Publicado el 15. marzo 2015 In Alianza solidaria

En alianza solidaria con… Vanuatu, Siria, Irak, Venezuela, Nigeria, Argentina, Chile, Ucrania

mda. «Con dolor, con mucho dolor…», dijo el Papa Francisco en el Ángelus del domingo 15 de marzo, «he conocido los atentados terroristas de hoy contra dos iglesias en la ciudad de Lahore en Pakistán, que han provocado numerosos muertos y heridos. Son iglesias cristianas. Los cristianos son perseguidos. Nuestros hermanos derraman la sangre sólo porque son cristianos. Mientras aseguro mi oración por las víctimas y por sus familias, suplico al Señor, fuente de todo bien, el don de la paz y la concordia para aquel país, y que esta persecución contra los cristianos que el mundo busca de esconder, termine y sea la paz». Estemos «unidos en oración por toda esta gente que tanto sufre, también con nuestro Santo Padre que hoy pidió por los cristianos que mueren en Pakistán simplemente por el hecho de ser cristianos…», comenta pocos minutos después Gisela Ciola, de Trento, Italia. En alianza solidaria, como y con Francisco, como schoenstattianos en red.

Vanuatu

Después de la oración mariana, el Papa mostró su cercanía a la población de Vanuatu, en el Océano Pacifico, por el reciente ciclón que han vivido. Agradeció a las personas que están ayudando a los afectados llevando ayudas, y aseguró que reza por los difuntos, por los heridos y por las personas sin techo, y: «Agradezco a todos los que han actuado rápidamente para llevar ayudas».

No hay Schoenstatt en Vanuatu. Y es muy posible que ninguno de los lectores de schoenstatt.org, jamás haya estado o conozca a alguien de allí. Un 13% de la población es católica. Lo que importa es que son seres humanos. Seres humanos que han perdido todo, sus casas, sus pueblos, sus rutas, sus ciudades… Un país destruido. Nadie sabe el número de los difuntos y de los heridos.

Todos somos Vanuatu.

Siria e Irak

«No cesan, lamentablemente, de llegar noticias dramáticas desde Siria e Irak, relativas a violencias, secuestros de personas y abusos contra los cristianos y otros grupos. Queremos asegurar a las personas involucradas en estas situaciones que no las olvidamos, sino que estamos cerca de ellas y rezamos insistentemente para que, lo antes posible, se ponga fin a la brutalidad intolerable de la cual son víctimas. Junto con los miembros de la Curia Romana he ofrecido esta intención en la última Santa Misa de los Ejercicios Espirituales, el viernes pasado. Al mismo tiempo les pido a todos, según las propias posibilidades, de trabajar para aliviar el sufrimiento de cuantos están en la prueba, a menudo solamente por la fe que profesan. Recemos por estos hermanos y estas hermanas que sufren por la fe en Siria y en Irak. Recemos en silencio”. Así habló el Santo Padre el domingo pasado.

Todos somos Siria, todos somos Irak.

Venezuela

«Deseo recordar también a Venezuela, que está viviendo de nuevo momentos de aguda tensión. Rezo por las víctimas y, en particular, por el chico muerto hace pocos días en San Cristóbal. Exhorto a todos a rechazar la violencia y a respetar la dignidad de cada persona y la sacralidad de la vida humana, y los animo a volver a emprender un camino común para el bien del país, reabriendo espacios de encuentro y diálogo, sinceros y constructivos. Encomiendo ese amado país a la intercesión materna de Nuestra Señora de Coromoto», nos pide Francisco, también el domingo pasado.

En Venezuela hay ermitas, hay Virgen Peregrina…

Todos somos Venezuela.

Argentina: fuegos y inundaciones

El Papa Francisco envió un saludo de cercanía a las miles de personas afectadas por las recientes inundaciones en diversos puntos del país y les aseguró su “paternal cercanía espiritual” en estas horas de desconsuelo y dolor.

A través de la Nunciatura apostólica, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolín, hizo llegar un telegrama en el que asegura que el Santo Padre reza por el eterno descanso de los fallecidos y expresa su solidaridad con los inundados.  En su mensaje, Francisco también alienta a las instituciones civiles y eclesiales a “prestar con caridad y espíritu de solidaridad cristiana, la necesaria ayuda a cuantos han perdido sus hogares o sus bienes personales”.
Finalmente, Francisco imparte su bendición para los afectados y a cuantos los socorren.

Texto del mensaje
“Su Santidad el Papa Francisco, profundamente apenado por la noticia de las víctimas y los graves daños producidos por las recientes lluvias torrenciales en varias zonas del país, ofrece sufragios al Señor por el eterno descanso de los fallecidos, al mismo tiempo que desea expresar su paternal cercanía espiritual a todos los damnificados y sus familiares.

Asimismo, el Papa alienta a las instituciones civiles y eclesiales, así como a las personas de buena voluntad, a prestar con caridad y espíritu de solidaridad cristiana la necesaria ayuda a cuantos han perdido sus hogares o sus bienes personales.

Con estos sentimientos, el Santo Padre imparte a los afectados y a cuantos los socorren la confortadora bendición apostólica”.

Cardenal Pietro Parolín. Secretario de Estado de Su Santidad.+

Silvia Losada, de Tucumán, escribe: «Mi Tucumán está en emergencia hídrica y social.
El agua arrasó 9 puentes y hay miles de  evacuados en escuelas e instituciones, que perdieron todo.
La solidaridad es permanente, pero desgraciadamente pronostican 40 días más de lluvias.
La zona de nuestro Santuario Jardín de María también está deteriorada. No se puede entrar con vehículos. Hay muchos hermanos sufriendo y peligro de pestes por el agua».

Todos somos Argentina.

Chile

A casi un año del incendio de Valparaíso, hay de nuevo un incendio en esta ciudad. El Gobierno de Chile ha declarado este viernes el estado de emergencia para las ciudades de Valparaíso y Viña del Mar – lugares donde hay santuarios y familia de Schoenstatt –  tras un gigantesco incendio forestal que ya ha destruido varias casas y se encuentra totalmente descontrolado. Ya se ha iniciado la evacuación de unas 16.000 personas.

Todos somos Chile.

Y no debemos olvidar en nuestras oraciones solidarias a los refugiados que mueren en el Mediterráneo, al pueblo de Ucrania, a Nigeria bajo el terror de Boko Haram…

Son nuestros hermanos. Todos.

Etiquetas: , , , , , , ,