Publicado el 21. julio 2018 In Alianza solidaria

Recemos con toda la iglesia para el pueblo de Nicaragua

NICARAGUA, agencia Fides y redacción •

La tensión en Nicaragua no se alivia después de la celebración del 39º aniversario de la revolución sandinista que marcó el final del dictador Anastasio Somoza. En la celebración del 19 de julio no hubo la gran masa de gente como en otros años, y el presidente Daniel Ortega describió una situación de conflicto completamente ajena a la realidad, acusando a los obispos de Nicaragua de ser “conspiradores” y “golpistas “, y añadió irónicamente:” Pensé que eran mediadores, pero le pidieron al Presidente que saliera, son parciales, han manobrado un golpe de Estado contra el gobierno”.—

Luego, el presidente acusó a la comunidad católica: “Nunca han convocado manifestaciones pacíficas, y si la policía entró en las iglesias es porque son cuarteles, ocultan armas”.

Desde el 18 de abril se registran en Nicaragua manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007 y reelegido en 2016 en unos comicios cuestionados por la oposición. En enero de 2014 la Asamblea Nacional aprobó la reelección indefinida del exguerrillero. Las manifestaciones han sido reprimidas por policías y paramilitares, con más de 300 muertos.

A pesar de que la Iglesia participa como mediadora y testigo en el diálogo nacional convocado por Ortega, grupos afines al Gobierno atacaron el 9 de julio al Cardenal Leopoldo Brenes, al Nuncio Apostólico, Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, y a Mons. Silvio Báez, durante una visita pastoral a Diriamba.

La Arquidiócesis de Managua (Nicaragua) denunció que paramilitares y policías atacaron durante toda la noche del 14 de julio la parroquia Divina Misericordia, donde estaban refugiados varios estudiantes, provocando la muerte de un joven y dejando varios heridos.

Al día siguiente el auto del Obispo de Estelí, Mons. Abelardo Mata, fue atacado por turbas oficialistas. El Prelado se refugió en una casa cercana y pudo regresar a su diócesis gracias a la intervención del Cardenal Brenes.

El domingo 22 de julio recemos todos por Nicaragua

La reacción de la comunidad católica es internacional: varias Conferencias Episcopales han organizado jornadas de oración y ayuno por Nicaragua, el CELAM ha convocado a todas las Iglesias de América Latina a celebrar el domingo 22 de julio como día de oración por Nicaragua: ” El próximo domingo, 22 de julio, es nuestro deseo y pedimos que en todas nuestras celebraciones, en todas las comunidades de creyentes de todos nuestros países, se eleve una oración especial para el pueblo de Nicaragua “, reza el texto enviado a la Agencia Fides.
Hay muchas organizaciones católicas que han expresado su solidaridad con la comunidad católica y el pueblo de Nicaragua: la Agencia Fides recibió, entre otras, las declaraciones del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (CCEE), de la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR), de diversos órdenes religiosas y congregaciones, como los Redentoristas, que tienen misioneros que comparten los sufrimientos del pueblo nicaragüense en algunas parroquias que han sido atacadas.

Podemos agregar a eso el llamado del P. José Luis Correa con la familia de Schoenstatt de Costa Rica a unirse en oración con el pueblo de Nicaragua, donde  el primer grupo de matrimonios se está preparando a sellar la Alianza de Amor.

Imagen circulando en Nicaragua: “El Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, sigan cubriendo a nuestra patria y a los señores Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, quienes en la misión encomendada acompañan al pueblo y lo seguirán acompañando, anunciando la esperanza y denunciando las injusticias.

Costa Rica abre los brazos para recibir refugiados de Nicaragua

A nivel político, varios países se han declarado a favor de la mediación de los Obispos para seguir el camino democrático del diálogo y encontrar una solución pacífica. La Organización de los Estados Americanos también se ha pronunciado a este respecto de la misma manera (ver Fides 19/07/2018).
Desafortunadamente, la violencia del gobierno continúa y en algunos lugares logra imponer el terror y el miedo, hasta el punto de que las familias comienzan a pensar en abandonar el país como una solución extrema. Costa Rica, un país fronterizo con Nicaragua, ha abierto dos sedes para dar cabida al creciente número de migrantes que huyen de Nicaragua. Según el canciller Epsy Campbell, en la última semana, todos los días “entre 100 y 150 personas han llegado por primera vez a Costa Rica”.

 

En alianza solidaria con Nicaragua, desde Costa Rica y todo Schoenstatt

Etiquetas: , , , ,

1 Responses

  1. Hermanas y hermanos de Nicaragua: el Dios Trino y la Santísima Virgen, nuestra amada Madre Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt los bendigan, protejan y les regalen la paz que su pueblo tanto anhela. La fuerza de la oración desde todos los diferentes santuarios de Schoenstatt repartidos en el mundo, ermitas, santuarios hogares, los acompaña en estas horas de dolor. En mi santuario hogar en Viena, Austria, una velita está prendida por Nicaragua y los acompaño con mi oración.
    Un abrazo unidos en alianza solidaria,
    Tita Ravera de Andras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *