que subió al campanario para bendecir su barrio con el Santísimo. Así lo hicieron muchos sacerdotes en Uruguay, Perú, Chile… Hay sacerdotes que sobrevuelan ciudades en helicóptero y bendicen a sus fieles y a todas las personas que luchan por su salud. Desde el Cristo del Desierto, una imagen que contempla la zona de El Loa, en Antofagasta (Chile), el obispo Óscar Blanco Martínez rezó y pidió su bendición, con el Santísimo, tanto por los locales como por el resto de las personas afectadas por la pandemia del Covid-19. Las imágenes impactantes del Cristo Redentor en Río de Janeiro, iluminado con las banderas y nombres de las naciones afectadas, se han grabado ya en la memoria colectiva de estos tiempos de una Iglesia en salida virtual.

Además, se han creado catequesis, meditaciones, prédicas, oraciones en apps, webs o canales de YouTube – y como en tiempos normales, hay que elegir y discernir qué y cuánto hace bien al alma en cada momento.

 

Mons. Francisco Pistilli, 25.03.2020

Me he sentido esta semana especialmente cerca del Santuario Original gracias a la misa diaria”

“Me he sentido esta semana especialmente cerca del Santuario Original gracias a la misa diaria”, comenta Laura Solís, de Guatemala. Nunca ha estado físicamente en el Santuario Original, pero esta semana pudo visitarlo cada día – para hacer adoración, para participar en la misa, para rezar. Lo más impactante para ella es la misa, en español, desde el Santuario Original.  “Preciosa iniciativa la de la cámara en vivo. Desde nuestro santuario-hogar nos unimos a todo Schoenstatt en la misa”.

La creatividad pastoral del rector del Santuario Original regaló a cientos y cientos de schoenstattianos la posibilidad de “ir a misa” en el Santuario Original todos los días, en alemán por la mañana de Europa y en español (y en inglés los martes) por la tarde de Europa/mediodía de América. Una cámara web transmite en directo e ininterrumpidamente la imagen del interior del santuario desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche.

Como en todos los demás santuarios donde se transmite la misa en vivo, y son cada día más, la celebración de la santa misa en el santuario original es a puerta cerrada y con la sola presencia del sacerdote y un asistente.

 

El horario de las misas en el Santuario Original es:
Lunes a sábado

8:00 AM, en alemán
5:00 PM, en español y los martes en inglés

Domingos 

9:00 AM, en alemán
5:00 PM, en español

Atención para los que visitan virtualmente desde fuera de Europa: el domingo 29 de marzo Europa cambiará a horario de verano, mientras que varios países de Sudamérica cambiarán a horario de invierno estas semanas. Será necesario recalcular el horario, pues se amplía la diferencia por una o dos horas. Una forma práctica de hacerlo es teclear en Google “qué hora es en Vallendar” y la respuesta será la hora en el Santuario Original en ese momento.

Enlace a webcam del Santuario Original 

Tuparenda

Desde tantos santuarios

Los Olmos, Pilar, Argentinien

Crece y crece el número de santuarios que transmiten, en vivo, una misa los domingos o incluso diariamente, y la acompañan con ideas creativas para crear comunidad, despertar esperanza y mostrar cercanía.

El santuario de Madrid en Serrano reúne todos los días unos 400 o más fieles de España y más allá. Varias veces las lecturas y las intenciones se leen desde las casas de las familias, por jóvenes, por madres y padres. El boletín semanal de Schoenstatt Madrid ahora se emite diariamente para comunicar los enlaces a YouTube para las misas, y cada día cientos de fieles frente a las pantallas, junto a los padres de Schoenstatt, se unen en la jaculatoria: Reina de la salud, ruega por nosotros, Reina de la salud, cuenta con nosotros.

En este tiempo de cuarentena, el P. Marcelo Gallardo celebra la misa diaria cerca de la construcción suspendida del futuro santuario de Los Olmos, en Pilar, Argentina, y la comunidad participa vía Instagram. Se prevé, y ojalá sea así, que este santuario sea bendecido el 7 de noviembre. “¡Nos unimos a Los Olmos! Algo querrá la Mater”, comenta Alejandra Kempf, desde Santa Cruz de la Sierra, donde tuvieron que posponer la tan anhelada bendición del santuario, prevista para el 9 de mayo. Ahora confían en “la fecha de la Mater”. Ella dispondrá. “Es la segunda vez que cambiamos la fecha. La primera fue por las elecciones, que posiblemente también se reprogramen. Si han podido seguirnos en los artículos, la conquista ha sido un poco «complicada», desde la forma en que llegó nuestra imagen desde Chile (convulsionado), Bolivia recuperando la democracia con 21 días en paro cívico y ahora el coronavirus. Seguiremos en oración permanente, hasta los tiempos de Dios. Por lo pronto #nosquedamosencasa y #permanecemosfieles”, escribe Roberto Henestrosa. “Ánimo”, les dice Gonzalo Vega, de Costa Rica, donde saben lo que es esperar a un santuario. “Será el primer santuario filial bendecido después del tsunami del coronavirus…”

En Tuparenda, ofrecen enviar las intenciones, vía web, para las misas diarias que se transmiten en Facebook. “Los novicios en Mendoza hicieron un formulario parecido, eso me dio la idea…”, comenta el P. Pedro Kühlcke.

Desde Lisboa, Asunción, Austin (Estados Unidos), San José (Costa Rica), Querétaro (México) y Monterrey (México) se transmiten misas.

“Lo de las misas ha tenido un efecto genial. La Misa de Niños que celebré en el santuario esta mañana, tuvo más de mil seguidores”, comenta el P. José Luis Correa, Costa Rica.

Cada tiempo puede transformarse en tiempo de gracias.

Lectura durante la Misa Dominical en Madrid, Serrano

“De santuario hogar a santuario hogar”

Surge un nuevo saludo entre schoenstattianos: “Te saludo, de santuario hogar a santuario-hogar”.

Andreza Ortigoza, directora ejecutiva de Dequeni, dice: “Qué lindo, de santuario hogar a santuario-hogar. Ves allí la coronita de Dequeni… Desde casa consagrando al mundo, al Paraguay y a las familias… Bajo tu amparo nos acogemos, Santa María MTA, que bajo tu manto santo nos cobijas… Todo está bien, ‘nada sin ti, nada sin nosotros’, #quedateencasa.  Por WhatsApp rezamos diariamente el Ángelus con los compañeros de trabajo”.

“Una consideración puede también ayudarnos”, escribe el P. José Luis a la familia de Schoenstatt de Costa Rica. “Vincularnos en y a través de nuestros santuarios-hogar y santuarios-habitación al santuario filial. La casa de los creyentes fue desde el principio del cristianismo una Iglesia doméstica, ‘casera’. Por eso estar o quedarse en casa no es privarse de recibir las gracias que normalmente nos da Dios en los templos, parroquias, catedrales, basílicas y santuarios”.

“Desde nuestra casa… cuidándonos y pidiendo a Dios que nos dé la fortaleza para sobrellevar estos momentos en los que Él nos está haciendo una corrección fraterna de que somos pequeños y que lo más grande que existe debe de ser nuestra fe y nuestra entrega a nuestro esposo y a nuestros hijos…”, escribe Fabiola Lacayo, de Costa Rica. “He estado sintiendo que Dios, junto a nuestra Mater, nos recuerdan que ‘volvamos nuestros ojos a ellos’ como pequeños niños y que, en la simpleza de oír el viento, los pájaros y el silencio los escuchemos a ellos”.

 

Costa Rica

La Peregrina se queda… no, no en casa, sino en la cárcel

Venezuela

Una misionera de la Campaña de la Virgen Peregrina en Venezuela comparte: “La Mater, antes de que se declarara la cuarentena en Venezuela, fue a acompañar a un par de hermanos que tienen dos años presos injustamente. Dos días después de su llegada a la cárcel junto a ellos, Gabriela fue liberada, para gloria de Dios y de la Mater. Ahora, la Mater sigue con ella para seguir orando por su hermano, pero con lo de la cuarentena todo se ha detenido. Sin embargo, confiamos en que la Madre, Reina y Victoriosa, Madrecita laboriosa, amorosa y tierna sabrá abrirle las puertas a Manuel muy pronto, porque para Dios nada es imposible y la Mater es una gran intercesora”.

La Peregrina no se queda en casa. Se queda en la cárcel.

 

 

 

 

 

 

Iglesia y Schoenstatt en salida en tiempos del streaming. Surge algo nuevo.

Alianza de amor en tiempos de coronavirus – todos los artículos

Etiquetas: , , , , , , ,

2 Responses

  1. Nunca estar aislados nos había unido tanto. Nuestros santuarios hogar «echan humo». Todos en salida, sin salir de casa, inventando cada día algo nuevo y llenando las vasijas del capital de gracias.

  2. Todo el mundo convulsionado y temeroso. Los distintos paises con precaución y extremos cuidados. Las familias volvimos a la fuente: el Hogar. Todo lo material que tenemos perdió su valor y recuperamos lo esencial…LA FAMILIA.
    ¡Buen Padre Dios, cuida de nuestros enfermos, de nuestros cuidadores de la salud, de nuestros policías, de nuestros servidores de lo esencial y de todas sus familias para que podamos atravesar esta peste con su cuidado.
    ¡Que podamos, luego que todo pase, VOLVER A LA FUENTE, dejando de lado toda trivialidad!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *