Publicado el 6. abril 2017 In Alianza solidaria

Unidos por la Misericordia, ¡Tucumán en solidaridad!

ARGENTINA, Silvia Sibay •

Llueve casi permanentemente en Tucumán. En el sur de la provincia el agua no perdona y comienza a subir rápidamente, cubriendo campos y anegando casas. ¡La situación es desesperante!

Y es entonces cuando la solidaridad del pueblo se pone en movimiento. Siempre el hermano sale en ayuda del hermano, antes que la autoridades gubernamentales tomen medidas preventivas.

Botes, lanchas, vehículos, puestos a disposición de quienes lo necesitan.

Más de 5000 personas en centros para evacuados y muchísimos más viviendo en carpas improvisadas al costado de las rutas. Otros, en los techos de sus casas, porque no quisieron abandonarlas.

Perdieron todo, tienen sólo lo que llevan puesto y saben que cuando baje el agua, no encontrarán nada en los que fueron sus hogares.

Comienza a llegar ayuda. Unos envían comida, otros se ponen a disposición para colaborar según las necesidades de cada caso.

a la derecha: Germán Daud

Misericordiosos como el Padre, salgamos al encuentro

Por whatsapp, recibimos un mensaje en el grupo Schoenstatt: «Hermanos, realmente estoy muy acongojado por lo que están viviendo nuestros hermanos en Lamadrid, y como no quiero quedarme sólo en palabras, estoy organizando en forma independiente y con quien se quiera sumar, un grupo para ir esta tarde/noche a cocinar un guiso o algo por el estilo, para darles de comer a cuantos más pueda. Recién empiezo pero ya conseguí una camioneta para ir, también leche en polvo, pan y agua. Mi idea es llevar la mayor cantidad de cosas y además cocinar. ¡Los que puedan ayudarme…!».

El que mandaba el mensaje era Germán Daud, instrumento de Dios y la Mater, para movilizar a los schoenstattianos tucumanos en esos críticos momentos. Y fue inmediata la respuesta de la Familia: una camioneta puesta a disposición, donaciones de alimentos, bidones de agua, dinero para combustible, pan…

Las misioneras, las madres y los amigos fueron convocándose para cocinar y dejar todo listo para el traslado. Otros averiguaban rutas por las que se podía llegar y lugares donde distribuir los alimentos.

Los Santuarios Hogar, centros de oración permanente

Cuando partieron las dos camionetas, el resto de la familia quedó rezando en sus Santuarios Hogar por los damnificados y por los hermanos que estaban en camino, ya que, en realidad, no había seguridad de que las rutas estuvieran habilitadas, porque el agua subía permanentemente.

A las 2 de la mañana llegó otro mensaje avisando que habían repartido todo y estaban recién de regreso.

¡Gracias, Mater, por permitirnos ayudar como Familia!

¡Esto recién comienza! ¡Estamos unidos para continuar al servicio!

¡Tucumán necesita de la oración de todos!

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) difundió el martes 5 de abril una carta del papa Francisco dirigida a monseñor José María Arancedo, presidente de la CEA, en donde le expresa su dolor por la noticia de los graves daños que las lluvias torrenciales de los últimos días han provocado en numerosas provincias del país.

Texto del mensaje del Santo Padre

Mons. José María Arancedo
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz
Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina

He recibido con dolor la noticia de los graves daños que las lluvias torrenciales de los últimos días han provocado en numerosas provincias del país. Te pido, querido hermano, que hagas llegar mi cercanía espiritual a todas esas miles de personas que han tenido que ser evacuadas, muchas de ellas viendo cómo se perdía en un momento todo lo que tenían: hogar, bienes, recuerdos familiares … , fruto de tantos años de sacrificio y trabajo.

Deseo también acompañar con mi oración y mi palabra de aliento a los hermanos obispos, sacerdotes y fieles de tantas parroquias que, en estos momentos de necesidad, se desviven por estar cerca de su pueblo; así como a las autoridades, instituciones y voluntarios, para que colaborando entre sí con espíritu de unidad lleven a todos los afectados un testimonio de fraterna solidaridad.

Los encomiendo a todos a la intercesión de nuestra Madre la Virgen, para que ella los cuide y proteja siempre, y les imparto de corazón la bendición apostólica.
Francisco.+

Etiquetas: , , , , ,