Publicado el 2016-07-14 In Alianza solidaria

Pray for Nice – Betet für Nizza – Recemos por Niza

Our heart and our prayers in our Shrines go out to the victims of the cruel attack in Nice, to their friends and family, to helpers, doctors, police… God, have mercy!

Nuestras oraciones en los Santuarios para las victimas del ataque horrible en Nice, sus amigos, sus familias, los médicos, policia… Dios, ten piedad.

Unsere Gebete im Heiligtum für die Opfer des furchtbaren Anschlags in Nizza, für ihre Freunde und Familien, die Helfer, die Ärzte, die Polizisten… Gott, hab Erbarmen!

#prayforNice

CnXGW-SWcAEq7xp.jpg large

Papa Francisco: Participación, solidaridad

El Director de la Sala de Prensa del Vaticano, P. Federico Lombardi, señaló que el Papa Francisco expresa su solidaridad con el sufrimiento de las víctimas y toda Francia, además de condenar toda “locura homicida”, tras el atentado de Niza que hasta el momento ha cobrado la vida de unas 80 personas y que ha dejado a otras 100 heridas.

En una declaración dada a conocer por Radio Vaticana este 15 de julio, el P. Lombardi afirmó que “hemos seguido esta noche, con grandísima preocupación, las terribles noticias que venían de Niza”.

“Manifestamos entonces, de parte del Papa Francisco y nuestra, toda la participación y solidaridad en los sufrimientos de las víctimas y de todo el pueblo francés, en aquel que debía ser un gran día de fiesta”, prosiguió el sacerdote jesuita.

“Condenamos de la manera más absoluta toda manifestación de locura homicida, de odio, de terrorismo, de ataque contra la paz”, concluyó el vocero del Vaticano.

Una tinaja de solidaridad en el Santuario internacional en Roma

El P. Daniel Lozano, rector del Santuario internacional de Schoenstatt en Belmonte, Roma, en estos momentos pone una tinaja de solidaridad al Santuario. Estamos todos invitados a dejar en esta tinaja, virtualmente, nuestras oraciones, pedidos, ofrecimientos para las victimas de Niza. En la Misa de alianza el 18 de julio, ofreceremos, todos juntos, todo este capital de gracias por Francia y por todas las victimas de guerra y ataques de terror.

Oremos también por todos aquellos que perdieron su vida esta noche en Turquía.

La Alianza de Amor es más fuerte.

 

Fotos: Twitter

Etiquetas: , , , , , , , ,

3 Responses

  1. Ayer agregué un comentario desde el móvil, pero algo falló.
    La Providencia no permitió un comentario «en caliente».
    Ayer estaba Niza en nuestro santuario hogar. Rezamos por los muertos, los que han pasado «al otro lado» y necesitan de las oraciones de todos; por sus familias; por esa niña, que perdió su muñeca…todos hemos visto la imagen de una pequeña manta tapando un pequeño cadáver y al lado la muñeca, la muñeca, que un desalmado arrancó de las manos de su dueña. Rezamos también por los heridos: los que morirán a causa del atentado y los que sobrevivirán con secuelas. Rezamos por todos los que de forma anónima ayudaron en los momentos de pánico: gente que salvó la vida y ayudó a los heridos; policías, personal sanitario, médicos…rezamos por los que sufren y por los que colaboran y ayudan.
    Y nosotros seguimos rezando. Y pedimos un imposible: que se transforme el corazón de los desalmados, de los terroristas, de los que odian y matan. Para Dios nada hay imposible…seguimos rezando.
    Y no hemos acabado de rezar por Niza y nos encontramos a Turquía en el santuario hogar. Esta vez no es un atentado, es un golpe de estado ¿y qué más da? han muerto más de 200 personas. Hay más de 200 familias que lloran a sus muertos. Lloran y sufren, se alegran y se ríen por las mismas cosas que nosotros. No los conocemos. Aguna de sus caras saldrá en la pantalla y la olvidaremos, con la misma rapidez con la que pasan las imágenes.
    Y nosotros seguimos rezando.
    ¿Qué nos encontraremos mañana en nuestro santuario hogar?
    Todos los días encontramos la Misericordia divina. Esa misericordia, que nos permite dar gracias. Nos permite ver pequeños destellos de la bondad de Dios en nuestro prójimo. Esa misericordia que nos recuerda que Dios es bueno y nos quiere libres, fieles, alegres…agradecidos.
    Y nosotros seguimos rezando.

  2. Ayer cuando llegué del trabajo leo un mensaje de mi hermana: ¿te enteraste de lo de Niza? No, no estoy mirando noticiosos ni escuchando la radio. Llegué a un punto de intoxicación de noticias, de vivir alterada, de hacerme problemas que no puedo solucionar. Pero en cuanto me enteré quise saber qué había pasado. El horror, una vez más. Encendí mi vela en el Santuario Hogar, puse mi oración en mi vasija. Lo único que nos queda y que nadie podrá quitarnos es la ORACIÓN. Como dice el Evangelio: «Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos.». (Mateo 5, 43-45).
    ¿Cómo nació el rezo del Santo Rosario? No claudiquemos en la oración. ¿Qué quiere decir orar por las víctimas? Oremos por los que sufrieron el ataque, sí, por sus vidas, por sus familiares. Pero oremos por las otras víctimas, presas del odio que provocan estos ataques. Oremos por sus familias que también sufren porque sus hijos están caminando por la senda equivocada. El año pasado, luego de los ataques en París, me llegó un texto de una carta a un terrorista de un hombre que perdió a su esposa en uno de esos ataques. En un párrafo dice: «No tendrás mi odio». Aquí el texto http://catholic-link.com/2015/11/17/mensaje-terroristas-hombre-perdio-esposa-ataques-paris/.
    Y yo los invito a decir: «No tendrás mi odio…tendrás mi oración».

  3. Dios Padre todopoderoso, en mi santuario hogar arde una vela y me uno en alianza solidaria por todos los muertos y heridos de Niza. Haz que el mundo vuelva su corazón hacia tu corazón y así triunfe el amor sobre el odio, la unión sobre la división. Matercita, intercede por este mundo que está sufriendo tanto terror. Tu nos prometiste en Fátima: «Mi corazón inmaculado vencerá», que así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *