Publicado el 22. marzo 2016 In Alianza solidaria

En oración por las victimas de Bruselas, sus familias y amigos, los médicos, policías, periodistas…

Redacción •

Otra vez más. Otra vez más victimas inocentes que perdieron su vida o resultaron gravemente heridas. Otra vez familias y amigos en dolor. Otra vez médicos, policías, sacerdotes, periodistas que trabajan más allá del cansancio para salvar vidas, para consolar, para dar seguridad, para difundir menos pánico y más claridad…

Que todos seamos Bruselas. Unidos en oración, en solidaridad, en capital de gracias, en tristeza.

Estamos en Semana Santa. El Vía Crucis de Jesús no es una cuenta de aquel tiempo. Es hoy. En Bruselas y en tantos lugares en donde el odio y el fanatismo acaban con la vida, la salud y los sueños de las personas.

«A través de todas las épocas,
por múltiples caminos,
vas cargando la cruz,
flaqueando y despreciado.
Lo que tu Iglesia

y tu pueblo, Dios,

sufre en persecuciones

y ataques terroristas, ataques de odio

es la cruz que ponen en tus hombros. (HP253)

Dios mío, ten compasión de tu pueblo.

10:00 hs.: El Presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez,

ha remitido una carta de condolencia al arzobispo de Malinas-Bruselas, Mons. Josef De Kesel. El cardenal, en nombre de los obispos de la CEE, le transmite «nuestros sentimientos de condolencia ante unos hechos que atentan contra el sagrado tesoro de la vida humana y dañan gravemente todos los derechos inherentes a nuestra naturaleza».

12:00 hs.: El Papa Francisco ha enviado un telegrama de condolencias al Arzobispo de Malines-Bruselas, Mons. Jozef De Kesel,

a través del Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin, con motivo de los brutales atentados terroristas cometidos esta mañana en Bruselas (Bélgica) que han provocado hasta el momento 34 muertos y decenas de heridos.

“Al conocer los ataques en Bruselas, que afectan a muchas personas, Su Santidad el Papa Francisco confía a la misericordia de Dios a las personas que han perdido la vida y a sus allegados, a través de la oración por la muerte de sus parientes”.

“Expresa su profunda simpatía a los heridos y a sus familias y a todos los que contribuyen a su auxilio, pidiendo al Señor que les lleve consuelo en esta prueba”.

El texto también señala que “el Papa vuelve a condenar la violencia ciega que causa tanto sufrimiento e implora a Dios el don de la paz, invocando sobre las familias de las víctimas y sobre los belgas el beneficio de las bendiciones divinas”.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,