Publicado el 2020-06-02 In Alianza de Amor Solidaria en tiempos de Coronavirus, Alianza solidaria

Recemos por El Salvador

EL SALVADOR, Maria Fischer •

El domingo 31 de mayo, la tormenta Amanda dejó una estela de destrucción y muerte a su paso por el norte de Centroamérica, donde 18 personas murieron e incontables casas y carreteras fueron arrasadas, especialmente en El Salvador, el país más castigado. Según cifras oficiales divulgadas en San Salvador, el meteoro afectó a 24.125 familias, cuyas viviendas fueron destruidas total o parcialmente. También se reportaron 154 derrumbes, de los cuales 83 «son de gravedad», por lo que el tráfico se encontraba restringido. ¿Cómo están los schoenstattianos en El Salvador? ¿Y que podemos hacer para el pueblo afectado por el desastre natural en plena pandemia? —

“Toda la familia está bien gracias a Dios”, confirmó Isidro Pereira, de Costa Rica, trabajando con su mujer Patricia para la fundación de Schoenstatt en El Salvador. “Muchas gracias por estar pendientes. Nosotros todo bien, pero el país si ha sufrido mucho lastimosamente”, comentó René López, del primer grupo de familias de Schoenstatt en el país.

Hablamos con Lee Aguiñada, coordinador de Schoenstatt en El Salvador: “No ha parado de llover en toda la noche. Lastimosamente después de la tormenta tropical Amanda y los estragos que hizo el fin de semana, entró una onda tropical, no tan intensa como la otra, pero el nivel de agua acumulada es muy alto y hay mucho peligro en zonas en riesgo. Ahora mismo en San Salvador se ha calmado la lluvia, pero en otros departamentos sigue. Estamos unidos en oración. Gracias por estar pendientes”.

En Costa Rica, país vecino y muy vinculado con todos los países de Centroamérica en plena fundación de Schoenstatt, se están ofreciendo las misas y el rosario por Centroamérica, no sólo por la tormenta, que ya entró en Honduras, sino también en general por la situación de la pandemia; porque ya ningún hospital ni público ni privado tiene camas para atender casos de Covid, ni ningún otro. Los casos se disparan. ¡Dios nos proteja a todos! El lunes se rezó por Panamá, hoy martes por Honduras, mañana por Nicaragua (ni hablar de su situación), el jueves por El Salvador, el viernes por Guatemala y el sábado por Costa Rica. Así nos informan Luli Rosabal y Michelle Ramírez.

Nos unimos con nuestros hermanos centroamericanos

Muchos miembros del equipo de Schoenstatt.org, que este mismo 31 de mayo habían renovado su alianza solidaria y compromiso con la misión de Schoenstatt.org, inmediatamente comenzaron a rezar por los schoenstattianos y por todo el pueblo de El Salvador – desde España, México, Alemania, Argentina, Chile, Paraguay, Sudáfrica, Venezuela, Panamá…

“En plena pandemia, crisis, hambre, falta de trabajo… uno mira apenas su entorno”, admite una colaboradora chilena. “Me pongo en oración”.

 

Etiquetas: , , , , ,

1 Responses

  1. Que Deus tenha misericórdia com este povo tão sofrido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *