política

Publicado el 2022-07-25 In Proyectos, Schoenstatt en salida

El SÍ de un católico en política

COSTA RICA, Mayi Antillón Guerrero*•

Bajo el título: “Qué significa un SÍ de un católico en la política”, el padre David Solano compartió con la comunidad de los católicos con vocación de servicio público en San José, Costa Rica, un espacio de comunión y formación desde la Doctrina Social de la Iglesia. —

Compartir con el padre Solano es abrir un compendio fresco de muchísimo conocimiento, acompañado de ricas historias emanadas de su vasta formación sacerdotal, la que compagina magistralmente con sus estudios y publicaciones en Sociología, donde su último grado académico es de Maestría de la Universidad de Costa Rica.  Es, en su día a día, miembro del Consejo Presbiteral, profesor de Doctrina Social de la Iglesia en la Universidad Católica, director general de la Escuela Juan XXIII y, además, delegado episcopal de la Pastoral Social, para enumerar las más demandantes para él, ya que la lista es mucho más amplia.

La Comunidad de Católicos con vocación de servicio público

Su SÍ fue inmediato, cuando le invitamos y le comentamos que el encuentro sería con la Comunidad de Católicos con vocación de servicio público, que hace 2 años conformamos como parte de los compromisos que Schoenstatt en salida tiene, de ser punto de unión para el diálogo, formación y acción de los católicos que se desenvuelven en el ámbito del servicio público.

La comunidad cuenta ya con 50 miembros, entre los que nos hemos desempeñado en funciones en el pasado, los que se encuentran en la actualidad y los que se preparan para asumir ese llamado.  Nos reunimos con cierta periodicidad para escuchar voces reconocidas que iluminen los desafíos que se presentan en este difícil espacio de la sociedad, en el cual no podemos dejar de participar.

La política está al servicio del bien común de la sociedad

Desde la Doctrina Social de la Iglesia y el Magisterio Social comentó el P. David:

  • Se reconoce la autonomía de la política y la religión, pero las religiones pueden aportar su dimensión ética.
  • Los protagonistas del quehacer político son los laicos.
  • La política debe estar SIEMPRE orientada al bien común.
  • La política está al servicio del bien común de la sociedad, es decir, debe ayudar a garantizar «el conjunto de las condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección

Por lo tanto, concluyó, lo deseable de un católico que se compromete a servir en la función pública debería ser:

  • Procurar el bien común en la vida pública.
  • Impulsar procesos de transformación social, cultural y política
  • Vivir la ética en su función.
  • Defender la igualdad de todos los hombres y mujeres no solo en el discurso sino en la praxis.
  • Ser casa de acogida (no solo recibirlos sino hacer comunidad con los más débiles)
  • Desarrollar la misericordia y la compasión como puntos claves para una espiritualidad de los creyentes centrada en Cristo.
  • Dar fe desde su experiencia y no solo de conceptos.

Mayi Antillón Guerrero es ex ministra de Economía, Industria y Comercio, ex diputada del Parlamento de Costa Rica, coordinadora de la Comunidad de católicos con vocación de servicio público, Schoenstatt en salida, San José, Costa Rica

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.