Publicado el 1. julio 2018 In Alianza solidaria

En alianza solidaria con Nicaragua, desde Costa Rica y todo Schoenstatt

NICARAGUA/COSTA RICA, Gonzalo Vega con Maria Fischer •

La situación en Nicaragua, día con día, se agrava. El  P. José Luis Correa ha escrito a los schoenstattianos,  próximos a hacer la Alianza de Amor, los primeros nicaragüenses, para darles aliento y animo en esta situación.—

Hace ya varios años, la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt está presente en Nicaragua. En abril de 2016, el P. José Luis Correa y dos matrimonios de Costa Rica, Ronald y Giovanna Sauter,  y Gonzalo e Ileana Vega, estaban por primera vez en Nicaragua. De esta visita,  y el apoyo continuo de la familia de Schoenstatt de Costa Rica, se han formado dos grupos.  Varios matrimonios de Costa Rica los visitan con regularidad para colaborar en el proceso de fundación, tal como se hace también en Guatemala, Panamá y El Salvador. En Guatemala hay tres grupos de matrimonios, dos en El Salvador y en Panamá,  la Rama de Madres, Juventud y un grupo de matrimonios. En todos estos países, como además en Honduras, la Campaña está presente hace tiempo.

Un pueblo que necesita nuestra solidaridad

Las oraciones para Nicaragua son muy relevantes y necesarias…En los últimos dos meses han muerto más de 200 jóvenes y hay más de 1.300 heridos por fuerzas de represión del gobierno. El país esta semi-paralizado…

En esta situación, los hermanos del Movimiento de Schoenstatt de Nicaragua, reciben un saludo de solidaridad,   “desde el Santuario Familia de Esperanza, en San José de Costa Rica, primer Santuario de Schoenstatt en Centroamérica”,  del P. José Luis Correa, Asesor de Schoenstatt Centroamérica “para expresarles nuestra cercanía espiritual en estos tiempos tan convulsionados que azotan vuestro país.”

Reina de la paz

A continuación   transcribimos la carta:

“Queremos unirnos al episcopado nicaragüense en sus gestiones por la paz, unirnos a las víctimas de la violencia y del odio. A ese odio que produce la acción del demonio,  queremos reaccionar como el Evangelio nos lo pide: con amor y perdón;  con búsqueda de soluciones justas, pero sin revanchismo.

Varios de ustedes se encuentran preparándose para sellar la alianza de amor con la Mater. Por la vinculación a la Santísima Virgen María sabemos que, en virtud de la fuerza del amor, hemos de esforzarnos por asemejarnos a Ella. Por eso le decimos una y otra vez:

“Aseméjanos a ti y enséñanos a caminar por la vida tal como tú lo hiciste: fuerte y digna, sencilla y bondadosa, repartiendo amor, paz y alegría.

En nosotros recorre nuestro tiempo preparándolo para Cristo Jesús. Aunque nos amenacen el mundo y el Demonio, o tempestades se ciernan sobre nosotros, tú vences todos los peligros y nos concedes tu inmenso poder. 

Tu corazón, puerta del cielo, es siempre nuestro seguro amparo. Nunca pereceremos si somos fiel instrumento tuyo;  nos ayudas en todo instante para que demos abundantes frutos.[1]

Como schoenstattianos sabemos por experiencia que en grandes pesares la Virgen intercede ante su Hijo Jesús y acude en nuestro auxilio en nuestras necesidades. Por eso la coronaremos como Reina de la Paz.

Como preparación a la coronación, los invito a rezar a diario una oración compuesta por el fundador de Schoenstatt durante la primera Guerra Mundial y así conquistar la corona para la Mater:

“Madre, con tu Hijo Divino desciende a los caminos de nuestra patria para que, siguiendo vuestras huellas, encuentre la paz verdadera y estable. 

Patria, sólo tendrás salvación si, en amor, te unes a María y a su Hijo. Amén.”[2]

¿Qué tal  unirnos desde nuestros santuarios y ermitas a esta oración solidaria?

 

 

[1] P. José Kentenich, en: Hacia el Padre, estrofas 609 a 611.
[2] P. José Kentenich. Oración compuesta durante la 1ª. Guerra Mundial. En: Hacia el Padre, estrofa 628.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *